Sigue mis pasos por email ;)

miércoles, agosto 31, 2005

Con rabia

Tírame del pelo hasta que el placer sea dolor.
Estira hacia los lados, hacia arriba y abajo, conviérteme en marioneta.
Hunde tus uñas en mi sien, y clava, rasga, gruñe, hiere.
Tira de mis raíces hasta que el aullido salga por mi boca.
Masajea, acaricia, araña y rompe. Muerde tu lengua de trapo y desencájame las ideas.
Tírame del pelo hasta que el dolor sea placer.

martes, agosto 30, 2005

Con los jóvenes

¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de paciencia y asco?
¿Sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?
también les queda no decir amén
no dejar que les maten el amor
recuperar el habla y la utopía
ser jóvenes sin prisa y con memoria
situarse en una historia que es la suya
no convertirse en viejos prematuros

¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de rutina y ruina?
¿cocaina? ¿cerveza? ¿barras bravas?
les queda respirar abrir los ojos
descubrir las raices del horror
inventar paz asi sea a ponchazos
entenderse con la naturaleza
y con la lluvia y los relampagos
y con el sentimiento y con la muerte
esa loca de atar y desatar

¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de consumo y humo?
¿vértigo? ¿asaltos? ¿discotecas?
también les queda discutir con dios
tanto si existe como si no existe
tender manos que ayudan abrir puertas
entre el corazon propio y el ajeno
sobre todo les queda hacer futuro
a pesar de los ruines del pasado
y los sabios granujas del presente.

También dice Mario Benedetti que los jóvenes no tenemos por qué sentirnos obligados a probar nada, o que no desperdiciemos nuestra frescura ni apaguemos la curiosidad. Que escuchemos nuestra conciencia (sobretodo los ateos, que sólo la tenemos a ella como religión). Y ve en nosotros la esperanza, ve el futuro, el posible cambio.
Yo quisiera cambiar las cosas, siempre a mejor, no dejarme arrastrar.

Sí, retumba mi conciencia día sí día también. Me abofetea y me aplasta.
¿Pero acaso alguna vez fue fácil ir contraccoriente?
Yo me metí en el centro del remolino creyendo así poder comprenderlo mejor y descubrir cómo liberarme, pero me veo arrastrada con tal fuerza que mi conciencia no resistirá eternamente.

Por muy jóvenes que seamos, no podemos contra el mundo. No solos.
Si hoy en día la mayor parte de la humanidad es anciana, como esperan que el poco tanto por ciento de juventud lo solucione todo. Por qué no unirse y, aquellos que tienen más recursos, también dan el paso.
Pero no solos. Al menos, yo no puedo sola.

lunes, agosto 29, 2005

Quitar etiquetas

La vuelta a la rutina siempre me ha puesto nerviosa.
De nuevo los nervios del primer día, los tics que se resisten a desaparecer, el encogimiento del estómago y el terrible miedo escénico.
Supongo que me cuesta porque durante un tiempo abandono completamente uno de mis roles...y el día antes no me siento preparada para volver a disfrazarme de él.

Aunque luego todo resulta muy sencillo. En cuanto tienes a los demás enfrente, la sonrisa sigue siendo la misma y el disfraz me vuelve a quedar como un guante.

Pero este año mi vuelta a la rutina ha cambiado. No ha sido ya la rutina a la que me he enfrentado durante toda mi vida, y me han incomodado ciertos formalismos con los que nunca me he sentido a gusto.
Como esa costumbre de besar a todo el mundo a modo de bienvenida, cuando el resto del año apenas habéis intercambiado tres frases. O la, parece ser, ineludible obligación de dar tres céntimos acerca de tus vacaciones y de tu estado de ánimo hacia la vuelta al ruedo (que además, todo el mundo conoce porque es casi idéntica para la mayoría).
No me gustan esos convencionalismos. Quiero explicar mis vacaciones a quien quiera, o no tener que explicarlas sino quiero. Besar sólo a quién realmente me apetezca y sonreir únicamente si tengo ganas, sin que por ello se me tache de maleducada.
Tampoco estaría mal volver simplemente porque quería, y no porque debía.

Hoy he cumplido con todo, y he vuelto a mi rutina. Pero no estaría mal quitarle la etiqueta de "obligada".

domingo, agosto 28, 2005

Ibiza

Calas, calas y calas

Café del mar
Cala Jondal
Pacha
Las Salinas
KM5
BlueMarlin
BoraBora :(

Formentera

Y más...

Grandes Descubrimientos: Km5, Cala Jondal y sus camas y vapores de agua, Pacha, Las Salinas y las ensaladas de frutas del Malibú, el mar de Formentera, el BlueMarlin, los hippy markets (sobretodo el de Las Dalias) , la velocidad de una Scooter, la buena vida en un yate, paella a 2,70 en el centro de Ibiza, y las p-r-e-c-i-o-s-a-s tiendas.

Decepciones: Privilege, Space, BoraBora, la demasiada construcción para mi gusto...y las ensaimadas.

Me quedé con las ganas: Amnesia, El Divino, y unos cuantos restaurantes. Además de unos 1000 euros más para gastar :P.

Reflexión del viaje: hay gente que tiene MUCHO dinero, y un culto al cuerpo que prodiga cuerpos de infarto.

viernes, agosto 05, 2005

Vacaciones de verano

















Me uno a la generalizada tendencia veraniega y parto de vacaciones.
Mi primer "corto" verano, de apenas 3 semanas, pero sintiéndome más autónoma que nunca, y lleno de planes e ilusiones.
¿Destinos? Mi entrañable Gijón, e Ibiza.

¿Actividades? Descanso, risas, encuentros, bailes, fuegos artificiales, puestas de sol... y lo que venga.
Esto sí es un alto en el camino. Un descanso merecido. Una brisa de aire fresca esperada hace días.
Y ahora, ¡a disfrutar!


Buenas vacaciones a todos ;).

miércoles, agosto 03, 2005

Pesa y pesa

Guardo un secreto que pesa y pesa.
Comenzó inocentemente, como un silencio impuesto, confiado.
Luego comenzó a estorbar, y la confianza trocó en desconfianza. En recelos y en interrogantes.
Pasó el tiempo, y descubrí la verdad. No me escandalicé. Pero su gravedad fue mi nuevo sello. Y no abrí los labios por mantener la Caja de Pandora cerrada. Por no dejar salir los horrores, y que todo continuara tranquilo.
Pero aunque el exterior no se inmuta, el secreto vibra en mí. Me roe, me carcome, me estruja la boca del estómago y se clava en mi garganta.
No me deja. No lo olvido.
Me aniquila con su presencia.
Y en pro de la estabilidad conjunta, calla el terrible secreto.

Desperate Housewives

Me he enganchado.
Me habían hablado tanto de ella, que tenía curiosidad. Luego conocía a algunas de las protagonistas, así que la simpatia aumentó.
Finalmente, me enganchó la trama.
Y ahora me ecuentro buscando desesperadamente evidencias de a cual de ellas me parezco más.
Como a los tests me enganché hace años,
lo he hecho, y he descubierto que, de ser una mujer desesperada, sería Gabrielle (salvando las notables diferencias físicas).

You could say that life's just pretty dresses and expensive gifts to you, but you're looking for something more. You'll find it some day, as long as yo can stay out of trouble.And away from hot young gardeners. Me dice.




Habrá que hacerle caso y confiar en que así sea.

En realidad, es una serie llena de exageraciones y situaciones llevadas al extremo. Cada personaje está caricaturizado de tal manera, que es un tópico en sí mismo.
Pero quién me va a negar que cada mujer no tiene algo de cada una de ellas, pues esconden más de lo que parece tras sus estereotipos.
Quizá si hiciésemos diferentes puzzles separando las diversas piezas de las que están compuestas cada una, lograríamos configurar nuestras personalidades.
(Yo preferiría que me hubiera salido Susan, creía compartir muchas cosas con ella.).

Es solo una serie, sí, pero a mí cualquier excusa me sirve para intentar conocerme.
O tener el pretexto para hacer tests, no sé.



martes, agosto 02, 2005

Tasándose

Miraba las fotos de su contricante y se comparaba con ella sin cesar.
Parecía inteligente, era delgada; y no fea del todo.
Pero estaba claro que ella era mucho más guapa, explosiva, y vestía mil veces mejor. Además de los 10 años menos que tenía.
Resolvió que para lo que buscaba de él, con eso le sobraba.

lunes, agosto 01, 2005

Ahora en compañía

La vida ha vuelto a la casa y parece mentira como, si unas veces huimos de la compañía, otras necesitamos sentirla cerca para saber que no estamos solos. Que estamos vivos y que nuestra presencia cuenta para alguien.
Bienvenidos.

Hoy: Harry Potter y la piedra filosofal

Naturalezas

Playas llenas de hombres musculosos (pero sin pasarse), bronceados, en slips, con gafas arrebatadoras, oliendo bien...
Y todos gays.
Desde luego, hay veces en que la naturaleza se ríe de una.