Sigue mis pasos por email ;)

domingo, octubre 31, 2004

Sweet Dreams. Mi canción

Sweet dreams are made of this
Who am I to disagree?
Travel the world and the seven seas
Everybody's looking for something

Some of them want to use you
Some of them want to get used by you
Some of them want to abuse you
Some of them want to be abused

Sweet dreams are made of this
Who am I to disagree?
Travel the world and the seven seas
Everybody's looking for something

Some of them want to use you
Some of them want to get used by you
Some of them want to abuse you
Some of them want to be abused

I wanna use you and abuse you
I wanna know what's inside you
Hold your head up, movin' on
Keep your head up, movin' on
Hold your head up, movin' on
Keep your head up, movin' on
Hold your head up, movin' on
Keep your head up, movin' on
Movin' on!

Sweet dreams are made of this
Who am I to disagree?
Travel the world and the seven seas
Everybody's looking for something
Some of them want to use you
Some of them want to get used by you
Some of them want to abuse you
Some of them want to be abused

I'm gonna use you and abuse you
I'm gonna know what's inside
Gonna use you and abuse you
I'm gonna know what's inside you

Deseos

A lo largo de mi aún joven vida :) me ha sorprendido muchas veces ver mis incluso más ocultos deseos hechos realidad.
Esto ha originado que tenga la tonta superstición de que si deseo algo con suficiente energía, posiblemente se cumpla.
Llevo días en que no dejo de dar vueltas a este pensamiento. Quizá porque deseo fuertemente algo que parece no llegar nunca. Y no veo el día en que llegue y se haga realidad.
De preadolescente, deseaba con todas mis fuerzas encontrar el gran amor :). Supongo que casi todas las pre y ya adolescentes somos unas tontas románticas y ésa era una de mis mayores aspiraciones. Cuál fue mi sorpresa al ver que lo encontré recién estrenada la adolescencia de mi vida.
Para otro deseo tuve que esperar un poco más. Por aquel entonces (hace ya tantos años) deseaba trabajar en Flaix Radio :). Me parecía genial y tenía la idea de que debía ser maravilloso trabajar en algo así.
Bien, pues por puro azar, ese deseo también se cumplió. En el tercer año de carrera, y por sorteo, hice mis prácticas allí. Pero el deseo se cumplió tarde, y esa empresa ya no significaba para mí ni de lejos lo que significó años atrás.
Por supuesto a lo largo de Bachillerato, quería hacer la carrera de Publicidad. Y quería hacerla en la Ramon Llull.(Y que me aceptaran, vaya) ¡Caramba, deseo cumplido! :).
Deseé prácticas en una gran agencia, y las tuve.
Durante la carrera, tb deseé alguna vez trabajar en El Corte Inglés. Parecerá una tontería, pero quería ver ese tipo de trabajo desde dentro, y tener esa experiencia. Me apetecía conocer los trabajos que otros hacían de vez en cuando, compartir yo tb eso. Y tarde, pero parece que tb se ha cumplido.
Por una razón parecida, inconscientemente y confieso que quizá desde mi parte más macabra, o maquiavélica, o retorcida, o..no sé..deseaba algun día tener un accidente de coche. Cosas tontas que uno piensa. Ese inagotable deseo de nuevas experiencias a veces puede hacernos querer locuras y resultar dañinos.
Os podéis imaginar mi cara de susto y asombro cuando ese accidente llegó, por fortuna inofensivo. Y de momento y espero, nunca más ha habido otro.

LLevo meses deseando algo con muchas fuerza. Y confío en que tarde o temprano, tb llegará a convertirse en realidad. El problema es cuando. ¿Quizá me llegue demasiado tarde, cómo otras veces?.

De todas formas, hay que tener cuidado con lo que se desea.

Sin ganas

Me siento cansada, las ganas se me escapan por cada poro. Y el estar desencantada de todo se ha convertido en mi nuevo yo.
La desilusión se deja ver tras mis ojos día sí día también.
Siento ser repetitiva, pero más me duele a mí el serlo.

jueves, octubre 28, 2004

Mi nuevo trabajo

Hace casi una semana que trabajo de dependienta en El Corte Inglés. En la sección moda mujer. Y la verdad es que hay cosas chulas:).
Pero los primeros días todo se me hizo una montaña. Tenia muchas cosas que aprender, que no sabía hacer. Me sabía mal por las clientas, las compañeras, los jefes...Pero parece que poco a poco voy mejorando, y aprendiendo :). En realidad no es un trabajo aburrido, pq a pesar de no haber demasiada clientela (parece ser que he ido a parar al Corte Inglés menos concurrido..) siempre hay cosas que hacer: traspasos, ordenar, buscar o dejar cosas en el almacén..etc.
Por cierto que he subido bajos y todo!! Yo que no he hecho nada de eso en mi vida! jaja. Y la gente alucina cuando les cuento que doblo la ropa y todo, con lo desastre que soy yo siempre xd.
Pero lo que peor llevo es meter la ropa en las bolsas, esas de plástico resbaladizas XD No sé que pensarán las mujeres cuando me ven pelearme de esa manera con una simple bolsa pero bueno...todo será la prática! Nunca fui demasiado mañosa y hay cosas que nunca cambian.
Como poniendo alarmas. ¡La de veces que me he pinchado! Y la de veces que las he colocado mal..pero bueno.
Es entretenido pero es agotador, mucho más cansado de lo que parece desde fuera. Y es que me tiro algo más de 7 horas de pie, y sin descanso. Yo que he sido sedentaria desde siempre. ¡Menudo cambio! Me hacen daño los zapatos de descanso 24 horas (van a ser mis pies y no el calzado los culpables) y las tiritas no solucionan nada.
Y eso que aún no he visto un fin de semana activo, porque en Navidades alucinaré, seguro.
Y tiene más cosas malas. Todas las empleadas parecen asustadas por la vigilancia de los jefes. Que sí, muy majos, pero no sé porqué se respira este miedo a estar parado y que te vean, o charlando, o a llegar tarde...¡Menuda paranoia!
Y me da la impresión de estar en una especie de internado durante esas siete horas.
Entramos por una puerta de personal, cuando aún queda hora y media para que se abra el centro. Todo son escaleras y laberintos oscuros. En los vestuarios hay que cambiarse corriendo, al menos yo, que siempre voy con el tiempo justo..Y a subir a mirar los carros con nueva mercancía. Los tenemos que buscar, ordenar, quitar los plásticos, alarmar...
Hoy me he quedado sola alarmando..y dada mi lentitud, a las 10 aún no había acabado ni de coña!
Luego ya cada una va a su sección..y a ordenar todo. Nueva ropa, búsqueda de tallas, hacer traspasos..van llegando clientas a recoger compras, que les arreglemos algo...Ventas pocas. Muy pocas, al menos de momento.
Y compañerismo sí, mucho, y me ayudan en cualquier cosa. Pero mi compañera de esta semana ya me la quería colar: primer día y ya me suelta que si me parece cada una se encarga de un departamento (ella del de más ventas, claro) y lo llevamos por separado.
Ya ves, para la miseria de comisión que hay, y para las ventas que hay tb..
Yo hice caso omiso. Pero luego me fijé y bien que puso su número cuando cobró algo de "mi sección". Así que nada, yo a lo mio y cobro lo que atienda. Igual que me parece genial que ella cobre lo que atiende, faltaría más. Pero me da mucha rabia que la gente vaya así. Son el tipo de cosas que me incomodan muchísimo. Porque yo jamás lo he hecho ni lo haría.
Como un jefe, que se me acerca un día para decirme que atienda a una clienta. Cuando la mujer sólo miraba y por supuesto, no compró nada.
No sabré hacer muchas cosas, pero sé cuando alguien está interesado en comprar y cuándo no.

Nosotros tampoco podemos usar los ascensores. Debe crear mala imagen. Y nuestro comedor (lleno de máquinas vending), me recuerda a las escenas carceleras de las películas. Dónde todos con su uniforme se sientan en esas sillas grises y mesas blancas..y a comer bocadillos o de fiambrera.
No me gusta. En esos momentos me vuelvo a sentir en un internado.
Y no me parece estar en El Corte Inglés que conozco como cliente. Únicamente veo la ropa que está mal colocada, la que hay que ordenar, las perchas que hay que cambiar, ayudo a los clientes..pero se hace todo automáticamente. No se disfruta. O al menos yo no disfruto.
Por lo menos he descubierto que este trabajo no me gusta. No me quiero dedicar a esto. No me sentiría realizada para nada.
Y allí no lo digo, claro, porque es el trabajo de mucha gente, es de lo que viven, y a muchos les gusta y disfrutan. Pero simplemente, yo tengo otras preferencias.
No dejo de compararlo con el trabajo en la agencia y la verdad...prefiero mil veces antes lo otro a esto. El orgullo del trabajo realizado no tiene ni punto de comparación. Tienes libertad para tomar un café cuando quieras en la cocina (faltaría!), no fichas, vas a lo tuyo en tu mesa, con tu ordenador...Mientras hagas bien tu trabajo, seas responsable y trabajes bien en equipo..en lo demás no hay tanta rigidez, tanto control.
Y no trabajas sábados ni festivos, aunque trasnoches a veces :p.

Creo que este trabajo tb me ayuda a madurar,ver lo que es un trabajo de verdad (de una vez, ya era hora no?:P) a darme cuenta de lo privilegiada que he sido hasta ahora (y eso que no estoy en una fábrica), y, bueno..me dan muchas más ganas de encontrar trabajo pero YA! XD Estoy enviando cv como una loca, aunque de momento nada. También me quiero colegiar.
En fin tengo tantos planes y realizo tan pocos....
Pero creo en la fuerza de los deseos (porque muchos se me cumplieron, incluso por puro azar). Y yo deseo estos cambios con todas mis fuerzas. Espero que se cumplan.

Pink

Pink- it’s my new obsession
Pink it’s not even a question,
Pink, on the lips of your lover, ’cause
Pink is the love you discover

Pink as the bing on your cherry
Pink ’cause you are so very
Pink it’s the color of passion’cause
today it just goes with the fashion

Pink it was love at first sight
Pink when I turn out the light
Pink gets me high as a kite
And I think everything is going to be all right
No matter what we do...

Tonight you could be my flamingo’coz
pink is the new kinda of lingo
Pink like a deco umbrella
It’s kink - but you don’t ever tell her
Pink it was love at first sight, and
Pink when I turn out the light
Pink gets me high as a kite
And I think everything is going to be all right
No matter what we do tonight

I want to be your lover
I wanna wrap you in rubber
As pink as the sheets that we lay on
Pink it’s my favorite crayon, yeah
Pink it was love at first sight
Pink when I turn out the light
Pink it’s like red but not quite
And I think, everything is going to be all right
No matter what we do tonight

sábado, octubre 23, 2004

Firefox ayuda a progresar¿Nueva forma de pulicidad?

Lo he leído en varios blogs: Mozilla prepara la inminente salida de FireFox 1.0 y para ello han pensado que lo ideal para llegar al público, digamos menos "tecnológico", sería un anuncio de una página completa a color en el New York Times. Y para financiar el anuncio piden donaciones de 30 dólares a los usuarios. Además, en el anuncio aparecerán los nombres de todos los donantes, que ya pueden comenzar a enviar dinero mediante este formulario. Pocas veces ha habido una respuesta tan favorable como en este caso, dónde ya muchísimos usuarios han hecho su donación. El porqué supongo que reside en la promesa de un software libre y gratuito, sin las incomodidades del actual Explorer.
¿Será esta la publicidad del futuro?

viernes, octubre 22, 2004

No me apetece

Últimamente (hace meses, diría yo) abro el messenger, pero siempre dejo mi estado en Sin Conexión. Lo cierto es que no me apetece hablar con nadie. No me apetece contarles mi vida. Que me pregunten. No me apetece tener que decirles que no encuentro trabajo para lo que he estado estudiando durante 4 años. No me apetece decirles que apenas me han salido entrevistas de este sector, y que las pocas que he hecho..no me han cogido. No me apetece decirles que, a falta de algo mejor, voy a pasar las horas de vendedora en El Corte Inglés, en moda femenina, haciendo algo para lo que no he estudiado.
No me apetece mostrar mi vulnerabilidad, mi descontento, mi orgullo herido. No me apetece para nada decir que no me voy a Londres, ni a Nueva York, ni a ningún sitio. Que aún no hago ningún máster. No me apetece verme estancada, perdida, y sin futuro. Ver la compasión en sus ojos, los ánimos rutinarios y automáticos.
Ni siquiera me gusta hablar de mí a los aún estudiantes, que tienen sus sueños y sus proyectos. De repente me siento mayor, madura, frustrada.
Y no quiero ser esa persona. No me gusta ese yo. Y no me convertiré en él. Por lo menos no ante sus ojos. No de esa manera.
Simplemente, no quiero enfrentarme a ello. No me apetece.

jueves, octubre 21, 2004

¿Protección animal?¿

Hoy, al pasar rápidamente frente al Corte Inglés (últimamente parece mi segundo hogar, y es sólo el comienzo) de Pl. Catalunya mientras me dirigía a la Renfe, me he parado de golpe ante la visión de lo que aún me parecía increíble.
Entre la cantidad de vendedores ambulantes que se alistan en fila frente a este centro comercial tan odiado por unos, repudiado por otros :D...se encontraba uno nuevo, o al menos, nuevo para mí, menos común y que captaba la atención de todos los transeúntes.
Y es que, el vendedor en cuestión vendía patos. Sí, patos enormes a los que daba de comer ahí mismo, en tazones llenos de..¿comida para patos?. Y aún estaba yo con la boca abierta del asombro cuando al lado veo una caja llena de..¡gatos!. O sea que este señor no sólo vendía patos, fuera de su hábitat natural y a saber dándoles qué alimentación..¡sinó también gatos! Gatos pequeños, despeinados y sucios.
Me han entrado unas ganas enormes de comprarlos todos sólo con el fin de que les cuidara alguien más adecuado. Y de soltar a todos los patos en un estanque, que es dónde deberían estar.
Porque yo ya sé que esto de la venta ambulante, el manta y demás es ilegal pero..¿hasta el punto de vender ilegalmente animales enfrente de El Corte Inglés?¿Dónde estaban los de protección animal para impedir esto? ¿Quién vela por los derechos de estos pobres patos y gatos, mostrados impunemente en el centro de la gran ciudad como si de una feria de muestras se tratara? Y sucios, mal cuidados, seguramente piojosos y sin buena alimentación.
Sólo pensarlo, me embarga un enorme sentimiento de tristeza y compasión.
¡Cómo alguien tiene el corazón de hacerles eso! Y cómo puede ser que no haya nadie que intente impedir estos actos, cuando incluso tienen la desfachatez de hacerlo en pleno centro y a la vista de todos.

miércoles, octubre 20, 2004

Ella se acurrucaba en su regazo, buscando el calor de su cuerpo. Él, acariciaba su cabello, suave y acompasadamente. La tranquilidad era su sino.
"Te quiero", susurró.
Él frunció sus labios, formando una conmiserativa sonrisa.
"No. Sólo te gusta estar conmigo"

Premios Ondas Publicidad.¡A votar!

Fuente. 20/10/2004.Anuncios On line:
Los premios Ondas habilita un espacio web para que los internautas seleccionen la mejor cuña del año

"En su 51 edición, los premios Ondas, concedidos por Radio Barcelona, de la Cadena Ser, que celebra, además, su ochenta aniversario, se han renovado. Y lo han hecho, señalan sus promotores, en un intento de adecuarse al nuevo entorno audiovisual. Dentro de ello, uno de los cambios más significativos es la incorporación de una categoría específica dedicada a la publicidad, actividad que hasta ahora estaba presente en estos premios a través de un único galardón, concedido a la mejor cuña publicitaria. A partir de esta edición, la publicidad adquiere grado de categoría propia y multiplica su presencia con cuatro reconocimientos: mejor creativo, mejor campaña, mejor creatividad no convencional y mejor cuña elegida por votación popular de los oyentes de la radio. Los internautas podrán escoger hasta el próximo día 24 de octubre su cuña favorita entre el total de treinta que aparecen en el espacio inaugurado en la web de los Premios Ondas. Los otros tres premios serán seleccionados por un jurado específico, distinto del que juzgará el resto de las categorías a concurso, que son radio, con cuatro premios también; televisión y cine, con un total de seis galardones; música, con cinco, y una destinada a reconocer al mejor programa, profesional o emisora de radio o televisión del ámbito iberoamericano."

martes, octubre 19, 2004

Ojalá

Hoy me he puesto el despertador a las 8. Tengo que llamar a la formación para avisar que hoy no podré ir. Ni a clase, ni a la entrevista. Tengo que ir al médico.
Parece que las "desgracias" nunca vienen solas, menuda gran verdad.
Estas noches apenas duermo, me acuesto sobre la 1, y me quedo leyendo hasta perder la noción del tiempo. Quizá sean las 2, las 3.
Además leo un libro que no me gusta, que me intranquiliza. Es un tanto desagradable. Entre culebrón de tele y folletín de mal gusto.
A las 9 me despierto, y si pongo el despertador, soy incapaz de volver a dormir. Hoy a las 8 ya deambulaba por mi casa, fría y vacía. Bueno, nunca he sido capaz de volver a dormir.

Me gustan las mañanas, pero no la de hoy. No las que ya son frías, y en las que te levantas con el estómago revuelto y un mal sabor de boca. Ni siquiera me apetece el desayuno, mi comida del día preferida.
Despeinada, sumida en el desorden de mi habitación..quizá si me pongo algo de música y ordeno a conciencia me anime. Es lo que necesito.
Este domingo tenía planes que me animarían, pero al final no pudo ser, y eso acabó por hundirme. Hoy, martes, vuelvo a alzar la mirada hacia arriba, y a intentar levantarme poco a poco. Pero muy poco a poco, no vaya a volver a caerme antes de estar de pie de nuevo.
No sé cuanto tiempo me llevará. Ojalá las buenas noticias vinieran a mi encuentro de repente. Eso lo cambiaría todo.
A lo mejor, tener que anular la entrevista no ha sido coincidencia, quizá me llamen esta semana de otro sitio, y sea mejor así.
Quizá. Ojalá. Espero. Deseo. Que las nubes desaparezcan, que vuelva el color rosa a mi vida.

lunes, octubre 18, 2004

Half day closing

In the days, the golden days,
When everybody knew what they wanted
It ain't here today

Through the times of lasting love,
When parents talked of things tried and tested,
They don't feel the same.

Dreams and belief have gone,
Time, life itself goes on.


From beyond the shrinking skies,
Where money talks and leaves us hypnotized,
It don't pave the way.

Underneath the fading sun,
The silent sum of a businessman,
Has left us choking.

Dreams and belief have gone,
Time, life itself goes on.


In the days, the golden days,
When everybody knew what they wanted,
It ain't here today

Dreams and belief have gone,
Time, life itself goes on.

Infelicidad, dolor

Ayer dejé escapar algo de mi desesperanza. De mi desánimo, de mi rabia. Lloré de desilusión y de impotencia frente al azar, la injusticia, o lo que sea que se interponga entre mí y el futuro que ansío. Qué sé yo.
Todo se aguanta, se aguanta, se espera pacientemente, se tragan las lágrimas, se traga el orgullo sin masticar...Pero llega un punto, como siempre, en que se llega al tope y te sobrepasa, y tienes que dejar escapar ese sentimiento amargo tragado, sólo un poco, para poder seguir engullendo día tras día. Pues aún queda mucho por engullir.
Y tiene un sabor agridulce, amargo, de tristeza, de odio, de ...es una mierda, la verdad.
Es una mierda ver que no haces lo que quieres con tu vida. Sentir que tu vida es un asco. Que estás desperdiCIando cada día en...nada. Perdiendo el tiempo.
Duele la garganta de la gran bola que tienes ahí atravesada, que no puedes ni tragar ni expulsar.
Ayer lloraba y me repetía que no era justo. Qué había hecho yo para que no me salieran las cosas como quería. Porqué a mí, si siempre había sido.."buena". Si nunca tuve malas intenciones, si hice lo correcto, si todos aprobaron mis acciones..qué ocurre ahora para que todo se tuerza. Para que haya un parón y me quede ..Para que ya no me dejen avanzar, para que no me dejen vivir. Porqué y porqué y porqué. JODER PORQUÉ
La vida es una mierda
Nunca había llorado tanto como ahora, apenas veo, todo son lágrimas y los gotarrones resbalan y caen cual chapuzero sobre el teclado, sobre mi ropa, la moja.
Y no me calma.
La estúpida bola dolorosa sigue en la gargante y duele. Y quiero gritar de dolor, pero de qué servirían mis alaridos.
Parezco Diane Keaton en Cuando menos te lo esperas, llorando sin parar mientras escribe. Pero a mí no me inspira, me hunde, me sigue llevando a la nada..y pierdo el tiempo sin hacer nada de lo que quiero, sin realizarme.
Un asco un asco un asco.
Y no me sirven de nada las palabras de consuelo. No hay consuelo para mí. Ya no tengo ni esperanza. No soy feliz y ya no me quiero.
Ya está. No hay más. Pero duele tanto...!

viernes, octubre 15, 2004

Mi nombre

Hoy me he dado cuenta de la importancia del nombre. De nuestro nombre, del de cada uno. De tener un nombre, !vamos!
Normalmente, cuando alguien dice mi nombre, me sobresalto. No sé porqué, es una reacción instantánea.
Hoy me he tenido que sobresaltar mil veces, porque mil veces me han nombrado. Y me ha gustado reconocerme en ese nombre.
Cuando estás entre desconocidos, donde nadie conoce a nadie, donde posiblemente todos tengais formas de ser tan diversas..yo me aferro a mi nombre. Mi nombre soy yo (con todo lo que ello abarca). "¿Quién eres?", te preguntan. Y respondes tu nombre.
En la formación todos llevamos una tarjeta identificativa, con nuestro nombre de pila. Apenas hemos cruzado dos palabras y ya estamos asociando ese nombre a esos rasgos, a esa expresión, a esa voz...El nombre y el aspecto como única presentación, y luego ya se verá.
Busco mi nombre entre el de los demás, lo encuentro, y sé que esas letras..son yo. Puede no ser un nombre único, pero es el mío. Y a lo largo de toda mi vida lo he llegado a interiorizar tanto que forma parte de mi como si de un pulmón o dedo se tratase.
Lo leo, y en él veo los adjetivos que me describen. Incluso veo reflejados en él trozos de mi vida, sino toda.
Hay un chico en la formación que cuando se dirige a ti, no para de repetir tu nombre (y un exactamente cada dos segundos, también). Y me sobresalto cada vez. Porque es algo que tengo olvidado, y que de repente me recuerdan. "¡Sí, sí, yo soy!", me dan ganas de decir cada vez que lo escucho.

Hoy, al bajar a la estación, he preferido pasar por el parque. En un banco había tres chicos sentados, que de lejos me han parecido tres colgados "lolailos" de tantos que hay por aquí. Ni siquiera he alzado la vista, pero al pasar por enfrente, escuché la frase: "Se llama illa*."
Entonces, como no, me he sobresaltado, y ahí sí he alzado la vista, les he reconocido y he sonreído.
Sí, ese es mi nombre.
Y sí, eran unos colgados "lolailos".

*Por supuesto no han dicho illa, pero aún soy reticente a publicar mi nombre así al libre albedrío. Aunque no tenga un porqué. Esto no hace sino confirmar mi teoría de que para mí el nombre, a pesar de ser muchas veces lo más visible y menos personal..en realidad pertenece tanto a la persona que sin él ya no es la misma. Es como desnudarse ante todos.

miércoles, octubre 13, 2004

Zafón vs. Wells

Estos días he empezado a leer dos libros (yo leo así, a pares, sino más :d). Uno es el tan de moda La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón, y el otro, El hombre invisible, de H.G. Wells.
Con el primero, al final sucumbí al elogiármelo tanto, y porque leí el argumento y me pareció interesante. Creía que sería una especie de Historia Interminable en novela para adultos. Pero llevo 32 páginas leídas y creo que no va a ser para tanto la historia. Claro que quizá cambie y me esté equivocando.
Pero es que sin embargo, llevo apenas 16 páginas de El Hombre Invisible (que nunca he leído antes), y su primer capítulo ya me ha atrapado por completo. Me ha cautivado, interesado..que no enganchado, pero casi.
Es increíble ver como dos obras dispares, pero que al fin y al cabo pretenden lo mismo: presentarnos una historia un tanto enigmática y con misterio que busca cautivar y enganchar al lector, cumplen o no lo propuesto en tan sólo unas cuantas páginas.

Mientras que la prosa de Zafón es más pausada, descriptiva con el entorno y el mundo psicológico de los personajes..la de Wells es directa, activa. Describe en dos certeras palabras y plam! directo al cerebro. En media página ya te ves delante del extraño personaje empapado, con su extraño abrigo y sombrero, y a la sorprendida señora Hall relamiéndose ante el gran negocio que se espera y al mismo tiempo intrigada por las rarezas de este extraño personaje.
No sabría decir bien porqué..para eso ya habrá miles de estudiosos que lo justificarán mejor que yo..pero está claro que, a nivel literario, Wells le da mil vueltas a Zafón.
Que tan solo 17 páginas hayan sabido captar el interés y encanto que no lo han hecho 32..es la prueba.
Y no se trata solo del estilo directo de Wells, mientras que el de Zafón es tranquilo y encuentro que incluso a veces se pierde...(Pues ahí está la mismísima Wolf, a quien a pausada y descriptiva con el subconsciente de sus personajes..nadie. Pero Wolf también enmarañaba al lector entre sus palabras, le atraía, le hacía respirar al mismo compás que los protagonistas, le adentraba de una forma tan brutal en su mundo interno..que en realidad parecía que no había más que acción en ese libro.¡Menuda artista!)
No. Parece que la de Zafón es una escritura simple, sin encanto y que espero se sustente en al menos una historia entretenida, porque sino entendere aún menos tanto alborozo.

martes, octubre 12, 2004

Soledad

La soledad es a veces el bien preciado que se ansía, se anhela, se busca, se disfruta y se saborea bocado a bocado.
Pero otras veces, aparece ante ti como la situación temida e inquietante, o aquella que te pilla por sorpresa y ante la cual no sabes bien como comportarte.
Hoy a mí me ha pasado esto último, bueno, me está pasando ahora.

Siempre he sido una persona con gusto por la tranquilidad, la soledad y el sosiego (Bueno, también por la actividad, pero en mí siempre caben los dos extremos :)) . Desde pequeña, uno de mis mejores planes era pasar la tarde en casa leyendo un buen libro o escribiendo.
Nunca me ha asustado la soledad. Soy hija única, mis padres trabajan, toda mi familia vive fuera..he pasado sola gran parte de mi tiempo.
Pero hay temporadas en las que estás acompañada en extremo. Épocas vacacionales o de descanso en las que se hace imposible estar apenas un minuto sola, y las pocas veces que se consigue es (y menos mal, porque a veces ni eso) para ir al baño.
Así que ante esta situación (que en un principio te desborda) respiras hondo, te acomodas... y te adaptas.
Y te llegas a adaptar tanto, que se hace entrañable lo a gusto que llegas a estar entre tanta gente en todo momento. Compartiendo risas, comentarios y silencios. Preocupaciones y esperanzas. Rozando sus manos, sintiendo su presencia, mirándoles a los ojos y sonriendo.
Pero como todo empieza, acaba.Llega la noche de un inesperado domingo (que no es domingo, pero como si lo fuera) y te encuentras de repente de nuevo sola en tu territorio. Esto te transmite un regocijo y comodidad que te encanta, pero por otro lado el silencio cae sobre ti cual armatoste, el corazón se te encoge ante la inmensidad del vacío y no sabes muy bien cómo has soportado tanta soledad siempre.
Menos mal que los hábitos y costumbres vuelven a conducir todo a su cauce, y parece que poco a poco esa tranquilidad es absorvida por tu ser. Sientes el sosiego de siempre y comienzas a inspirar tranquilidad.
La soledad vuelve a ser ese preciado tesoro. Te encuentras de nuevo contigo misma, te vuelves a hablar, a interrogar..¡como pudiste olvidar hacer esto los últimos días!
Sonríes, y la soledad es de nuevo tu cómplice.

lunes, octubre 11, 2004

Incubación

No hay nada peor que incubar una gripe en casa ajena. Y en cama ajena, también, y más aún cuando el de al lado tiene que madrugar.
La garganta se reseca y siento incapacidad para tragar mi propia saliva. Si un lado de la nariz parecía taponado y perdido para siempre, el otro ha debido de tener envidia, porque se le ha unido en su lucha contra mí y a pesar de mis esfuerzos, no me ha quedado otra que abrir la boca y respirar de esta incómoda manera, por lo cual mi ya enferma garganta no ha hecho sino empeorar.
El dolor de garganta, nunca falla, sube hasta la cabeza y aporrea, aporrea, aporrea...también resuena en mis oídos y llega a casi incapacitarlos.¡Dios mío, no oigo!
La fiebre ataca, y todo mi cuerpo, débil y dolorido, gime de dolor ante cualquier intento de cambio de postura, que, seamos sinceros, en una cama individual ocupada por dos es harto imposible.
A todo esto se le une el hecho de la terrible oscuridad, que distorsiona y no da ni una leve idea de la hora que es. El agobio en una pequeña habitación que me ahoga por momentos, y de la que
1. no puedo salir porque la alarma se dispararía y despertaría no solo a los habitantes de la casa sino también a la policía y
2. Si despierto a mi compañero para que la apague para salir a tomar el aire no se lo va a tomar nada bien.

El caso es que entre vuelta para arriba, vuelta para abajo, a un lado, al otro, gasto de un paquete de clínex y quejidos varios...el tiempo transcurrido dormida a lo largo de la noche no habrá sobrepasado los 5 minutos.
Pocas veces deseé tanto que la mañana apareciese ya, con gallo o sin él.

viernes, octubre 08, 2004

A tu lado

No quisiera salir sin decirte algo
que quisiera pasar un poco más de tiempo así
No quiero dejar el momento de decirte
que quisiera moverme un poco mas cerca de ti
ver que es lo que viene Porque...

Hay algo que me mueve y no sé
decirte muy bien lo que es...
Hay algo que me mueve y no sé
decirte muy bien lo que es
sólo sé...

Quiero estar a tu lado, a tu lado
y ahí me quiero quedar...
Quiero estar a tu lado, a tu lado

Una cosa me pasa cuando estoy a tu lado
no la puedo tocar, quisiera ver bien que es...
No dejemos esto a que otro lo viva
hagamos ahora a lo que venimos
dime si me entiendes

Porque...
Hay algo que me mueve y no sé
decirte muy bien lo que es
hay algo que me mueve y no sé
decirte muy bien lo que es
sólo sé...

Quiero estar a tu lado, a tu lado
y ahí me quiero quedar
quiero estar a tu lado, atu lado
es ahí donde quiero estar
quiero estar a tu lado, a tu lado
y ahí me quiero quedar
quiero estar a tu lado, a tu lado
es ahí donde quiero estar
quiero estar a tu lado, a tu lado
y ahí me quiero quedar
quiero estar a tu lado, a tu lado
Es ahí donde quiero estar.

El 8º paso en nuestro camino

Hoy es nuestro 8º aniversario (Sí, se permiten exclamaciones y gestos sorprendidos varios :)).
Si en un post pasado hablaba de lo rápido que pasa el tiempo...os figuraréis que volver a pensarlo aquí no es para menos.
Llevar ya 8 años de relación, a mi edad, sorprende a casi todo el mundo. Y pocos son los que se contienen de soltar la típica frase que parece que sea consecuencia directa: "¿Y para cuando la boda?""¿Ya invitaréis, no?" y similares.
Hace tiempo llegué a un punto en que me molestaba sobremanera que me soltasen la frasecita, porque nada más preguntarme:"¿Y cuánto llevas con tu novio?", tenía la certeza de que la siguiente, sería esa. Y cuando es repetida hasta la saciedad..pues una acaba hasta las narices y se da cuenta de la poca originalidad de la gente para hacer otras preguntas alternativas. O de que, al menos, veo que todos tenemos una misma mentalidad muy marcada que significa relación larga y duradera = boda ya mismo.
Pero con el tiempo me he acostumbrado, y esa reacción ahora solo me arranca una sonrisa.

No es que yo esté en contra de casarse ni mucho menos, ni que no me vaya a casar. Pero nunca he pensado en mi relación en términos de: "este año, este mes nos casamos, vamos a vivir juntos aquí, haremos esto y lo otro".
Sino más como un aquí y ahora, en el que no se descarta nada, pero tampoco se planea con tanta antelación.
Esto por mi parte, porque sé que mi pareja sí pensaba con mucha antelación y planificaba :) y fui yo la que le hizo ralentizar un poco el ritmo.
No por nada, sino porque prefiero vivir las cosas, y que ellas vayan marcando el ritmo, a forzarlo yo y luego no llegar a la meta.
Y así, poco a poco, marcando los acontecimientos su ritmo, hemos llegado a este gran año 8 en un día 8 de Octubre. Para mí, este año es más simbólico que lo que pueda ser el 10, por lo que el número 8 significa para los dos. Simplemente por comenzar a salir en un día 8, ese número se ha convertido en imagen de nuestra unión. Un número entrelazado, que une dos líneas opuestas. Como él y yo.

Muchos nos han visto siempre como la pareja perfecta. Vamos, la típica historia de las películas (pero sin rupturas ni otros amores de por medio): Chico del pueblo conoce chica del pueblo, mismo grupo, salen, se enamoran..y así hasta el fin. La gente a nuestro alrededor cambia, madura, emprende proyectos..y nosotros seguimos juntos. (Aunque también hemos cambiado, madurado y emprendido proyectos, claro)
Nos hemos convertido en imagen de la estabilidad. Nos costó más de 6 meses tener nuestra primera pelea, y supongo que esta combinación de carácteres también ayuda.
Pero a pesar de dar esa imagen exterior infragmentable, como toda pareja, hemos tenido nuestras pequeñas crisis. O debería decir, mis pequeñas crisis. Mi pareja siempre ha sido una persona de ideas claras y segura. Yo, no tanto.
Pero creo que es algo normal. Cuando empezamos, yo tenía 14 años (y él 18). De los 14 a los 22..como comprendereis, se cambia mucho y pasan cosas muy importantes en nuestras vidas. Tuve momentos de duda, de incerteza, de no saber si era ese camino el que debía coger, si obraba bien o mal, si sacrificaba mucho por esta relación o no...
Bueno lo cierto es que eso último aún me lo pregunto a veces. Y es cierto que sacrifico cosas por esta relación, pero sé que él también.
Como me dijo ayer de repente y dolorosamente certera mi madre"Por él, que sino, tú ya estabas también en Londres.¡Te conoceré yo!".
Bueno, eso es verdad.
Pero las cosas no son así. No estoy sola ni decido únicamente por mí de manera egoísta y hago lo primero que se me pasa por la cabeza. En esto, somos dos. Y hay decisiones en las que los dos tenemos que estar. Podía haberme ido, pero, si decidí quedarme, será porque en el fondo creo que sí merece la pena renunciar a ciertas cosas.
Ante nosotros siempre se abren caminos diversos, y hay que escoger. Cada uno escoge según su instinto, razón o circunstancias. Yo decidí. Y si lo hice guiada por mi corazón, debió ser lo correcto, aunque aún resuenen dudas.

Y es que 8 años son muchos años, y yo creo que son aún más influyentes en una etapa como la de lo 14 a los 22 (y de los 18 a los 26, pero hy hablo por mí :) ), que es cuando maduramos y nos abrimos al mundo.
Mi pareja, durante este tiempo, siempre ha estado a mi lado. Queriéndome, mimándome, soportando mis caprichos, apoyándome en todo lo que me ha hecho falta... como ahora.
Y hoy nos encontramos en esta parte del camino, los dos juntos. Y cogidos de la mano nos disponemos a seguir avanzando por él. Un camino que no sabemos a ciencia cierta dónde nos lleva, ¡pero qué agradable es recorrerlo!.
Disfrutamos de nuestra compañía, nos miramos directamente a los ojos, sinceros, sin paderes, sin nada que reprochar. Sólo con esperanza, ilusión, ganas de comernos el mundo juntos, de vivir la vida sorbo a sorbo, juntos, de emprender nuevos proyectos, juntos, de seguir madurando como personas y profesionales, juntos.
Y sé que somos unos privilegiados por todo esto, aunque a veces se nos olvide y nos pongamos taciturnos, refunfuñemos y arruguemos la nariz.
Tenemos algo único, preciado..lo que tantos anhelan y no todos consiguen. Y tenemos que esforzarnos en cuidar este tesoro tan nuestro, tan mío.

Hoy cumplimos 8 años, juntos.

miércoles, octubre 06, 2004

Piano


Piano


Éste es mi piano olvidado. Ahí está, relegado a la entrada. Permanentemente cerrado, sin usar, y cubriéndole cada vez más polvo.
No es un gran piano, pero es mi piano. Mi piano Yamaha de pared.
Aún recuerdo el día en que, ilusionada, fui con mis padres a comprarlo. Hacía años que daba clases de solfeo y piano, y el teclado ya se me había quedado pequeño. Necesitaba más.
Y ahí estaba él, esperando mi llegada. Con sus teclas intactas y sus pedales nuevos.
Pasó a la habitación que servía de biblioteca..y en él practicaba yo mis torpezas, y tuve mis primeros éxitos musicales :).
Pero yo nunca he sido alguien perseverante ni excesivamente paciente. Canso pronto de las cosas. Y también me cansé de él.
!Pobre piano! Pasó a un segundo plano. Cada vez se acariciaban menos sus teclas. Su sonido desapareció..
Dejé la música, y le dejé a él.
Para que no molestara, le arrinconamos en la entrada, frente a un espejo en el que ver su triste reflejo.
Si levantamos la tapa, ahí están sus blancas y negras teclas. Nuevas. Sus pedales aún conservan el plástico de serie..y la madera no tiene ni un rasguño.
Pero, de vez en cuando, como estos días, me acuerdo de él, lo observo y lo acaricio. Levanto su tapa, le hago cosquillas. Y sé que un día le volveré a tocar suavemente, y volverá a hacer sonar su voz como nunca.
Mientras tanto, es el incansable guardián de mi casa.

martes, octubre 05, 2004

Esos lugares

Ayer el pasado regresó ante mis ojos.
Parece mentira, pero hay lugares, calles, recovecos..que nos hacen rememorar los años pasados tan vivamente que parece que hayamos hecho un viaje en el tiempo y nos encontremos ante nuestro yo pasado (Sí, como si de un libro de Crichton se tratase).
Ahí estaba yo, en medio de esas calles, y todo se movía a mi alrededor. Las cosas sucedían, y era yo la invisible espectadora de lo que de sobras ya conocía.

Me vi a mí misma en los años escolares. En esa misma calle. Con mi mochila, mi walkman, riendo sin parar..yendo a esperar el autobús. Más allá, debajo de aquellos edificios, sí, en aquel parque.. volví a verme columpiándome y dando volteretas. Me vi acompañada de mis amigos, vi mis primeros ligoteos. Mi primera pelea.
De nuevo sangré por la nariz. Cogí el autobús sangrando y asustada.
Otra vez fui a jugar aquel partido de basket, y justo después tuve esa primera cita de la que tanto me arrepentí.
Vi la ex-casa de esa amiga olvidada. Y me pareció oir maullar a su gato.
Desde luego..estaba todo tan igual, que me pareció increíble lo que yo había cambiado. (Yo, que siempre he sido la misma!)

Pero también hay sitios a los que cuando vas, esperas tener la misma experiencia, recordar tu pasado, y, por qué no, sumirte en la nostalgia. Y cuando llegas..llega la decepción. Porque de ese sitio que tú amaste ya no queda nada, ha desaparecido. Donde estaba tu casa, ahora se alza un enorme Pryca (perdón, Carrefour). Y todas las pequeñas tiendas donde ibas a dibujar y robar nueces... están cerradas (Tomasita, la tendera ¿dónde estará? ¿Y ese viejo truhán que te hacía burlas desde su bicicleta?)
Ya no reconoces el lugar. Ése, después de todo, ya no es tu sitio.

Y entre lugares reconocidos pero pasados, y lugares perdidos en el recuerdo, te sientes un alma errante sin hogar. Que está de paso, pero un paso que anula, que encierra, que ata..un paso que ni se mueve, ni permanece.

domingo, octubre 03, 2004

La playa en octubre

Esta tarde la playa estaba en calma. Brillaba el sol, y el silencio calmaba las prisas y la angustia.
Los últimos veraneantes rezagados tomaban sus cañas a la sombra, paseaban bajo el sol o aprovechaban esos rayos de sol que Octubre nos regala.
Ya es Octubre. Y la playa está en su máximo esplendor. Parece una contradicción, pero es real. "El mundo está lleno de contradicciones".
El paseo me supo a gloria. A gloria no alcanzada, pero gloria al fin y al cabo.
Una tarde despejada, sin tránsito, ruido, sin apenas palabras. Es de agradecer.
Y aquel granizado de limón recién exprimido, que te hacía sorber incluso su fruto. El más natural de todo el verano llegó en otoño.
Mar en calma, brisa agradable..y dos jugadores en "El barco del pescador jubilado".

En el coche, el sol sobre mi rostro me adormece. Voy a la playa. En Octubre.

sábado, octubre 02, 2004

Mi descubrimiento

A veces la emoción te embarga. Ves una película, normal, de las del montón, pero descubres a un actor o actriz del que te encanta su frescura y que te intriga.
Y investigas, recorres el imdb en busca de información. Consigues la lista de todas sus películas, y a partir de ahora, siempre que puedas, intentarás verlas todas. Una a una.
Y resulta que..excepto algunas excepciones (y parece que más bien en su última trayetoria profesional) son películas ñoñas y tontas que no valen nada.
Pero te encanta verl@ en pantalla. Con esa sonrisa y esa candidez, que hace de los personajes más simples algo que atrapa y conmueve.
Sigues su trayectoria, y te alegras de sus logros, de sus avances. De que cada vez haga mejores papeles y participe en proyectos arriesgados (¡Qué alegría aquel día en que viste que participaba en esa película independiente que tanto te gustó!)
Le ves con cambios de look, que al principio te chocan. Pero es el gran profesional que tú descubriste (piensas henchido de orgullo...). Porque al fin y al cabo, tú supiste ver su luz cuando hacía películas de videoclub. Y ahora te es reconocido el buen ojo.
Tú eres su descubridor :). (Al fin y al cabo, quien crea el éxito de una estrella sino su audiencia)
Y no se trata de un sentimiento de fan adolescente ni mucho menos. No es esa histeria y obsesión fanática que solo sabe vivir para y por esa persona que vive a años luz y ni se conoce.

Pero, de vez en cuando, te tropezarás con su cara en tu pantalla, y una sonrisa pintará tu rostro.
Porque esa persona, aunque nadie lo sepa, ha sido tu pequeño descubrimiento.

viernes, octubre 01, 2004

Piano olvidado

Concierto de Brandemburgo nº1. Comienza el Allegro.
Y mis ojos se tornan acuosos ante el sonido de Bach. Y recuerdo mi amor por la música, tantos años olvidada. La desenpolvo, le saco brillo, y me emocionan los violines que alegres tocan. Sigo los compases, veo las partituras ante mis ojos, las notas, los ritmos..los sostenidos y bemoles.
Y mis manos tocando las ansiadas teclas del piano. La satisfacción de tocar una espléndida canción.
Es un milagro la música. Pasamos al Adagio, y el dulce sonido del oboe emociona..nos deja en blanco..Me tiemblan las manos por este sentimiento que me embarga. Tan cálido y triste.
...Incapaz de articular palabra, quedo minutos quieta y en silencio ante esta eterna pantalla. Maravillosas notas que calman y mecen.
Si cierras los ojos y simplemente..escuchas..puedes verlo. Naturaleza plena. Ríos, valles, pájaros..todo un paisaje lacustre ante tus ojos. Las nubes, blancas, avanzan rápidas al ritmo.
Pies descalzos sobre la hierba húmeda. Prados inmensos. Y corres corres corres, caes, ríes, lloras.
Tú, y Bach.
Despiertas.
Sólo hay un triste piano olvidado en la entrada.

Quiero daros

Después de la peor noche del año. En esta, mi primera crisis importante. En medio de mis dolores de cabeza y mis lágrimas sorbidas. Tras un mes gris, sin frutos, árido. Cuando mis inseguridades han salido más a la luz que nunca. En estos días en los que he tenido que enfrentarme a mis miedos y defectos...
Gracias a los que me habeis animado y consolado con vuestras palabras y risas, a los que habeis estado a mi lado, a los que me habeis aguantado (y me aguantareis), y sobretodo, gracias por confiar en mi, regalarme el don de la pausa, del control, la reflexión..y la perseverancia.
Odio estos discursos, pero quiero y necesito hacerlo saber, transmitirlo, alumbraros con esta certeza..:
Nunca la palabra Gracias tuvo tanto sentido para mí.