Sigue mis pasos por email ;)

domingo, diciembre 31, 2006

Babel

Estructura con el típico sello Iñárritu, (quizá lo que más se le eche en cara) con la narración de diferentes historias entrelazadas, y que tienen el denominador común de llevar consigo un aprendizaje. En esencia, el film trata de gente que, bajo ciertas circunstancias, comete errores desastrosos que van a lamentar y que repercuten en otras personas. Babel te recuerda que el amor, compañerismo y sentido de la justicia (los valores humanos, vaya) expresados en mil formas, con mil historias diferentes.. son el lenguaje universal. "Babel" es, como todos sabemos, la paradoja de vivir juntos y no hablar el mismo idioma. En culturas tan distintas, tan lejanas y en las que somos tan distintos...las situaciones que se muestran en la película (adoro la fotografía) a través de los diversos dramas personales nos acerca, no tan sólo a la calidad humana de cada uno, sino a todo su entorno y a lo que tanto cultural como políticamente ello supone. (Aunque la historia que atañe a la familia marroquí fue la que más me conmovió, fue la estadounidense y mexicana la que mayor rabia despertó en mí (todo aquello de la supremacía estadounidense y sus continuos prejuicios que tanto me toca las narices..perdón por soltarlo así) y la japonesa la que más me maravilló por su fuerza visual y actuación de la actriz Koji Yakusho (valga decir que el contraste de culturas al pasar de una historia a otra se hace espeluznante y en esos momentos, es cuando te das cuenta de lo bien buscado que está el título del film y de lo ajenos que a veces vivimos a todas estas realidades)) Pero si en la historia de la torre no se podían comunicar. Aquí, en cambio, nos queda ese nexo invaluable que ya he mencionado (amor y dolor, iguales para todos): el lenguaje único del amor y el dolor: desde la pareja de estadounidenses cuando se besan tras mucho tiempo de vida en común con rencores y tensión, pasando por el amor de una niñera mexicana hacia sus no-hijos americanos.. hasta la reconciliacion entre un padre y su hija adolescente.
Creo que algunos han llamado generalizar demasiado el que la película muestre así la unión entre divergencias tan profundas entre las culturas, o que tan sólo pincele los problemas políticos que sobrevuelan, supeditándolos a las historias personales. Pero..¿qué es para cada uno de nosotros lo más vívido, sino nuestras historias y relaciones personales, que son muchas veces subyugadas a las condiciones del entorno?¿qué es lo que nos hace seres humanos diferentes al resto, sino esa capacidad de dolor, amor y raciocinio superior al resto de especies?¿Qué es lo que nos une a todos, en contra de lo que toda cultura determine, sino nuestros valores humanos, sentido de justicia y amor filial? Esos valores son los que surgen por encima de cualquier noma, estereotipo o prejuicio déspota.

Y, supongo, lo que Babel ha querido ejemplificar de algún modo (Nosotros vs. el entorno que nos aliena a unos de otros).


Gran paradoja si lo piensas..ya que nosotros mismos somos los impulsores de esos factores externos que nos alejan...

Tirar de pelos

Condenada alma torturada la mía.
Siempre ajena al entorno y en busca de la autorrealización.
Me pregunto mil, dos mil, catorce mil veces...y una y otra vez..¿por qué no me enamoraría de alguien más parecido a mí?
¿Por qué no dejar de lado ese sentido de complacencia?¿Por qué no, esta vez sí, el camino empedrado?
Y me tiro de los pelos. Y me resigno. Y sonrío. Y vuelta a empezar.
Hallo el afán de tolerancia que todo lo estropea. Luego me comporto intolerantemente y no duermo a causa del remordimiento. Luego defiendo utopías que, por utópicas, rebotan convertidas en estupidez. Y clamo al cielo, y lloro a la tierra. Y así siempre. El fluir de las cosas, la vida y los ríos..que diría Heráclito.
Como la loca que habla sola, porque ya sólo ella se entiende.
Luego está el sexo, que todo lo absorve, absuelve y consuela. Y aún así, es el sexo agresivo, violento, que hace jirones (aquel tormentoso que busca la calma) el único que quiero.
No me des la ternura que ejemplifico, porque estoy empalagada de ella. Porque me abochorna, me aburre...y su lentitud me intranquiliza.

Y ahora...recomendación personal: Babel
Y Feliz 2007

sábado, diciembre 23, 2006

2007 2007 2007 ....


Ya está. Ya llegaron. Las fiestas de cada año. El balance anual obligatorio. La autoevaluación consecuente.

Ya llegó la cena de empresa (divertida, estrechando lazos, siendo cada vez más partícipe de su estructura social, riendo, normalizando los status, compartiendo anécdotas) Llegó la hora de poner el árbol de Navidad (por favor, seamos un poco festivos), el jamón, el vino, el cava (ah, ¿es que sólo se bebe en estas fechas o_o?), les nadales, el caga tió, la ilusión de los niños (expectación por los regalos), la ilusión de los mayores (expectación por la lotería...que nuevamente...no nos toca), las vacaciones (benditas vacaciones), la última práctica del máster (se acaba se acaba!), las ventas disparadas, las películas infantiles, los regalos comprados a última hora (yo, hasta el día 3 no compro), el caos, los coches con nerviosos conductores, el partido del barça, las bufandas, las luces, el frío!!(que sí, que por fin hace frío).

La cenas con amigos, las comidas con la familia, las comidas con amigos, las cenas con la familia, las postales, la familia, las cenas, los amigos, los viajes, la pareja, las comidas, las..el turrón de chocolate!

Y, sí, y..Los propósitos de año nuevo. Como cada año. Y aquí están. Y aquí siguen.

Presento a los señores propósitos de año nuevo:

1. Adelgazar
2. Proyecto convivencia (para más detalles, consultar blog en febrero-marzo 2007)
3. Proyecto finalización máster-sondeo del mercado
4. Proyecto escritura (mi tío (el señor Claudio Hermosilla nombrado en el listado de libros)escribe un libro, ¿¿y voy a ser yo menos??)

En fin..Cosas de la Navidad.
Pues eso. Que Feliz Navidad.




02 Come On Lets Boogey to the Elf Dance.mp3

sábado, diciembre 16, 2006

Friendly Christmas

Mi amiga C. es como un dibujo de Jordi Labanda.
Igual de estilizada, guapa, urban y fashion. O así la veo yo. Porque además, lo es de esa manera natural, nada forzada, que realmente..te hace admirar el estilo de esa persona. Compartimos aficiones, claro, como el cine independiente o algunos grupos musicales (aunque yo jamás hablaré a favor de Rammstein, lo siento), y, aunque a veces estila una actitud algo "pitufo gruñón" (y es que a veces somos algo escogidas a la hora de elegir sitios), es un encanto de persona que, además, hace unos bizcochos de chocolate deliciosos. (Que digo yo... ¿dónde se los meterá).

A., o CB. para los amigos, es nuestra Daria particular . Una gafapasta, moderna, sin etiquetas, porque dice no entender de etiquetas (y aunque yo ahora las esté usando para resumir, de hecho, tampoco las entenderé nunca) ni clasificaciones. Adoradora de música (desde Barbr..Digo..Célice Dion, a Camera Obscura) y cine...¿por igual?. Heavy consumer de Fnac, y fiel espectadora de toda serie/reality con un mínimo de interés (léase Lost o America's Next Top Model..que, por cierto, ve en su pantalla Creative en el transporte público al igual que yo veo películas o series en el Ipod). No se puede decir nada malo de alguien que comparte tus frikismos. CB., ¡gracias por existir! (Y sigo pensando que su sentido del humor cuajaría muy bien en el programa de Buenafuente..)

E. es profesional, tranquila, metódica, elegante, responsable, gran amiga..E. es una de las joyas de la corona, vaya. Con la que siempre podrás contar y cuyo buen criterio siempre valorarás.

Luego está M., feliz, inocente, alegre, bondadosa, distraída (sí, compartimos algunas similitudes) muy inteligente y responsable. Es abierta, amigable, y ante ella nunca podrás estar seria.
Ma. es la hippie del grupo. La viajera, la defensora de los derechos sociales (no quiere decir que la única del grupo que piense así..), la progreta, la mística.
La que se enamoró a distancia y luchó por ese amor hasta el final, sin renunciar nunca a ella misma. La que lo consiguió, y sigue siempre sus principios. Ma. feliz, sonriente y alegre. Ma. es positivismo, buenas vibraciones y sabiduría multicultural.

Y por ahí...ando yo. Con todos pero un poco en mi mundo particular, en las nubes y los castillos en el aire aquellos a los que me dedico en cuerpo y alma. Con la melancolía por dentro; porque ante los demás únicamente es felicidad lo que me sale. Con el despiste eterno marcado en mi ADN y la buena suerte sonriendo. Ahí ando yo, entre zapatos caros que me hacen llegar a números rojos, películas y libros que se me acumulan, signos de exclamación al admirar a los grandes estrategas, interrogantes que me atormentan y un mundo entero en mi obligo, con un espejo enfrente, reflejándome, siempre.

Bueno, todo esto para decir que a grandes rasgos (muy muy grandes) éstas son mis amigas y que hoy hacemos nuestra cena de Navidad particular. En casa de una de ellas, con comida homemade, Singstar y Atrezzo incorporado.
Brindo por ello.

01-mates_of_state-think_long.mp3

lunes, diciembre 11, 2006

Serrín

Me repito. Pero déjenme repetirme puesto que lo llevo siempre por dentro. Me desahogo. Pero déjenme desahogarme puesto que nada pierdo con ello.
Estaba tan asustada, ¡tan tan asustada! que un día entero las lágrimas pugnaron por salir y aún dura su contienda.
Estaba tan asustada que me abracé a la almohada, a su abrazo, y no dije más por no abravar el llanto.
¿Seremos felices? Pues claro.
¿Pero reñiremos? Por supuesto.
Hay que gente que no vive así. Todo el mundo tiene que comer.
Hay gente que vive como quiere. Pero no todos podemos.
Sí podemos. Se trata de elecciones. Todos tenemos que pagar una hipoteca.
...

No quiero una vida convencional. No quiero crecer, trabajar, reproducirme... para luego morir. Quiero hacer algo por el camino. Algo gratificante. Algo que me realice... como la gente hace.
No quiero vivir una vida de otro, regalada y sin autoestima.
No así. No ésta.
Esta de trabajo de oficina y capitalista, pareja enamorada, estudios soslayados...y nada más.
No quiero esta vida hueca, que me vacía a cucharadas para llenarme luego de serrín.

Ya apenas oigo las voces de advertencia; afónicas de gritar a mis oídos sordos, y ahora las necesito. Mientras, las marcas en el suelo que guían mis pasos, de blanco amianto, se han vuelto más gruesas e imborrables.
No quiero ser pájaro enjaulado, que entró libremente en la jaula porque allí encontró comida y calor. Que volvía una y otra vez, cada vez por más tiempo, cediendo a la comodidad de lo fácil. Hasta que un día la puerta se cerró para siempre, sin darle otra opción a seguir.
No quiere ser ese pájaro que ya soy. Que se da cuenta de su error demasiado tarde. Que buscaba lo que todos pero erró el camino por querer ahorrar tiempo.
Por no arriesgar, por no pasar frío, ni hambre. Por tener un sentido de supervivencia demasiado tonto, demasiado vivo, simple y llano.
No quiero olvidar mis virtudes como lo estoy haciendo. No quiero enterrar los sueños de antaño bajo el polvo. No quiero poner prioridades de otros sobre mí misma. No quiero ceder, sino asir, girar, errar.
No quiero ir a lo fácil...pero no quiero hacer daño.
No quiero ser yo sin ser yo misma.
Y ése hueco. Que otros llenan. Y este hueco. Que otros usan. Y mi vida, que vuelvo opaca. Y mi sumisión, a la que nadie me obliga.

Mira que nosotros la animamos..¡pero nada!

Sí quiero. ¿No me oís?¿No me veis? Sí quiero. Sólo que..sólo que..la corriente me arrastra.
Y el serrín ya sale por mis orejas.

domingo, diciembre 03, 2006

Funny

¡Qué divertido! Construir nuestro futuro así, entre cerveza y cerveza. ¡Que irónico también! El que todo concuerde con el planning de mi niñez.
¡Qué gracia me hace el ver tu cara de sorpresa ante mi narrativa!. El descubrir que lo tengo todo planeado, pensado, elucubrado..¿te sorprende? ¡No has sido el único aplicado en la materia!
Uff pero..todo tan bien trazado..¡todo ha salido tan bien sin tan siquiera esperarlo! A ver. Sí. He dirigido alguno de mis pasos en esa dirección. Pero sólo eso. Algunos. ¿Y tan sólo con algunos, ya ha bastado? Uff, da un poco de miedo el pensar que todo lo deseado sea realidad. Porque entonces es cuando te das cuenta..¿era ésto lo que ansiaba?. Y porque no ha significado tanto esfuerzo. Tan acostumbrados estamos a que nos lo den todo, en esta generación del siglo XXI...que da hasta pavor el darse cuenta de que sí: todo está al alcance de mi mano.
Lo que quieras, ten.
Me da miedo.
Y juego a imaginar realidades paralelas, en las que yo soy yo pero mi vida distinta. En las que la gente es otra y las ciudades..diferentes.
En las que no soy ni más ni menos feliz. Pero vivo otra cosa.
Eh.¡No llores!¿Por qué te sientes ofendido?¿He dicho algo que no debía?
Sólo digo que si hubiera dado esos algunos pasos en otra dirección...Sólo digo que si el azar hubiese sido también otro...
¿Una yo astronauta? ¿Bailarina? ¿Científica?
Sólo digo...¿viviré serendipias o irónicamente las pasaré de largo?
Pero ríe, mira. Estamos aquí. Y qué divertido es construir nuestros castillos en el aire. Toma, ten. Mi sonrisa te acompañará siempre.

jueves, noviembre 30, 2006

Eureka?

La vida pasa ajena junto a mí. Rueda y rueda, se balancea. La gente, sombras simuladoras de la verdadera carne y el verdadero hueso. Fotografías en tres dimensiones, reflejos de mis espejismos paticulares.
Y un libro tremendamente interesante.
La comprensión del ser humano y el eureka! que se escapa de sus labios.
Eureka! Ahora lo entiendo todo.
Pero la certeza dura apenas unos segundos. Y se desvanece. De nuevo ante la incompresión sobre lo que nos rodea. (Como aquellos sueños que se nos escapan de las manos nada más despertar).
Luego nos centramos en las pequeñas cosas. Y las ilusiones fijan sus metas.
Un hombre que adora el deporte, la mujer que vive por el día a día y las compañías prometidas. Él, él la tiene a ella. Y ella, ella tiene la vida.
Eureka!
Si conseguimos aportar algo o tan sólo acogemos. Si nos regocijamos en el descubrimiento o nos enamoramos de la letanía.
Qué poético suena todo eso cuando no piensas en el enfrentarte ante el día a día.
Nuestra razón y nuestro animal. Mi animal. Ése que está aquí dentro. Aquí fuera. Ése que aúlla, desgarra, lucha. Ése que surge, ése que se esconde.
La agresividad contenida, pero que pugna por salir. Los ojos, espejo de la inteligencia. Los ojos, espejo de su estupidez.
Criticando a aquellos que no ven más allá de un palmo de sus narices. Qué simples, qué toscos. Y tú arrastrada por ellos, y tú enamorada de ellos. Y tú hundida en su lodo. Como todos.



Bunky - 02 - Yes, No.mp3

jueves, noviembre 23, 2006

Ser perfecta

02. Perfecta.mp3

Pobre madre. Sola ante el televisor tras el arduo día de trabajo.
Pobre hija, buscando la intimidad que ya tiene.
Buscando lo que ya poseía sin saberlo, dejando que se escurra entre sus dedos.
Las dos. La práctica y la soñadora. La pasiva y la activa. La desolada y la esperanzada.
La una, con las manos arrugadas y las comisuras marcadas.
La otra, con las manos suaves y los labios llenos.
Pobre vida. Malgastada a sorbos por el ansia del querer.
Lástima de corazón. Latiendo al paso frívolo del impulso no percibido.

Dos metros. Dos metros de miles de kilómetros las separan.
Dos metros de no comunicación tras sus suspiros.
Dos metros de palabras no dichas, calladas, ahogadas, censuradas.
No las culpes.
No las recrimines.
Es la vida que las arrastra a la muerte.

lunes, noviembre 20, 2006

Hazme reír

Río sin sentido. O quizá con todo el del mundo. La sonrisa pugna por salir y aparece fresca, radiante, viva en los labios. Sin pedir permiso. A veces adecuada, a veces entrometida. Causa de bochorno o complicidad, según se tercie.
La sonrisa sale y los ojos se estrechan. La carcajada se expande. Los demás la reciben y contestan.
Justo en ese instante, somos más uno que nunca. Os siento más cerca de lo que nunca estaréis realmente.
Qué gran emoción ésta, la de la risa.
La del espontáneo chiste que rebota en forma de onomatopeya. La del humor inteligente que ve agradecer su elocuencia. La del sencillo payaso de turno que halla en su oído su mayor dador de cumplidos.
Lo dicho. La expansión. La expansión de todo el yo más grandilocuente, generoso y admirativo.
Hazme reír y te lo daré todo. Iré dónde me pidas, haré lo que reclames.
Hazme reír y me convencerás de todo. La tierra será redonda, las flores; piedras preciosas. El mundo, la utopía hecha realidad.
Hazme reír. Y la felicidad cobrará significado.

lunes, noviembre 13, 2006

Creía haberse conocido.
Miraba el reflejo de su mano en el cristal, transparente.
Creía haberse asegurado.
La mano casi inexistente.
Como ella.

¿Y si lo hizo todo por sentirse segura?
¿Y si lo hizo todo por pura generosidad?
No discernía lo uno de lo otro. Después de todo.... no era capaz de discernir.
Quiso ser transparente como su mano, y poder ver a través de ella misma. Averiguar de dónde venía todo. Dónde residía el problema.
Quiso encogerse hasta penetrarse.
Y lloró amargor, soledad y bajeza.


No es para mí, no es para mí, no es para mí.
Repetía la certeza, y ocultaba las lágrimas a su espalda desnuda.
No eres para mí.
Supo que sólo lo sabía ella. Y tragó la amargura y la certeza. Tragó las lágrimas. Borró el rímel.

-Me voy a vestir-.


martes, noviembre 07, 2006

Un beso, primi

Dentro de unas semanas viene mi primo, tras sus vacaciones por Gambia.
Nos une un amor filial que no entiendo demasiado, porque no estoy acostumbrada a sentirlo, quizá intensificado por la distancia que nos separa.
Debe hacer más de un año que no le veo. Pero nunca importa. Las pocas llamadas que nos hacemos bastan, y cuando nos volvemos a ver, es como si no hubiera pasado el tiempo. La relación jamás se enfría. Es más, es tanta la ilusión que nos hace el volver a vernos, que lo esperamos con ahínco.
Debe ser por los recuerdos que compartimos de la infancia y, más tarde, del inicio en los rituales adolescentes. Fui yo la que incentivó su primera borrachera, y él el que incentivó mi primer y último fin de semana de drogas.

Todo eso, que formaba parte del crecimiento y conocimiento de cada uno, estrechó unos lazos invisibles.

He de reconocer que yo asistí desde la distancia y algo divertida a su confirmación como homosexual. El día que me confesó que era gay, pareció sorprenderse de que yo ya lo supiera: F., te disfrazabas conmigo de princesa, ¿recuerdas?, le digo sonriendo.
Y él sonríe y se recrea en esos recuerdos felices.
Pues ahí debe ser cuando comenzó todo. Cuando nos hicimos amigos para siempre.

Mi yo niña le brindaba la oportunidad de ser él mismo. Sin tapujos, a sus anchas. Todos los disfraces y muñecas que no le compraban, se los daba yo en nuestros ratos de juegos (Porque sí, él era de aquellos de lo mal dicho "juegos de niñas"). Toda la felicidad de la inocencia. Y ese tipo de relación nunca cambió. Conmigo nunca finjió, nunca actuó, nunca se reprimió. Aunque lo hacía ante el resto del mundo, incluso ante sí mismo.
Luego compartimos locuras, y él, a solas, hizo muchas más que yo. Llegué a sentirme protectora, como si de su hermana mayor se tratara. Cuando pasó por situaciones críticas, sé que escuchaba mis consejos y los valoraba, aunque no pudiese estar a su lado en muchos momentos. Aunque ni siquiera llegasen a ser consejos del todo. Simplemente un "estoy aquí, contigo".

A veces, me asomo al abismo de su desorden con cariñosa actitud (acto reflejo de la que él me profesa) , y le guiño un ojo. Él me besa la mejilla: te quiero, primi.
Y somos los más felices del mundo.

domingo, noviembre 05, 2006

Seamos

Casi me hechas en cara mi honestidad. ¡Hablamos de tantas cosas con tanto sentido...! que al momento se me iban olvidando todas, una tras otra.
A veces confundes las cosas. O quizá es que nunca te pones a analizarlas. O, simplemente, no las ves bajo el mismo prisma que yo.
Hablas de la importancia de mis amigos cuando lo importante es mi esfera social (aún te tengo que dar la explicación sobre aquello de "las esferas de mi vida").
Yo sé de tus necesidades. Que esa esfera social la suple la esfera familiar en tu caso: tan importante que abarca la mitad de tu universo particular.
No entiendo de qué te extrañas ante mi afirmación cuando sabes que no soy emotiva por naturaleza. Quizá aún tenemos tiempo de sorprendernos y conocernos, cuando ya creíamos saberlo todo de nosotros.
Dudas de tu autocontrol cuando yo sé que posees eso por encima de todo. Al menos en cuanto a los actos. Justo como yo. Quizá sea la única cosa en la que nos parecemos. Me ofende que dudes de mi determinación, cuando es lo más característico en mí. Cuando la claridad de mis actos es mi dominio por antonomasia. (Cuando a veces incluso me he sentido humillada por ello).
-¡Qué honesta!- promulgas con ojos como platos.
Menudo golpe certero el aceptar ante ti mis debilidades.
Lo único que no sabías era que me conozco. Que sé mis pros, mis contras, mis límites, y los acepto. Que no quiero cambiarme ni mejorarme, porque como todo narcisista me gusta como soy; a pesar de saber que hay gente que me supera en muchos aspectos. (Aún así, guárdate de decírmelo cuando esté de determinado humor, sabes que tengo genio arrollador, aunque a los 5 segundos desaparezca). Quizá la aceptación de mí misma provenga simplemente de mi pereza (es lo más lógico teniendo en cuenta mis debilidades).
Tus inseguridades se reflejan como un sinsentido ante mis ojos. Y al mismo tiempo, tu determinación asusta. ¿No te das cuenta de tus contradicciones? Todos las tenemos. Me da los mayores quebraderos de cabeza.
Es igual. Tenemos todo el tiempo del mundo.

Escucho: Basement Jaxx, Ivan Ferreiro, Fangoria, Chico y Chica, Ectoplasma, Harlan T. Bobo, Hey Willpower, Luomo, The Killers, The Pipettes, Dorian


Todo lo que pudo ser
pero luego nunca fue
Teorías sin probar
Cuántas puertas sin cerrar
que fui dejando abiertas
para ti

Todo lo que pude hacer
no hice nunca y ya no haré
Paraíso personal
sin pecado original
Via crucix hecho junto a ti
así

El cementerio de mis sueños
dónde descansan nuestros miedos
sentenciados, consumados, deshauciados y olvidados
Estamos enterrados, tú y yo.

Como una alfombra de sombras
sobrenatural
Como un testigo
que jura que nunca hablará

Todo cuanto quise ver
y no vi por no saber
que esperanzas no perder
cuando ir y no volver
todo por quedarme junto a ti
aquí

El cementerio de mis sueños
dónde descansan nuestros miedos
sentenciados, consumados, deshauciados y olvidados
Unidos de la mano

unidos para siempre
estamos enterrados, tú y yo.

jueves, noviembre 02, 2006

Lo cotidiano


Powered by Castpost


Tengo un momento y escribo.
Últimamente lo cotidiano me arrastra y no me apetece relatar el día a día.
Un viaje. Nuevas ciudades. Nuevas gentes. Otras formas de pensar. Otras formas de actuar. Un viaje que enriquece y nos une en la complicidad de lo compartido.
Ayer me vestí años’40 y me fui a ver La Dalia Negra. Qué decepción. Brian de Palma y Scarlett Johanson. Qué inesperados dos palmos de narices.
Luego estuvo Halloween, con su americano festejo que me apropié como el que celebras de toda la vida. No me molesta más éste que el día de Pascua. Si comenzamos a buscar en sus orígenes, incluso encuentro más sentido al primero. Más acorde con mis convicciones, o con lo que creo es digno de celebrar (celebremos esta casi entrada en el invierno bajo temperaturas siniestramente primaverales).
Mi abuela (viuda desde hace 15 años, olvidado el riguroso negro en su ropero desde no hace tanto) comenta por teléfono su deseo de ir a ver la tumba de mi abuelo (al que apodaban “el alemán”, no por ideologías, sino por apariencia) al cementerio. Aquel lugar macabro de culto a la muerte. O eso me parece a mí, que no creo necesitar de nada tangible para avivar el recuerdo.
TV3 nos regala panellets y yo aún no he probado las castañas. (Extraño en mí no encontrar el momento).
Día de manifestación democrática. Otorgo mi no muy convencido voto cumpliendo con lo que creo mi deber. Sea lo que sea este derecho se ganó con luchas y no pienso renegar de él. Leo a Julio Anguita y mi admiración acrecienta, a parte ideologías, por su resolución, coherencia en la relación pensamiento-actos y su dominio de la palabra, tan poco usual en estos ámbitos. ( y hoy en día, a título general).

Me siento en espera. Siempre me siento en espera. Vivo el presente mirando más allá: hacia el siguiente proyecto, la siguiente luna, el siguiente paso. Ni se me pasa por la cabeza que pueda existir un final temprano cuando se está lleno de futuros (Imperfectos o perfectos, eso da igual) Ese ímpetu da vida y no brinda oportunidades a los finales.
Tú. Tú eres tu mayor valía. Tú eres el principio y el final. Tú eres lo real, lo onírico y la utopía. Tú eres perfecto, tan sólo por ser. Tú influyes, tú creas, tú puedes hacer “el mundo mejor”. Tú puedes mirar e iluminar a todos. Sólo tú, tu vida y tus opciones. Tu prisma y el color que elijas. Paradójicamente, sin ser tú su centro.


PD: ¿Vuelve el Glam?


lunes, octubre 09, 2006

Del origen a la identidad

De pequeña, y en realidad aún, mi cuento preferido era/es uno de la entrañable escritora Ana Maria Matute: "Sólo un pie descalzo". La protagonista era una niña fantasiosa y despistada que siempre perdía un zapato, y a la que sus primos y hermanos hacían la vida imposible.
Creo que me sentía identificada con esa niña porque también yo perdía los zapatos (yo los dos) y vivía en mundos de fantasía. Supongo que fue ahí cuando empecé a darle importancia a mis zapatos.
Había otro cuento. Uno en el que los instrumentos cobraban vida; vivían en casas y eran orgullosos, gentiles o avaros.
Me sedujo tanto la personalidad del oboe que elegí tocar ese instrumento en la escuela de música. Pero no lo enseñaban, así que opté por el orgulloso, valorado y siempre respetado piano, con su cuerpo lacado de negro.

En mi escuela de música todo me parecía extraño. Los niños tenían las cabezas muy grandes y no comprendía del todo su dinámica. Tenía el impedimento del idioma, y yo diría que del acento y las costumbres.
Sabían mucho, dominaban magistralmente su instrumento, afinaban y tenían una relación paterno-filial con los profesores.
Me volví tímida en pro de no cagarla. Algunos días me sentía bien y otros, incómoda.

Me reía mucho con Josué. Quizá porque era el único qe hablaba en castellano, y resultó ser el más extrovertido, así que me abrió las puertas de la adaptación. Josué no tenía el hábito de estudiar, pero sí el don de la genialidad y el talento (Ahora vendrá tu padre derrapando con su Lancia Delta...y me hacía reir).
Genís era un niño de voz de pito, apariencia frágil, y todo bondad. A Cris la miraba con distancia, porque su alegría y su espontaneidad me asustaban algo (visto desde el silencio de la admiración). Y algo similar me pasaba con Dani, que tenía un ojo verde y otro azul, era alto, grande, y hablaba en tono de tajante conclusión.
Fueron los últimos años los de mayor acercamiento, risas y reflexión.

Tras 7,8,9 años... la cosa se complicaba, y yo iba a la escuela de música como quien madruga cada mañana, coge el autobús en la misma parada a la misma hora o lava los platos después de comer: sin fijarse, de forma automática y con algo de fastidio.
Me cambié a música moderna, y entré en una atmósfera bohemia que a mí me pareció de duchos y que no creí fuera conmigo. Así que, cuando fui a estudiar bachillerato al pueblo al que la primera toma de contacto con esta comunidad y la música me habían unido, lo dejé.

Cuando empecé en ese instituto, muchas caras me eran conocidas: aquél tocaba el violín, aquella; el piano. Él hacía canto, y ella lo dejó hace tiempo.
Esa escuela tambien fue mi adaptación al nuevo instituto.

Y el pasado viernes, ahí estaba, con los amigos que dejé y nuestras nuevas vidas sobre la mesa. Y ahí estaban algunas de las caras de mis 9 años, ya adultas.
Genís es profesor de música y trompeta en un colegio y en la escuela de música. Tiene una voz grave con la que ha tenido problemas y la misma mirada frágil y bondadosa. Ana también da clases de música, y sustituye a mi ex-profesora de piano de vez en cuando: a la moderna Lola.
Cris hizo turismo, Laura es consultora informática (se casa en Junio). Josué lo dejó y es carnicero (pero sigue manteniendo la larga melena).
Hay una chica que sigue teniendo la cabeza igual de grande que antaño y yo...yo me metí en publicidad.

Partir del mismo punto y caminar por tan diferentes caminos. ¿No es curioso?

miércoles, septiembre 20, 2006

Resignación

No sé que quieres que opine, diga, escriba. Si piense lo que piense, la vida me lleva por su fluir sin perdir permisos.
Quería dar un tono optimista a este escrito. Iluminarlo de luz y vivacidad; de carcajadas juveniles. Para ello, debo rememorar momentos felices. Como cuando os reís de mi(s chistes), me llevo una sorpresa, me reencuentro con aquella amiga...Momentos intensos, como la subyugación ante una historia o el ritmo de una música; el vello de punta ante sus susurros por la espalda.
Subidones de adrenalina. Adoro los parques de atracciones, los deportes de riesgo, el descenso por la pista roja...

Mi falta. ¿Mi falta?. Mi falta de ilusión se debe a la carencia de adrenalina, a la falta de recursos.
Si todo el positivismo reside en observar, obtener y hacer. Obtener y hacer. Cuando la falta de recursos sólo permite observar, y no se obtiene, y no se hace; la ilusión palidece.
Luego, un día, haces. Pero ya te da igual observar que hacer, ¡tanto te hacen esperar que fastidia el caminar al son de algo!
Y así, la vida te lleva sin pedir razones, ni metas. Si no eliges, ella te las brinda sola, como uno de esos juegos inteligentes.

Escribo para mí y poco me importa todo (poco/todo)
Subo montañas como bebo Coca-Cola; mi escala de valores no hace diferencias. Soy consumista como valoro al que no lo es, e incluso le doy la razón sin sentirme denigrada por ello. Le quiero tanto cómo le doy poca importancia al que estemos siempre juntos o no.

Que ni me va ni me viene. Que me da igual blanco que negro, mediocre o digno, gorda o flaca.
Me decían que enterrara el no, y yo venga a desenterrarlo. ¿Total? Para acabar obviando por completos a ambos. Al no, al sí, e incluso al socorrido no sé.






Powered by Castpost

viernes, septiembre 08, 2006

Dícese de la lógica

Escribía Elvira Lindo sobre la sorpresa que nos embarga ante la superación, esta vez mental, del hombre; de forma que se vuelve incomprensible para nostros, los que, sin haber vivido esa determinada experiencia, damos por lógico que la reacción normal en determinados casos, lejos de ser de adaptación y superación, sea de miedo, rencor, odio y/o rabia.
Lo comentaba acerca del caso de Natascha Kampusch, secuestrada durante 8 años y, dicen que, con síndrome de Estocolmo. O al menos demostrando una lógica y fortaleza dignas de mérito.

Quizá infravaloramos nuestra fuerza piscológica ante las situaciones extremas. Estudios han asegurado (ante la reacción encolerizada de muchos, que creían que concluyendo ésto se restaba importancia al delito) que víctimas de abuso infantil han lidiado con el problema sin traumas de por medio y vivido como cualquier otro mortal de feliz infancia. (!Eh!¡Que el delito es el mismo!¿Acaso es malo poder seguir adelante?)
Lo sabrán mejor los piscólogos especializados que yo, pero si nuestro cerebro lleva incorporado mecanismos de defensa que nos hacen incluso olvidar malas experiencias pasadas, cómo no va a ayudarnos a establecer algún tipo de lazo o razonamiento positivo hacia nuestro enemigo con tal de preservar nuestra salud mental y, con ello, nuestra vida. No es superación. Es instinto de supervivencia. El mismo que tenemos incluso antes de que el hombre fuese hombre.

En mi caso*, más que comprender a mi enemigo, más que justificar incluso sus acciones a través de su debilidad o defectos; mi cerebro lo trató como información no relevante. Aunque en algunos momentos (aquellos íntimos en los que por alguna oscura razón a todos nos gusta regodearnos en el dolor) finja que no es así. O quizá sea la lógica, que en ese momento enciende la bombillita y dice: ¡eh! ¡no me engañes! ¡éso no es así!

Sea como sea, no he tenido ni necesidad de superarlo, porque según mi decodificación, nunca ha habido nada que superar. Lo único que me ha preocupado siempre ha sido que los demás piensen que sí hay algo qe superar, y me haga concluir que algún problema debo tener si no lo veo del mismo modo...algún problema o trauma que tarde o temprano..¿surgirá? Si es que existe...
Compleja la mente y naturaleza humana, que nos hace superar lo a priori insuperable sin problemas, y al mismo tiempo juzgarnos por ello.

¿Hay odio?¿Hay rencor?¿Deseos de venganza? En mí no encuentro nada de éso. Sólo hallo inconmensurable tristeza, angustiosos remordimientos por el silencio y preocupación por posibles consecuencias inhibidas o no detectadas.
Pero nada más. Nada de lo que dicen, sería, lógico.

*No estoy insinuando bajo ningún concepto que haya sido secuestrada en el transcurso de mi vida, !válgame dios! (no me gusta esta última expresión pero no encuentro otra que exprese lo mismo)

martes, agosto 22, 2006

Con el crujir bajo los zapatos

He aprendido que me es imposible caminar en mis zapatos altos y crear castillos de palabras sin tropezar,así que suelo esperar a la comodidad de cualquier asiento. Todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

-Fat woman-
-¿Fat woman?-
-Tú dijiste beach, yo digo fat woman-
..Divina asociación de palabras…

Me imagino este paisaje sin la mano del hombre de por medio. Acaso más verde, acaso más azul; más nítido y poblado. Acaso fuese bonito sin esas chimeneas que despiden humos negruzcos ni las carreteras de alquitrán. Acaso el río sería profundo. Acaso mi voluntad férrea.
Sería una lástima perder el arte de crear. Una lástima para las ciencias y las letras. Para el sobrecogimiento del corazón al leer un párrafo, para la carcajada del niño ante una obra de marionetas. Para todo lo que hemos evolucionado en los placeres.
Dices placer y se te llena la boca, pero de placer a tu manera. De la forma egoísta e ingenua de los niños, aunque tú sí seas consciente de ello.
Dices placer, y te derrites en un mar de gozo. La dicha que se esconde tras tus ojos es insondable y sólo tú la entiendes. Tras tus ojos mieles.
Porque eso sí, tu sonrisa se ha desvirtuado y, tal cual sonrisa de muñeca, es capaz de simular instantáneamente.
Tu sonrisa ha entrado en el juego, actuando de tarjeta de visita, herramienta de integración o simple fabricante de impresiones. Tu sonrisa, otrora verdad, ha aprendido las artimañas sociales.
Busco el botón adecuado para resetearte y que tú, muñeca acomodada, vuelvas a tu origen.
..Pero...quizá éste ya lo sea y sea yo la que no sabe discernir y aceptar. ¿Es así?.
No, no quiero esa sonrisa como respuesta mientras veo el reflejo de la dicha en tus ojos.

Soltó el brazo de la muñeca, que asía con fuerza sin darse cuenta, y ésta cayó ruidosamente al suelo adoptando una incómoda postura: con el tronco sobre sus piernas y la hermosa cabeza ladeada, sólo sus ojos abiertos parecían tener vida y miraban con anhelo.
La sonrisa, rota.

miércoles, agosto 02, 2006

NANA

NANA OP


ANNA inspi' NANA (BLACK STONES) - rose (NANA OP)


NANA 1 [part 1/3]


NANA


Va a ser verdad que en YouTube se puede encontrar de todo.
Fuente: anime Nana, de Ai Yazawa

viernes, julio 28, 2006

Tragando polvo

Asqueada de la gran ciudad. De las rebajas, el tráfico intenso y las obras en Diagonal. De coger autobuses y esperar en paradas. Harta de madrugones y de las hojas de excel. De Power Points, propuestas, valoraciones...Cansada de la deformación profesional que hace que me fije en cada oppi, doble página, muestras de la prensa gratuita, encartes, traseras interales y morphings.
De no ver más que la competencia y las novedades producto de tendencias sociales en el lineal. Ahogada del calor sofocante y el humo de tubos de escape.
La casa, deshabitada, es jaula que simula libertad. El espacio es cada vez más finito (que la infinitud es una ilusión). Que noto ya el agua que escasea y los placeres que aturden.
Necesito vacaciones.
Aún más esparcimiento. No madrugones. No trabajos. No deberes ni análisis de la situación.

Mañana. Oh el mañana! En el mañana me planto y tomo un leve respiro de 3 semanas. Me pelearé por el mismo aire con cientos de personas que buscarán lo mismo que yo. Me da igual. Es un alto compartido, pero alto al fin y al cabo.
Y a quien diga "haz", le muerdo.


Powered by Castpost

sábado, julio 22, 2006

querer, es, poder


Puedo parecer una hipócrita cualquiera, pues mi pensamiento y mis actos rara vez parecen converger (¡cuántas veces compadezco las desgracias ajenas sentada desde el diván y he renegado de aquello que, por tal o cual, resulta ser mi bandera!)
Pero no se trata de hipocresía, pues digo lo que pienso y siento, aunque luego nunca dé el siguiente paso (Me quedo en la comodidad del mirador y la teoría, y mis prioridades abandonan el punto de mira puesto en los demás y lo vuelcan en mi ombligo.)
Por eso, simplemente, ante problemas ajenos e incluso propios, suelo expulsar el puñal que desgarra el estómago en forma de reflexión..y a otra cosa (flaco favor ofrecen los blogs a ésto).
En el fondo, se trata de un problema de pasividad, de no proactividad. En general, para todos los objetivos que van surgiendo.
Tengo la tonta impresión de que con quererlo basta, aunque sepa que no es así.
Es un acto reflejo natural que repito incesantemente: quiero que los jóvenes luchen (como si yo misma no fuera una de ellos), así que lo digo en voz alta... y ya está. Quiero lograr metas, y por quererlo creo que vendrán solas. Quiero placer, y el imaginario cree que se le procura gracias al simple deseo...
Quiero ésto, quiero aquello, lo otro, quiero, quiero, quiero, ¡quiero! ¡QUIERO!.
Maldita palabra con tamaño sentido en mi boca.

Ran Pam rapataplán

Sería una tormenta de truenos, rayos y relámpagos. La lluvia no comenzaría hasta bien entrada la madrugada y dormiría con desasosiego. Él se levantaría para cerrar las ventanas abiertas de par en par, y ella le gruñiría cuando encendiese la luz de la habitación.
Más tarde, sería ella la que se levantase ante el saltar de los plomos.
Y así transcurriría la noche. En un ir y devenir de pisadas, quejidos y murmullos. En un ir a regañadientes y un devenir pesado y quejumbroso.
Al cabo de apenas 4 horas tocaría levantarse e ir al trabajo.
¡Mierda! !Las tormentas están para disfrutarlas, no para hacer de vigía!

jueves, julio 13, 2006

De mitos y héroes

Allí estaban ellos. Con sus camisetas de Superman azul intenso, su bote de Coca-Cola y las palomitas saladas (que no falten). Los apodados frikis por tener como mito un héroe de ficción y hacer ostentación de ello.
Allí estaban. Los etiquetados por vivir algo con pasión intensa en un mundo en el que todo es des-, light o sin.
¿La película?. Bien. Mal, gracias. ¿Qué importa una película ante la pasión por un mito? Baste con que la alimente.

miércoles, julio 12, 2006

Podría acostumbrarme a ésto. A dormir cada noche a tu lado, aunque nos separasen unos centímetros. A abrazarte cada vez que sonase el despertador; a tu silenciosas entradas por la puerta y a la suave manera en que me riñes por mi desorden.
Podría acostumbrarme a ésto y entonces, cuando no estés, ponerme inmensamente triste.
Sin televisores ruidosos que me hagan compañía mientras leo y sin manos pausadas acariciando mis rodillas ni la estancia en casa será lo mismo ni las horas de intervalo tan larga espera.
¡Ay!¡Podría acostumbrarme tanto a esta rutina de besos sin importancia y sonrisas apaciguadoras!..que cuando llegue el día, me tiraré de los pelos para ver si el dolor consigue que la ausencia se desvanezca.


Powered by Castpost

domingo, julio 09, 2006

Tremendamente sola

De repente me sentí tremendamente sola.
Me había separado de mis compañeras varias estaciones atrás, en el metro. Y éste llevaba diez minutos parado a causa de una incidencia. Toda mi familia se encontraba a kilómetros de distancia y mi compañero, a unos 40. Me acordé de lo acaecido en Valencia y un ligero ataque de pánico se apoderó de mí.
Y me sentí sola. Pues, ¿qué me unía a esta ciudad? ¿Por qué pintaba yo algo más aquí que en otro lugar?. ¿Por mi trabajo? Ninguno es para siempre. ¿Por mi pareja? Podíamos cambiarlo todo...
Unas jóvenes japonesas se sentaban frente a mí y me recordaban mi anhelo de visitar aquel pais y, quizá, compartir su estilo de vida.
Un vagabundo pedía la voluntad a cambio de kleenex para no dormir como un perro, en la calle.
Una sudamericana a mi lado hablaba a través de su teléfono móvil con el manos libres puesto y sin saber cómo quitarlo.
¡Y todo era tan cosmopolita! ¡Y todo era tan ajeno! ¿Qué pintaba yo allí?¿en aquella ciudad?¿En aquel metro?¿Hacia dónde viraba mi vida?

Me dejé llevar por la corriente para acto seguido arrepentirme de no haber aprendido a nadar mejor y así conducir según la fuerza de mis brazos mi propia vida.


Powered by Castpost

miércoles, julio 05, 2006

Pero seguimos

Me contó que su madre murió y su padre se volvió a casar con otra mujer cuando ella tenía siete años. Que le dolía en el pecho ver a su padre acostándose con otra que no fuera su madre, y que eso le encogía el corazón. Me contó que se fue a vivir con su tía Carmen, y que conoció a su marido allí mismo, en Granada. Y cómo su marido era un gran hombre, que lo malo sólo lo guardaba para casa, cuando le daba por la bebida y esas cosas.
Que tenía a su Encarni, a la que le daba el pecho, y le había salido trabajo para amamantar a otro niño, pero su tía Carmen le aconsejó que se fuera con su padre a Cataluña, que no aceptara ese trabajo de perdidas, que ella podía tener cosas mejores. No llevar esa mala vida junto a un hombre que podía maltratar a su hija.

Y allá fue ella, con su niña..y su marido.

Se encontró viviendo en una barraca al lado de las obras de una carretera. Un cuartucho sucio en el que vivían ella, su hija, su marido, y más niñas que habrían de venir (en concreto: siete). En el cuartucho de al lado: su padre, su madrastra y sus dos hermanastras.
Encontró trabajo en un colegio de monjas. Le costó mucho encontrar algo, porque la gente no se fiaba de los de fuera. Que los catalanes eran muy suyos y le pidieron todos los papeles: de nacimiento, de casados..todos. Le hablaban en catalán y ella no entendía nada. (Que ahora vienen los inmigrantes y tienen su piso en alquiler, y trabajo, pero de mí no se fiaban y era española). Fregaba el colegio y la capilla a cambio de la enseñanza de sus hijas. Recorría 20 km varias veces al día, del cuartucho al colegio, del colegio al cuartucho. Amamantaba a sus hijas y las de las demás.
Y su padre salió en su defensa apalizando a su marido y echándole de la barraca.
Cómo te vuelva a ver por aquí te mato. Te juro que te mato. No le pones ni un dedo más encima a mi hija.
¿Pero cómo iba a vivir yo sin mi marido? Niña, ¿qué voy a hacer yo sin ti, si eres lo que más quiero?
Así que se fugaron y pasaron la noche en una furgoneta convertida en tienda de campaña. Él en un lado, ella en el otro.
Las monjas del colegio le encontraron una casa (fueron siempre muy buenas conmigo), cuya primera planta estaba ocupada por una anciana, en alquiler. Y allí fueron. Su marido comenzó a trabajar en un cortijo. La anciana no usaba agua, así que se la cortaron (¿y tú sabes lo que costaba el alta del agua? ¿y como íbamos a saber cuánto tiempo estaríamos allí?), y ella iba varias veces al día al pozo del pueblo (20km arriba, 20 km abajo) a buscarla (el agua). Hubo años en que lo trabajado en el cortijo no valió de nada a causa de las tormentas y el granizo. Tanto trabajo para nada. Tantas penurias para nada.

Y allí está, abuela abnegada cuidando de su marido enfermo de alzheimer. Pellizcándole pícara diciéndole: ay! lo que me hiciste pasar!. (¡porque era muy celooso!¡muy celoso ha sido!)

Que nosotros no sabíamos lo que eran las vacaciones..

Y aquí estoy, viviendo en el lujo de pisos de 100m2 y apartamentos en la playa. Con vacaciones varias veces al año y trabajando con el mínimo esfuerzo físico. Con la tripa demasiado llena y zapatos a miles. Con tv por cable y conexión de alta velocidad.

Aquí estamos. Sintiéndonos culpables por no estar nunca satisfechos.

sábado, julio 01, 2006

Commiseratio

Fue una noche llena de reproches. La que prometía ser la velada perfecta, acabó siendo una letanía de quejidos y conmiseración. Quizá porque ya estaban hastiados. Del otro, de su relación, hasta de ellos mismos.
Todo comenzó con frases sin importancia, hasta que el alcohol les soltó la lengua y comenzaron los ataques entre visillos. Disimulados. Palabras aceradas que se zafaban tras la piel del cordero. Y hacían blanco.
9 años atrás ese mismo paisaje, esa misma terraza.. había sido testigo de las lágrimas de amor derramadas por ambos; que veían separarse sus caminos durante la eternidad de un mes. La misma música de fondo. Casi, casi, la misma gente...
Y hoy, 9 años después, eran capaces de recordar aquel momento sin pesadumbre, sin encogimiento y sin emoción. Eran capaces de malbaratar ese recuerdo, pisoteándolo con palabras lacerantes contra el contrario. Habían pasado de ser semejantes, a enemigos, y no tenían ni idea de cómo había ocurrido.
Por supuesto, éso no les impedía desearse, aún más que el primer día. Pues si el deseo del novato es más dulce y pausado, el del experimentado es voraz y ardiente; y acabaron entre las sábanas de la enorme cama. Mordiendo, añarando, penetrando, gimiendo.
Todo había cambiado.¿Había culpables?

Blup


Powered by Castpost

Había pasado de ser la más popular de la escuela a ser una persona corriente, gris y sin aires de grandeza. A pasar desapercibida. Había sido buena, haciendo siempre lo que le habían dicho, imponiéndose lo justo, yendo por el caminito fijado eligiendo tan sólo el color de las piedras que la acompañaban.
Y ahora se emborrachaba a solas en cualquier rincón de aquella casa, esperando que se le pasara la embriaguez antes de que ellos llegaran, antes de que nadie se diera cuenta. Y se alimentaba a base de cereales, ensaladas y líquidos. De alcohol, de zumos y hierbas milagrosas. Que llenaban su estómago estropeado y convulso.

Coleccionaba cientos de películas que jamás veía, y leía libros sobre incestos, grandes clásicos, y otros que no comprendía. O finjía no comprender.
Dejó de ir a la peluquería porque odiaba que le cortaran las puntas, y se hizo con una máquina de depilar para no tener que ir a ningún sitio. Se compró un piso con su novio de siempre y decidía toda la decoración, pero le dejaba a él las tareas pesadas, permitiéndole que se asara 5 horas seguidas mientras instalaban el aire acondicionado en un piso vacío y de fuego. (Mientras ella se emborrachaba a solas en su otro hogar. Mientras se masturbaba pensando en otros. Mientras veía dibujos extranjeros que la abducían durante horas...)
Trabajaba de lunes a viernes y, en apariencia, parecía todo lo sana que cualquier joven puede llegar a ser. Trabajaba, estudiaba, bailaba, sonreía...Pero su estómago convulso negaba todo y pedía que escucharan su gran verdad.
Los te quiero ya no significaban nada cuando escapaban de su boca. Como un hola o un no sé cualquiera. Mantenía la ilusión en su superficie, cuando en realidad sólo encontraba consuelo en las pocas horas de sueño. 5 horas a lo sumo. Durmiéndose por los rincones durante el resto del día.
Y contestaba a los demás sin escuchar realmente, perdida en sus ensoñaciones burbujeantes que ya de nada le servían.

Se lo habían dado todo, así que ya no valoraba nada. Ni a si misma.

jueves, junio 29, 2006

Instigar

Me fuerzo a levantarme día sí día también, intentando ser un resorte. Hay días en que lo consigo a la perfección y otros...no tanto. Pero lo voy consiguiendo, cada rutinario día. El cambio de horario no afecta a mi incomodidad, que sigue siendo la misma. O mayor.
Animal de día, mi actividad sólo aparece ante el libre albedrío, y huye al caer la noche.
Mis ojos hinchados, mis muslos pesados a causa del horrible calor (temperatura de más de 30 grados) a la que me somete este ático despiadado. Esta habitación caótica que enmaraña mi cabeza y absorbe mi libertad.

Como el pesado objeto de hierro que se hunde en el mar sin remedio, así se siente mi cuerpo ante cada paso, ante cada compromiso.

Veo a las jóvenes madres (aquello que una vez fue la mía) con sus retoños. A las abuelas sin la tersura. Y nos asemejo al material maleable que, aún sin forma, es tan bello al principio, dejando abierta la incógnita de su porvenir. Su naturaleza y las circunstancias hacen que coja poco a poco forma para, finalmente, ser del todo barro seco forjado. Barro duro como la roca pero cada vez más agrietado, incapaz de volver a moldearse ante el incesante fluir.

Veo a las jóvenes madres con sus retoños, a aquello que fue una vez la mía y a aquello que fui una vez yo. Y yo, que ya estoy más cerca de ellas que de los niños, no me hago a la idea de haber traspasado la frontera. Quizá porque nunca he dejado de sentirme niña. Quizá porque toda mi adolescencia fue pura pose, y mi juventud llegó inducida.

technorati tags:, , , ,

Blogged with Flock

lunes, junio 19, 2006

Homo Ludens


Powered by Castpost

...Y ahí vimos la curva fatídica en la que todo sucede (aunque no en esta vuelta, claro)

Ayer, por primera vez, fui al circuito de Montmeló a ver el GP de Motociclismo. Sin ser seguidora de este deporte, y sonándome apenas dos únicos nombres de los corredores (Pedrosa y Gibernau, cómo no), viví con euforia todas las carreras (La de Bautista en 125 me caló hondo) y sufrí estrepitosamente con cada caída (que fueron muchas).
La preocupación por Melandri y Gibernau, las esperanzas en Pedrosa, la euforia del forofo, el rencor al oponente, la admiración de un buen dominio , la velocidad y la estrategia. ..El sentimiento de camadería. Una gran experiencia, después de todo, que me acercó algo más al amor por el deporte, el amor por el motor; y por los ídolos.
Curioso acontecimiento éste de la afición, que se mueve por pasiones dejando casi enteramente de lado la razón (aunque nunca del todo).
Quizá por ello el ser humano ama tanto los deportes y las competiciones. Por este sentimiento filial que le crea placer y recreación. Que incentiva su espíritu de participación y lucha.
Igual que ahora mismo cientos de personas celebran la victoria de España frente a Túnez, otros cientos celebraron la de Nadal frente a Federer, y la de Alonso en su última carrera.
No me cabe duda de que éste está siendo un buen año para el deporte español, y, quizá por ese motivo, este año me he acercado algo más a cada deporte y he vivido de cerca la pasión deportiva, que comporta no sólo el querer hacerse vencedor del objetivo, sino apreciar un buen juego y las buenas aptitudes del deportista, que llega a ser admirado por ello.
Supongo que, a fin de cuentas, el deporte no es más que la evolución de los juegos competitivos/educativos que ya el homo sapiens practicaba, del homo ludens que todos somos, y de las ansias de superación que encerramos entre muros.

jueves, junio 15, 2006

Money, it's a hit

Es la primera vez que sueño con dinero. Sin metáforas ni ambigüedades.
En mi sueño, una parte de la cantidad de dinero que veo día sí día también pasar ante mis ojos (numéricamente hablando, se entiende), iba a parar a mi cuenta corriente; y de repente no era rica, pero sí adinerada: me podía pagar las vacaciones a Grecia que he tenido que relegar a mejores tiempos, comprar los muebles más caros, pintar todo el piso en veneciano si me daba la gana y hacerme con el vestido de mi diseñador preferido para la boda de D., además de regalar a mis padres el aire acondicionado de una vez por todas (la casa de cristal no, que éso es un proyecto de mi padre en plena crisis de los 40 y en baches existenciales mejor no entro: ¿¡habráse visto persona incapaz de comprar un aire acondicionado pero que proyecte remodelar la casa a base de muros de cristal!? ja!)
Lo dicho. Que nunca antes había soñado con el dinero, pero cada vez debo estar más convencida de aquello de que no da la felicidad, pero sin duda ayuda y es tan patente mi preocupación que se refleja en mi universo onírico.

Siempre he querido dar la imagen de persona materialista precisamente porque creo que no lo soy (aunque adore las cosas bonitas (¿quién no?)). Ya que sí, soy la viva representación de aquello de: queremos siempre lo que no tenemos, siempre te atraerá tu contrario..y proverbios similares. Pero realmente ahora palpo la importancia de lo material y, más concretamente, del dinero. ¿Por qué? Pues quizá porque me he montado en un rumbo de vida en el que este bien escaso/preciado es necesario. O no. O quizá porque simplemente nos lo imponen como tal. O las dos cosas.
Y ahora doy más importancia al sinsabor del salario de mi trabajo (que hasta ahora me era más o menos indiferente) que al de los horarios (su otro gran pero, aunque por supuesto no para mí, que me niego a trabajar más horas de las estipuladas por norma), y me imagino llevando vidas mejores aunque sea gracias a un videoclub, o mejor aún, como ama de casa tipo Desperate (ya que de suerte hereditaria...poca).
Y sí, que ya sé que todo el mundo quiere ser rico, ganar la lotería (a la que nunca juego) y tal. Pero es que éso ya se ha convertido en costumbre adquirida, por lo que no tiene peso. Mientras que yo hoy..¡he soñado con mi banco y ceros multiplicándose en mi cartilla!! (que tampoco miro nunca, digamos en la pantallita mejor). ÉSO ya es grave (va más allá del querer algo por costumbre, convención social o lógica. Se convierte en deseo casi primordial et conditio sine qua non la felicidad no sería del todo completa...)

Esta noche ha habido una inflexión en mi vida. Las carencias a las que me ha llevado la vida adulta (occidental y capitalista) han hecho mella en mí y me he convertido en lo mismo que mi vecino del segundo (porque en mi bloque no hay quinto) y en la imagen que quería dar (pero que no era): una materialista, consumista (vale, esto sí lo era) con un sueño vanal: dinero, ven a mí!

martes, junio 13, 2006

Ssssh


Powered by Castpost

El tiovivo que gira y gira. 25 grados y el sol que broncea tus mejillas y aclara tu pelo.
Un verano más que se acerca contigo a horcajadas, y, lejos de tener proyectos o soñar con el cercano futuro, simplemente te dejas llevar por los acontecimientos y mantienes una calma pasmosa.
Ayudas a un amigo a afrontar una ruptura, trabajas sin dejar que la presión te lleve por delante (digan lo que digan), preparas sorpresas, bailas hasta hartarte, te reencuentras con viejos amigos; y haces nuevos... Duermes doce horas seguidas, cantas lo último de un nuevo descubrimiento musical, prestas algo, eres mala persona, comes sin remordimientos, te olvidas del dinero, vas al gimnasio sólo porque te apetece, crees que lo conseguirás todo, devoras libros buenos y malos, películas geniales y fatídicas...pasas de lo demás.

Cogerte de la mano, tu bronceada mano. Sólo eso. Y darme la bienvenida.
Sin pronunciar palabra, dejarás que fluya el tiempo. A lo tuyo. Observando desde fuera cómo nadie se emociona al escuchar tu canción preferida, la propaganda masiva de un partido con el que no compartes ideas, o la programación de una televisión hecha a medida vía emule y de una moda vivida a través de revistas y blogs.

lunes, mayo 29, 2006

Tránsito

Flujo de acontecimientos en constante equilibrio, metas que fijan horizontes sin mostrar nunca su llegada, y tú, chiquitita, sea sola o acompañada, ante la inmensidad. Inmensidad inabastable que sólo llegas a imaginar o rozar con la punta de los dedos. Tus dedos dormidos, sin vida a causa de la comodidad.Cuerpo inerte modelado, convertido en obstáculo.
Un día te levantaste siendo ya adulta y te acostaste como anciana. Aunque las canas aún no pugnen por salir, aunque el corazón sea sano y joven...la vida te hace vieja de arrugadas manos, con la lejana mirada del olvido y las esperanzas perdidas, delatándote tan sólo tu sonrisa ingenua.



Powered by Castpost

jueves, mayo 11, 2006

Auto

En una vida pasada fui...bruja Y hoy soy...ermitaña. Cuando nací mis padres pensaron...en el futuro. Creo que mis amigos...sonríen. Lo mejor de mi trabajo...Cuando llega a la gente. Y lo peor...las horas no pagadas. A las ocho de la mañana...un buen desayuno. Os sorprenderíais si supieseis..lo mucho que anhelo. Os contaría un secreto pero...sólo tengo uno, y se queda conmigo. La cara que nunca olvidaré...la debo haber olvidado. Lo que haré mañana será...trabajar, ver anime, gimnasio, y relajarme. Mi comida preferida...que lleve chocolate. Pienso que los vecinos...son demasiado cotillas. Y la fama es...un piropo al ego, si es buena. No tengo conversción preferida en el ascensor porque...callo ante los extraños. El mejor regalo sin duda es...cumplir un deseo. La parte más sexy de mi cuerpo... ¿mis ojos?:p. Las mejores fiestas en las que me colé...siempre fui niña buena. El peinado perfecto...es el más espontáneo. La historia más interesante que contó un taxista...simplemente paró el taxímetro. Haría un cambio de look a...mi madre.Y haría cualquier cosa por conocer a...Nietszche (imposible, lo sé).Cuando encuentro una moneda en la calle...paso de largo. Siempre llevo conmigo...gloss o similar. La primera vez que nunca olvidaré...el sabor del chocolate en mi boca infantil.Soy capaz de...no conocer mis límites. Pienso que los teléfonos móviles...han sido el primer paso. Los anuncios de contacto del periódico...cubren una necesidad. Y mi anuncio sería...quiero más. Desde mi ventana puedo ver...cielo y tejados. Y lo más raro que he visto últimamente...un oppi que da de comer a las palomas. Haría cualquier cosa para...nunca haría cualquier cosa. Y me gustaría ser como...Lou Andreas Salomé. Pero me gustaría que me recordasen como...lo que he significado.

Fuente entrevista tipo: H Magazine


Powered by Castpost

jueves, abril 13, 2006

Bettie Page

A la espera de un nuevo y esperado estreno (Ya estrenado el pasado día 14 en EUA, y al parecer con buenas críticas). Esta vez, llevando a la pantalla la vida de la icono del pin-up y chica playboy Enero de 1955: Bettie Page.























The Notorious Bettie Page , dirigida por Mary Harron y protagonizada por Gretchen Mol (que no Scorsese ni Liv Tyler, como parecía que iba a ser al principio)

Clip de la película
Acerca de Bettie Page, en CultSirens
Entrevista a Bettie Page, el 11 de Marzo de 2006: A golden age for a PinUp














Es curiosa su reticencia a que le realizen fotos desde su desaparición de escena allá por los años '60, y como esta decisión mantiene viva su imagen joven y bella (vinculada siempre a la libertad de expresión de la mujer y el desnudo del cuerpo), al igual que pasó con iconos como Marilyn Monroe o James Dean, pero sin necesidad de quitarse la vida.


Powered by Castpost

miércoles, abril 12, 2006

No faltan motivos

Y volvemos a lo mismo de siempre.
Mientras en Francia el afincado espíritu democrático hace que miles de estudiantes salgan a la calle a revindicar sus derechos. Mientras mediante la voz del pueblo se consigue el cambio. Mientras que el orgullo del juntos podemos triunfar se proclama..here, en el made in Spain, los jóvenes conformistas trabajamos por 500 euros al mes, nos hipotecamos en pisos de 50 millones, vivimos en 30m2, y callamos.
Juventudes asentadas y comodonas, despreocupadas de su entorno político (por supuesto, siempre generalizando). Los mayores dejan todo el peso en manos de los jóvenes, los jóvenes no están motivados (quizá se nos dio demasiado desde el principio y no hemos adquirido el sentido de los valores), y los maquiavelos de antes y de ahora aprovechan para sitiar cualquier parcela social. Abusos ante nuestros ojos sin denunciar. Y una burbuja alrededor, creyéndonos protegidos, intocables, y ajenos.
¿Qué hace falta para revolver los cimientos?

martes, abril 11, 2006

I

Hannah dio una patada a su sombrero y salió dando una voltereta por la ventana.
Los chillidos de su madre, que la instaba con la cara enrojecida a permanecer en casa, le llegaron lejanos cuando ya competía contra una traviesa urraca a ver quién llegaba antes al próximo árbol.
¿Había dicho próximo árbol? No. Próximo poste.
Los árboles habían desaparecido hacía tiempo, debido al afán del hombre por construir cada ápice de tierra existente. Ahora sólo se conservaban en los Museos de Naturaleza Antigua, y los pájaros habían de conformarse con arbustos de gran altura que se habían creado como sustitutivos.
La urraca pareció aminorar su vuelo al avistar algún tipo de objeto reluciente en la ventana abierta de una casa cercana, y Hannah aprovechó su despiste para aventajarla y, cogiendo un último impulso, volar en vertical hacia la cima del poste, dónde se situó erguida, obteniendo una excelente vista de la ciudad.
La urraca pareció haberse olvidado de la carrera, pues nunca llegó al poste, y Hannah, incómoda en ese estrecho suelo, sobrevoló los pocos metros que la separaban del tejado más cercano, y allí se sentó, suspirando resignada.
Tumbada de cara al cielo, Hannah se preguntaba el por qué de la continua protección de sus padres. Ya no era una niña, ni siquiera una adolescente, y aún así, ellos seguían imponiéndole sus reglas y estableciendo toques de queda. Quizá independizarse fuera la única solución, después de todo.
A sus 21 años, Hannah ya había superado los cursos más difíciles de su formación en cultura humana general, vuelo nocturnos y magia secundaria. Ahora llegaba el punto en que tenía que decidir, por fin, el camino que seguiría su futuro. Y era ahora, cuando ya había pasado las edades más difíciles, cuando se rebelaba ante el sistema establecido y se negaba a especializarse en algo.
Sus padres, dos importantes personalidades dentro del consejo estudiantil, no daban crédito al comportamiento de su hija. ¿Por qué no podía comportarse como sus hermanos? Todos ellos habían encontrado su hueco en la sociedad por diferentes vías. (Ahí estaba Tom, como profesor de literatura alternativa, Carla, admirada comediante en el circo tribalista, o Carl, que había optado por dedicar su vida a la investigación de nuevas fuentes de energía). Cualquier camino que eligiera estaría bien, pero ¿por qué ella se empeñaba en alejarse de los demás y vivir sin más? ¿acaso no tenía aspiraciones?
Lo habían intentado todo: entrevistas con asesores de todas las especialidades existentes, aplicado magia curativa (no se tratase de algún tipo de extraña enfermedad desconocida), viajado al extranjero creyendo que el ver mundo la ayudaría a despertar su interés por algo, razonar como adultos, como niños…pero nada. Ella seguía en sus trece. Se negaba a especializarse. Y, ¿qué haría entonces?
-Vivir, eso haré-era su simple respuesta.
Y ellos, desesperados, no entendían nada de nada.
-Nada de nada- Se decía a sí misma Hannah- No tienen ni idea. ¿Cómo pueden no entender el que no quiera vivir mi vida en base a líneas ya marcadas?¿Qué mérito reside en ello? Lo que yo quiero es no saber qué me espera. ¡Vivir sin corsés, improvisar, descubrir, sorprenderme cada día por los acontecimientos!. En el momento en que elija, sabré todo lo que me depara el porvenir. ¿Cómo se les ocurre obligarme a aniquilar mi vida?-.
Ante el sentimiento de indignación, Hannah se había puesto en pie y comenzado a dar patadas y puñetazos al aire sin ton ni son. Tal era su estado, que no avistó el objeto que se acercaba a toda velocidad hacia ella, sin parecer tener intención de frenar.
Cuando menos se lo esperaba, el peso de algo contundente la golpeó con fuerza y se vio aplastada y arrastrada por él hacia el precipicio del tejado, en el otro extremo.
-¡Vaya! Lo..lo siento. ¿Estás bien? Disculpa, no te había visto. –
Ante ella, un muchacho de ojos oscuros se sacudía el polvo de los pantalones, después de levantarse torpemente, y le tendía la mano con una expresión de apuro en el rostro. Su estúpida sonrisa enfureció aún más a Hannah, que torció el gesto ante su mano extendida y se levantó de un salto, quedando suspendida en el aire.
-¿Qué no me has visto?¡Y para qué tienes los ojos entonces si puede saberse!¿Acaso no sabes que está prohibido sobrevolar esta zona sin permiso? Pero claro, qué va a saber un niñato que ni siquiera distingue a una persona del simple vacío.
Su mirada llena de ira recorrió al muchacho, mirándolo despectivamente, y volaba de un lado a otro del tejado con energía mientras le gritaba.
-Bueno, yo..tú…- El chico parecía avergonzado, pero al mismo tiempo se sentía herido en su orgullo, y su mirada se volvió tosca cuando la acusó: -¡Tú también estás sobrevolando la zona sin permiso, y a saber desde cuánto tiempo hace que estás sobre este tejado, lo que, te recuerdo, tampoco está permitido. Así que ahora no me vengas con sermones, malcriada.!
Y sin decir más, le lanzó una última mirada de fuego y salió despedido de nuevo hacia el cielo, convirtiéndose rápidamente en un punto negro en el horizonte.

lunes, abril 10, 2006

Solía...

I used to be so big and strong!
I used to know my right from wrong!
I used to never be afraid!
I used to be somebody!
I used to have something inside!
Now just this whole that's open wide!
I used to want it all!
I used to be somebody..


Powered by Castpost

No me cuesta deletrearte. Reconocerte con el tacto de mis dedos; mis ojos cerrados, jugando a la gallinita ciega. No me cuesta respirarte, asirte, adivinar la próxima sílaba de tu cuerda vocal. Y aún así, no te reconozco.
Busco el talento perdido en el lastre de mi pasado, buceo entre recuerdos, neuronas, ideas previas, acordes inventados. Y nada. Demagogia que ha corrompido el origen de todo, la esencia y la finalidad.
Qué queda entonces. Deletreo. Palabras poco hacendosas, vagas, insolutas, comodonas.
Jergas, patines inexistentes. Lo material y real. Superficial.
Busco el talento olvidado, que quizá espera sentado en el rincón. Cubierto de polvo, carcomido, muerto de sed. Sus engranajes chirrían y no soporta la luz. Alimentado por la oscuridad, cualquier reflejo de brillantez ha desaparecido. Sopla con furia porque se ha vuelto taciturno y malhumorado. El sonido le duele y las arañas le hacen cosquillas.
A qué vienes ahora. Qué me vienes a pedir. No otorgo favores a los holgazanes.

domingo, abril 09, 2006

Aguijón

Si todo sigue o si nada fluye. Partiendo del mismo punto una y otra vez, buscando la combinación de azares perfecta.
A medio camino entre el todo y la nada, ese punto intermedio sin clara definición. Dos pasos adelante. Uno atrás.
Si la sociedad limita o cubre la necesidad. Si socializa, o aliena. Si la felicidad existe o tan sólo es una sensación imaginaria y transitoria. Si el amor comparte su naturaleza.
Luchando contra nuestra propia lógica, creyendo alargar nuestra supervivencia, pero acortándola al intentar hacerlo.
Tejiendo sueños tras mentiras o falsas esperanzas. Creyendo en los demás a pesar de respirar desconfianza. Y desconfiando de los que nos quieren, o creen querernos.
En este punto sin determinar, en el que no se sabe si se está avanzando o retrocediendo. En el que se vive sin pensar y se aprovecha el momento. En el que los momentos visionarios desconciertan. En el que no nos reconocemos. Mi cuerpo borrado por la inactividad imaginaria.
Prejuicios, ideas y pensamientos se graban a fuego, quizá para siempre. Mentalidad cogiendo forma, cada vez más difícil de amoldar. La lucha entre los contrarios sigue vigente, pero ¿hasta cuándo?
El peso de lo real cae sobre todo lo demás y lo anula. ¿Por completo?.
Como en una creación de Miyazaki, desea soñar sin que la lógica se imponga en sus pensamientos. El esfuerzo la agota, pero nunca aprendió a perder. Aún se resiste a hacerlo.



Powered by Castpost

jueves, marzo 30, 2006

Marzo'06









Gigantismo, luminosidad, ,diseño, fe, juventud, originalidad, fuego, tradición, calor, bailarinas, ruido,sol, bacanal, alegría, caos, viento,
modernismo, amistad, euforia, sueño, risas, sustos, devoción, sabor...
Fallas.

sábado, marzo 25, 2006

Ex-borrador 11-11-05

Si, como Lelaina Pierce, me viera sumida de repente en la desesperación, en una caída en picado de la que no viera salida., sin ilusiones ni luces al fondo..tampoco saldría de casa. Comenzaría a fumar, me drogaría, sería alcohólica...Me aniquilaría.
Para olvidar mi mediocridad y vivir una felicidad imaginaria.
Para no tener que enfrentarme al reflejo real al otro lado del espejo.

jueves, marzo 16, 2006

Impresiones

Casi por puro azar, me encuentro ante el libro cuya reseña en la revista H me había llamado la atención: El clítoris de Camille. Y lo compro, tras adquirir el libro de la editorial Lunwerg que he decidido regalar a mi padre en su día, por primera vez. Lo consumo por pura avidez, y redescubro mi obsesión por la figura de las lolitas, nínfulas del mundo.
El día anterior, escuchaba conversaciones ajenas, y, con la misma avidez, absorvía cada palabra que tres negrísimas y exultantes dominicanas prestaban alegremente, presentándome por vez primera el sector de la empleada a domicilio. La inmigrante chica para todo de la casa del español de clase media, que llega a establecer cierta competitividad con la independiente esposa por la labor de la cocina y juzga los nuevos hábitos de esta sociedad individualista. Mentalidad dominicana que no se libra de los prejuicios raciales en su propia comunidad en este país, alegando la no transparencia de los colombianos o la buena fe de las ecuatorianas.
Me pregunto si algún día dejaremos de tener imagen de marca de las nacionalidades, para esperar tan sólo tener profundo conocimiento de las culturas.
Igual que los argentinos, de los que mi compañero (argentino) dice que son buenos vendedores. Pero no son sólo buenos vendedores. Son buenos dentistas, psicólogos, actores y publicitarios.
En realidad lo único que me pregunto es en qué son malos los argentinos.
Sonaba Tiga en mi mp3, y una francesa de 60 años mostraba su teñido pero aún así casi albino pelo en una discreta cola de caballo. Vistiendo cuero negro y botas altas de cremallera interminable. Pero con clase. Enfrente, catalana de 65. Con los labios caídos, resultado de una mala operación que intentaba elevar el grosor de sus labios.
La obsesión por la belleza me rodea y me siento más feliz que nunca al haberme deshecho de ella. Viviviendo sin corsés que me limiten y sintiéndome dueña de mis no actos.
Mañana ultimo trabajos, maletas y regalos, y me voy rumbo a Valencia, a vivir las Fallas que ocupan páginas de diarios.
Que os aproveche la vida.



Powered by Castpost