Sigue mis pasos por email ;)

miércoles, junio 08, 2011

2011

Hace mucho que no escribo. No es que no haya temas pero hay menos ganas. De qué hablar..¿de política? Las últimas elecciones autonómicas confirmaron todas las sospechas: en un país bipartidista sólo cabía esperar a la derecha. Más bien..que los ciudadanos votasen a la derecha. Me enfado con mis compatriotas pero no tengo a quién echárselo en cara, porque la gente de mi entorno no les vota...o no lo reconoce abiertamente. Cobardes -_-. Aunque no tienen por qué reconocerlo. Me asombra la capacidad de imaginación de la gente si se piensa que precisamente la derecha nos va a sacar de este atolladero. No harán más que hundirnos aún más. Y siento pisoteada la memoria de mi abuelo (el que también era minero, allá en la mina ;) con cada uno de esos votos (no es que los quisiera para el PSOE).
El mensaje de #nolesvotes no ha calado. La democracia incluso pierde fuerza (¿cómo hay gente que se digna a no votar? Dictaduras caigan sobre ellos - lo siento-).
A pesar de todo, la #spanishrevolution me ha dado esperanza, en que algunos estamos de acuerdo y no nos conformamos. Quizá seamos los que emigremos.
Me ha dado esperanza en la gente, y en el medio. Internet ayudando a coordinar manifestaciones espontáneas. Wow! Quién lo hubiera dicho en mi época de chats y messenger...dónde todos me tenían por adicta a la red :) Viva Twitter y sus hastags, aunque en sus inicios yo sólo lo usaba para seguir a los famosos -_-.
La tecnología sigue avanzando hacia los usuarios y, como mis compis de trabajo dicen..te da la vida :) . Estamos más comunicados, informados y al día que nunca. Mejor informados que antes. A años luz. Con la #spanishrevolution se le acabó de ver el plumero a los medios de comunicación generalistas (que muchas veces des-informan). Adoro que los Smartphones nos permitan enterarnos de todo al momento en cualquier lugar, comentar dónde estamos, qué vemos, comemos, nos permita jugar, descargar, descubrir, criticar...Muchos lo verán exagerado. Demasiada Información. Así todos te controlan y lo saben todo de ti. Bueno, si tú quieres.
A mí me gusta compartir y que compartan conmigo. Opiniones, críticas, aficiones...no haber estado nunca en determinado lugar pero sentir que ya lo conoces, ¿no es otra forma de literatura? Igual desvarío.

Tengo menos tiempo/ganas cuando tengo tiempo para leer, pero intento dar un salto cualitativo.
Y los bebés agotan, pero hacen que sonrías como una tonta. A mí, que me gustaban y tenía instinto maternal cero...
Y ya no veo la TV. Pero emiten los programas online (cuando no se piratean las series y películas, por muy ilegal que siga siendo). Eso sí que es conciliación.
No como la laboral. Eso no es conciliación ni es nada.
Si quieres ganar dinero, a trabajar tus horas y más. Si quieres que se te valore y ascender, a trabajar más, hacer la pelota, y tener unos añitos (porque con veintitantos no te toman tan en serio); y si haces jornada reducida..olvídate de trayectoria profesional, de ganar buen sueldo, y de estar en proyectos interesantes...
Pero hay una balanza en ti que siempre te guiará a cada momento. Y ahora mismo mi balanza dice: tiempo para mí y mi bebé.
O igual es que tendría que dedicarme a otra cosa...porque la publicidad online está muy bien, pero el problema es el país y muchas veces, mal que nos pese, su gente.

jueves, febrero 17, 2011

Retales

Me gustaban todos: los cursis y ñoños, melodramáticos, con personajes merecedores del premio "Drama Queen" del año; competitivos y beligerantes, fueran o no deportivos, con interminables competiciones entre diferentes equipos; fantásticos, ambientados en mundos irreales donde poderes mágicos tenían protagonismo; bélicos, con épicas batallas y guerras generacionales...

Inocentes, de humor blanco y con moralina, reprobables o de ética cuestionable...Todos entraban dentro de mi espectro visual y ejercían el mismo efecto sobre mi mente infantil



¿Cómo de vendidos estamos realmente? ¿Es el trabajo el medio o el modo? ¿El soporte o el contenido?...

Mi primer amor se ha convertido en un cachas de buena vida en Florida...y el segundo fue a parar a una cárcel cercana.
¿Y que significaban ellos?¿Soporte o contenido?

Cuando le quedaban semanas...insistía en que aquella no era su casa, en que se iba....



En ese momento me dio más envidia el que se iba que el que se quedaba. Con toda esa gente homenajeándolo, se le recordaba como a un hombre capaz, protector de sus seres queridos, amante de la naturaleza, la literatura, el Conocimiento...y de los momentos en familia.
Valiente, había luchado esperanzado hasta el final, yéndose con una sonrisa en los labios.
Y ahí nos dejaba.En un gris edificio en el que los móviles no paran de sonar, los niños se aburren y mañana hay que ir a trabajar. A un trabajo que en pleno s.XXI aún es alienador y que a pesar de ello y como en todo tiempo de crisis, hay que agradecer conservar.

¡Menuda experiencia!

Mis primeras impresiones del cambio a mami primeriza....

La verdad es que es cansadísimo esto de ser madre y dedicarse a ello las 24h. Una de las primeras cosas de las que me he dado cuenta ha sido ésta: Tenían razón cuando me decían que yo no servía para ama de casa y que preferiría ir a trabajar (aunque esté feo reconocerlo ). Igual luego cambia, o va a peor, no sé, pero de momento es agotador. Eso de levantarse cada 3 horas a dar biberones...y el momento eructos, que hace que se haga eterno darle el biberón. Y encima luego los cólicos..que dicen que es super normal y que dura hasta los 3 meses...Si es super normal y tanto se padece, ¿por qué aún no han encontrado solución efectiva? ¿Esto es como lo de la leche materna, que ninguna la iguala? Tantas investigaciones para nada...

Lo de dar el pecho, la verdad es que es una experiencia super bonita, sin exagerar y poniéndose todo lo "adulcorazo" que haya que ponerse. Porque es cierto que sientes a tu bebé contigo, tan cerca, de una forma tan íntima...y le quieres más que a nada...en fin, es muy bonita . Pero también tela. Primero porque a ver si tienes o no leche, si el niño se agarra o no, y si tu pezón también es bueno para que se agarre o no...
Estuve como 1 semana o más solo con calostro, que al segundo día el bebé se moría de hambre (y las enfermeras te miraban mal si les pedías biberones, manda narices), luego me salieron grietas (supongo que porque no sabía colocarme bien), y luego usé pezonera, que mejoró algo la cosa. Pero con el tema visitas en casa y que el bebé se tiraba dos horas mamando y a la hora volvía a tener hambre...acabé optando por el sacaleches.
El sacaleches es mucho más práctico, pq ves cuánto sacas y come el bebé y pq se lo das en biberón, lo puedes guardar, etc...pero la verdad es que yo nunca pasé de sacar 100ml, casi siempre 50ml. Así que seguía teniendo que usar bibe, y ni siquiera era aún leche leche. Además de repente, tras varios días en que creía que había tenido la subida de leche (y subí como dos tallas más de sujetador, a parte de las dos que había subido durante el embarazo ) el pecho me dejó de doler y me dio un bajón considerable. Y empecé a sacar menos leche o muy aguada. Así que llegué a la conclusión de que yo no debo tener mucha leche y ya le doy sólo bibe.

Bajo todas estas explicaciones, debo decir que sí llegué a sentir en algún momento la presión o remordimientos que dicen que pasan muchas mamás que no pueden o quieren dar el pecho a sus hijos, tildándolas de malas madres por ello. La verdad es que un poquito peor madre sí me sentí en algún momento, no sé por qué. Quizá por querer ser práctica y anteponer a ello la que dicen es la mejor lactancia...no sé, es un encontronazo de emociones, la verdad.

Y tb tuve, justo después del parto, momentos en los que me vi llorando a lágrima viva . Debe ser la fase esa de melancolía/tristeza que dicen que se suele pasar en el postparto. Lloré en el hospital, en casa..y lloraba de repente, sin venir a cuento. Unos lagrimones que en mi vida había llorado y caían como si nada.
Me sentía triste, presionada, sentía que no daba a basto, dudaba de mis capacidades para cuidar del bebé, temerosa, enfadada con los demás... y al mismo tiempo contenta, pero agotada. Yo creo que sobretodo se debía también al cansancio que tenía, del dolor, de no dormir, de las visitas...

Por cierto que yo sigo sin entender por qué las mujeres en general no hablan de lo que duelen los partos y la recuperación xdd ¿hay una especia de pacto femenino del que yo no estaba al tanto? Con lo bonito que lo ponen en las pelis....

Bueno resumiendo, ahora ya mi marido ha empezado a trabajar y yo estoy en modo madre-zombie: dando biberones, cambiando pañales, poniendo ropa a lavar, comiendo lo que me traen, despeinada, en pijama todo el día, cansada y con sueño . Acabo de empezar pero creo que no tardaré en pedir respiros de vez en cuando...


Ah, y sobre la recuperación post-parto, me asustó mucho eso de sentir la barriga como gelatina después del parto. Al día siguiente estuve super hinchada (y eso que durante el embarazo no me hinché casi nada, solo los dedos al final ) y la barriga era un flan. Ahora ya me ha bajado muchísimo, pero sigue estando algo blandiblú. Y eso sí, de los 9 kilos y pico que engordé (no llegué a 10) he perdido ya 8. Me queda kilo y pico que debe ser lo que me veo en la barriga..Pero qué curioso el cuerpo humano eh? Cómo cambia!! Vivirlo tb es curioso...
Me ha impresionado mucho más la experiencia del parto y postparto que el embarazo en sí, la verdad, que excepto por el dolor de espalda, lo llevé super bien