Sigue mis pasos por email ;)

miércoles, abril 12, 2006

No faltan motivos

Y volvemos a lo mismo de siempre.
Mientras en Francia el afincado espíritu democrático hace que miles de estudiantes salgan a la calle a revindicar sus derechos. Mientras mediante la voz del pueblo se consigue el cambio. Mientras que el orgullo del juntos podemos triunfar se proclama..here, en el made in Spain, los jóvenes conformistas trabajamos por 500 euros al mes, nos hipotecamos en pisos de 50 millones, vivimos en 30m2, y callamos.
Juventudes asentadas y comodonas, despreocupadas de su entorno político (por supuesto, siempre generalizando). Los mayores dejan todo el peso en manos de los jóvenes, los jóvenes no están motivados (quizá se nos dio demasiado desde el principio y no hemos adquirido el sentido de los valores), y los maquiavelos de antes y de ahora aprovechan para sitiar cualquier parcela social. Abusos ante nuestros ojos sin denunciar. Y una burbuja alrededor, creyéndonos protegidos, intocables, y ajenos.
¿Qué hace falta para revolver los cimientos?

12 comentarios:

giovanni dijo...

Para no callarse se necesita un ambiente que promueva curiosidad, solidaridad, análisis crítico y confianza en si mismo para crear un mundo diferente. Aunque jóvenes en varias partes del mundo están creando y apoyando un tal ambiente, en general el clima sigue siendo uno de superficialidad, falta de solidaridad (menos entre amigos), conformismo y miedo. Parece que el clima político cultural de hoy desincentiva (décourage) lo que es tan importante en nuestras sociedades: promover que la gente construya su mundo en vez de simplemente adaptarse a ello. Por eso me gustó leer tu post anterior. Debe haber mucho más jóvenes que piensan como tú.
Saludos

Gummy dijo...

Se ve que tenemos mucho que aprender en cuanto a conciencia social. Visto que tenemos unos políticos de bodeguilla con estrategias de patio de colegio y argumentaciones en plan "y tú más" la esperanza es bastante reducida mientras sigamos viviendo en una situación acomodada.

chocoadicta dijo...

Pues no sé, parece que tenemos más asentado el conformismo que la búsqueda de mejores cosas. No sé o nos infravaloramos o estamos tontos de remate.
Me gusta ver como el Francia la democracia funciona y las protestas de calle son escuchadas, tal vez nos falta eso o es que no creemos en ella y pensamos "que de nada sirve protestar" pero en realidad es nuestra única arma. La única para que se nos escuche.
Supongo que como dice Giovanni debe haber más jóvenes que piensen como tú pero por alguna razón no se organizan para salir a la calle....somos comodones? no sé...

Zifnab dijo...

No creo que sea cierto el presunto conformismo. La reacción francesa ha sido ante una ley concreta. hasta ese momento han permanecido igual de presuntamente amancebados como nosotros.

... pero cuando la guerra de Irak más o menos un millón de personas salieron a gritar. Y cuando el 11 de Marzo y por cosas por las que yo no saldría pero la gente sale.

Motivos hay miles para salir a la calle, pero eso tampoco sería suficiente. Motivos hay miles para destruir y empezar de cero, pero quién se atreve

No se, es dificil

Se feliz

illa dijo...

¿Quieres decir, Zifnab? ¿No crees que aquí hay leyes injustas del mismo tipo, y que se podría haber parado a tiempo si se hubiera actuado?
Qué hay de los contratos de trabajo en prácticas? Aquí también pueden ser renovados hasta el tope de no sé si un año o dos, y luego te pueden decir sin problemas hasta la vista (es muy parecido el caso). O de las prácticas no remuneradas, los salarios de ya licenciados, de 500 euros trabajando 8 horas o más. Qué hay de las continuas reformas educativas, la eliminación de titulaciones, y largos etcéteras.
Cierto es que a veces ha habido algún tipo de reivindicación, pero no suficientemente potente o notoria. Apenas una anotación en arial 9 en la prensa.
¿Hace falta una guerra y un atentado para llamar a la movilización?
Yo sí creo que estamos a la sombra de un general conformismo y desvinculación con el sistema, en líneas generales. Y creo que la solución está más en lo que dice Giovanni, en promover ese tipo de ambiente. Lo que no sé, es como podríamos coger el toro por los cuernos, ya que los que deberían hacerlo, no lo hacen.

ladhu dijo...

El conformismo nos inunda. parece que nada nos toca la fibra sensible. no nos apoyamos entre nosotros, somos víctimas de nuestros actos. Nos merecemos lo que tenemos porque no luchamos por nada mejor. Es triste.

amstel dijo...

Eso me pregunto yo, ¿que leches hace falta?

TeRMi dijo...

Vaya mierda de pais...
Que triste...
Menos mal que nos queda Portugal (como decimos aquí en Galicia, jejeje, Siniestro Total).

Cigamybab dijo...

WaZZ Up ZZaW pU

Steam Man dijo...

Tristemente cierto... futuro incierto en estos dias extraños en los que vivir son un arte, aun así todas las generaciones debieron pensar algo parecido, no?
...
no sé, no estuve en ellas

Golfo dijo...

Hace falta que nos eduquen en eso. Pero aquí no nos han educado en eso, sino en el conformismo, en el pelotazo, en el mantén limpio tu propio culo y si puedes pega más fuerte, verás la que vamos a liar.
Y así nos va. Reunimos a más gente por un botellón que para revindicar que nos eduquen como a algo más que borregos especializados y tiranos precoces.
tampoco francia es un jardín de aneglitos, pero allí al menos se oye el ruido y no son las copas ni el futbol ni las hostias del vecino a su mujer.

Saw dijo...

Lo más triste es que desde arriba se fomenta un sentimiento separatista que busca fragmentar a todos los niveles sociales. La gente confunde "definición de la entidad individual" con "desarrollo vital" y todo se convierte en: tu eres de este equipo, yo de este otro, tu eres de este partido político, yo de este otro, tu eres vasco, yo catalán...a nadie le interesa tener a una juventud unida...(ni a una sociedad)...pero ¿la juventud quiere luchar? ¿Es normal ver a 200 000 jovenes celebrando que su equipo gane la liga y a 200 manifestándose por una eduación digna?