Sigue mis pasos por email ;)

jueves, junio 30, 2005

Great Expectations, siempre


Estoy leyendo Grandes Esperanzas, de Dickens. Y por supuesto, no puedo evitar compararlo sin cesar con mi película predilecta.
Como dos de mis mayores aficiones son la literatura y el cine, aunque no necesariamente en este orden, siento una enorme satisfacción cuando a una obra que es de mi agrado, como es en este caso Grandes Esperanzas, puedo analizarla desde todos los vértices posibles y darle infinitas vueltas.
Leo el libro, veo las películas (Tanto
la de David Lean como la de Cuarón), y vuelvo a releer las páginas. O busco determinadas escenas. Escucho sin cesar las bandas sonoras..Y así en bucles sin fin.
Me regodeo en todas sus versiones, las existentes y las posibles. Y disfruto. Me inundo de toda su historia, su estética y su relato, hasta que ella y yo somos un todo indivisible. Hasta que olvido mi propia vida y sólo siento lo que sienten Pip/Finn y Estella, la señora Havisham/Dinsmoor (qué magnífica era Anne Bancroft) o Joe.
Y me encanta ver como el libro es precioso en detalles, conciso, aclarador. Mientras que la película sobrecoje, es una llamarada de color, sonido y sensaciones.
Cómo al fin y al cabo, explican lo mismo, pero de maneras totalmente diferentes. Cómo dejan el mismo sabor de boca, pero distinto.
Cambian nombres, escenarios, épocas incluso. Cambia el lenguaje comunicativo. Pero todos comparten la misma esencia. Aquella que me atrapa y me comprime. Lo demás es regocijo, es puro placer. Tanto en la versión en letras, como en las audiovisuales.
¡Y de cuánto placer son capaces las diversas creaciones del hombre!










PD: Hoy hace un año de la inauguración de este blog :) Y un año después, aquí seguimos, walking in my shoes...

Now I'm not looking for absolution
Forgiveness for the things I do
But before you come to any conclusions
Try walking in my shoes
Try walking in my shoes

miércoles, junio 29, 2005

De nuevo en estas fechas

Bajo mis pies se encuentra mi pre-adolescencia. Cada 29 de Junio vuelve.
Con sus Autos de choque, Saltamontes y Tornados. Su churrería, algodones de azúcar y manzanas edulcoradas.
Música discotequera pasada de moda, fichas regaladas y flashes de luz.
Terrazas, baile, tiendas... En una única calle, y bajo mis pies.
El olor a espuma, chuchería y emoción. Los gritos estridentes, los lloros y la algarabía.
Quiero huir de todo ello porque es una etapa pasada, porque he cambiado y me molesta su alborozo.
Pero es imposibe hacerlo cuando es el suelo que pisas desde hace siglos y cada año vuelve en tu busca.

lunes, junio 27, 2005

Madonna y yo

Citas y citas y citas...
Hay tantas citas famosas como gente memorable ha habido. E inmemorable también.
Y de todas ellas..nos solemos prender de las que más cercanas sentimos. De las que más aspiramos a conocer. O de las que más dicen de nosotros.
Incluso podemos estar de acuerdo con muchas (¿Quién hoy en día osa rebatir el sabio "Sólo sé que no sé nada" de Sócrates?¿O reprimir una carcajada ante la desbordante inteligencia disfrazada de humor de Groucho en su "Perdonen que no me levante" en su tumba? Por decir alguna de las más famosas...El "Dios ha muerto" de Nietszche aún levanta ampollas, y así incontables ejemplos.
En realidad, esto de las citas se ha convertido hoy día en casi un mero juego. Puedes jugar a ello en el Trivial, en un foro, o en uno de esos interminables tests que reenviamos por email.
Pero entre todas, siempre tendremos nuestras predilectas.
Yo me apego a las de Niestzche especialmente. Porque me veo retratada en ellas y en su pensamiento. Porque fue el primer filósofo en el que vi destellos de mis sospechas, y el que acabó de abrir la tierra bajo mis pies en cierta manera.
"El egoísmo es la esencia misma de un alma noble". ¡Qué cita seguramente más discutida!¿Verdad? Y yo que estoy de acuerdo al 100% y que me veo en ella reflejada.
Y debe chocar...pero al lado de esta cita, o antes, o únicamente, siempre pongo esta otra:
"Deme un par de zapatos altos y conquistaré el mundo". Que lejos de pertenecer a otra autoridad (al menos del mismo rango que Friedrich), es original de Madonna. Figura que para mí también tiene su mérito. Diametralmente opuesto quizá, pero lo tiene.

Y siempre cito esa frase porque, como con la anterior, también me veo reflejada en ella, o muestra una parte de mí, o me gustaría aspirar a ella. !Qué sé yo! A veces sólo sentimos la cercanía pero no sabemos describirla con palabras.

Image hosted by Photobucket.comLa ambición me mueve. Siempre me ha movido. Pero he aprendido a graduarla con los años. A renunciar a su enormidad y a regularla a mi antojo.
No ya por verlo imposible, sino por saberlo incómodo para los demás. He renunciado a algunos resultados...por circunstancias impropias (quiero decir no propias).
Así, con el paso de los años, esa ambición de comerse el mundo sigue ahí, pero va disminuyendo su escala, se va amoldando al exterior, a lo ajeno, y llega a demostrar cuán de noble puede ser el egoísmo.
Mi comerme el mundo ya no es el mismo ahora que a mis 5 años. Mi comerme el mundo ha cambiado de escala de valores. Pero sigue ahí, y me sigue moviendo. Y cuando ves que avanzas, y das otro pasito más, la satisfacción es enorme.
Y sí, aún peleo con mis rencores escondidos, con mi refunfuñar diario, con mi queja interminable...pero ese paso vale por todo. Un peldaño más de la escalera subido. Dos peldaños. Tres peldaños.
Ambición, ahí llego. Sigue moviéndome. No pares.

PD: Y un minipeldaño más! Saldado gracias a Luz y Ana (muuuchas gracias, que hubiera sido de mí sin vuestra clase magistral! ;))
Ahí va la primera canción online:
Cycle - Apple Tree (ERROR. No funciona, en cuanto pueda intento arreglarlo)

miércoles, junio 22, 2005

¿Excentricidades?

Igual que pienso que por correr más el tiempo pasará más deprisa.
Igual que creo que obligaré al semáforo a cambiar de color si lo miro con suficiente energía... no quiero cerrar los ojos por miedo a que hacerlo me haga llegar tarde.

martes, junio 21, 2005

Sí, la ternura mueve el mundo

Este fin de semana O. va a Roma con De., y allí le va a pedir que se case con él.
Pienso en ello y me dan ganas de llorar. No sé si por lo sensible que me siento en estos momentos o por la inconmensurable ternura que me inspira el hecho de que dos amigos vayan a dar ese paso.
En todo caso, es precioso :). ¡Adelante O.!

lunes, junio 20, 2005

Injuria, ultraje, fraude

Cómo se atreven a criticarme. Y en nombre de qué. Cómo se atreven aún peor, a juzgarme, y en su propio nombre.
Como se atreven a meterse en mi vida, aunque formen parte de ella, y a juzgar mis decisiones. Decisiones que no les afectan. Cómo se atreven a creer que sí. Que tienen derecho a opinar sobre mis caminos elegidos. Sobre mi buena o mala visión de la vida. A sus ojos, claro.
Yo sé que hay diferencias insondables entre nosotros. Que somos fuego y agua, tierra y aire, blanco y negro. Pero yo no les juzgo por ello, o me atrevo a decidir su destino. A creer que su opción es mejor que la mía.
Y ellos lo hacen. Son crueles, egoístas, faltos de imaginación e ignorantes.

Ahora me vengo y soy yo la que les juzga a ellos. Por señalarme. Por osar valorar mi balanza personal. Por inmiscuirse cual marujas de barrio. Así han actuado. Como marujas.
A mí tampoco me gusta vuestra vida, ni vuestro modo de hacer las cosas, ni vuestras continuas alusiones a lo que está bien o está mal, sin dar posibilidad a la duda. Pero no me he visto en el derecho de cuestionaros. He compartido parte de vuestro camino a pesar de estas diferencias.
Y ahora me pagáis así. Me traicionais así. Os creeis injuriados, a saber a cuento de qué.
Y esta vez no lo dejo pasar. Esta vez me ha hecho daño. La espina es ahora cactus. Cactus gigante. Mata de cactus. Del que es imposible escapar.
Y hoy ya no pasa. Digo basta. Hasta aquí he llegado. Y os envío al infierno con vuestros cactus, espinas y juicios finales.
No me veo capaz de perdonar el fraude.

I'm happy

Soy TAN Feliz.
Quiero decir, que la felicidad no es más que un estado momentáneo de inmensa satisfacción. Si no fuera momentáneo, la satisfacción no sería inmensa siempre, pues eso debe ser algo imposible.
Y yo, ahora, justo en este instante, soy FELIZ. Me encuentro en ese momento, ese segundo, minuto, hora, día..o lo que quiera durar. Y sé que no será para siempre. Pero incluso por eso mismo, lo disfruto y saboreo con más regocijo si cabe.
La fortuna me sonríe. El sol me ilumina. La suerte está de mi parte y las estrellas fugaces me responden.
Dios mío ¡es increíble!.
Y todo se debe a un cúmulo de ciscunstancias favorables que hace que sonría mientras escucho música por la calle, que me ría de los retrasos en la carretera y que minimalize los roces diarios.

Y es que, a pesar de las dudas, de los remordimientos, de los interminables peros, cuando haces lo que realmente quieres, con el corazón, cuando no piensas más allá y te lanzas, y te sale bien..es un subidón.
Ahora lo he descubierto.

Este fin de semana he estado en Londres. Ha sido magnífico. No sólo por Londres en sí, que también. Sino por lo que el realizar este viaje ha significado para mí.
Ha sido un nuevo abismo que he salvado. Una nueva superación. Un nuevo paso hacia el enrequecimiento personal, y, por qué no, la madurez.
Si el viaje a Cuba fue mi primer decubrimiento al resto del mundo, éste ha sido su continuación. Pero añadiendo el plus de independencia y sentimiento de autonomía que me ha aportado.
El coger por primera vez sola un avión, dirigiéndome medio desamparada (o así me sentía) a una ciudad desconocida, (y sin estar segura del idioma que pretendía hablar, por supuesto) y salir airosa de ello...es una de las mejores satisfacciones recibidas.
Y cómo no hablar del impacto que me ha causado Londres. La misma Europa y una Europa tan diferente a la mía. En todo.
La primera impresión (a parte del control que tienen en los aeropuertos comparado con España) fue el verde de las afueras de Londres, en Luton, que, por supuesto, me recordó a mi Asturias natal y que poco tiene que ver con el verde de Barcelona. La segunda...ver los coches conducir al revés :).
En realidad no me di cuenta de ello hasta que tuve la visión de un lo que yo creía conductor comiendo despreocupadamente en su asiento una tarrina gigante de helado mientras miraba su pocket pc. Me dió un vuelco el estómago (literalmente) y pensé: "¡¡Pero qué hace!!¡¡Está loco!!¡¡Se la va a pegar!!"
Caundo me di cuenta de que él no era el conductor, y que el susodicho se encontraba a su lado. Entonces no pude reprimir la semi carcajada y reírme de mí misma por el despiste.
Aunque, aún sabiéndolo, no deja de impresionar el ver a niños en el asiento acostumbrado al conductor o de dar cierto vértigo el coger las rotondas en sentido contrario y ver como te adelantan por la derecha.
Además, aunque los coches son los mismos que puedes encontrar aquí, hay muchos más coches de "clase más alta", por llamarlo de alguna manera. Abundan los BMW's, Mercedes, Audi's y VW mucho más que en Barcelona. Y los deportivos Lexus y parecidos que aquí son menos vistos.
Por supuesto, los típicos autobuses de dos plantas no dejan de ser curiosos, sobretodo el hecho de que los asientos sean prácticamente sillones.
Y la gente. Gente variopinta. De todas las razas, de todos los colores. Gente que parece sacada de películas y videoclips.
No, después de todo, Barcelona no es tan cosmopolita como cree.
Parejas de negros de mediana edad, con su sombrero de bombín y su chaqueta de punto, conduciendo su enorme furgoneta de destacado color.
No, eso no lo suelo ver en Barcelona.

Y los edificios. Bajos. Monumentales. Artísiticos. Curiosos bajo mi punto de vista. Más estéticos y bonitos. Una ciudad baja. En la que destaca la impactante y cuidada publicidad exterior de las vallas, los autobuses, el metro, los edificios.


Continuará...y pendiente de actualización por circunstancias adversas

viernes, junio 17, 2005

London Calling

2x]london calling
speak the slang now
boys say wha
come on girls say what, say wha

slam, galang galang galang...
shotgun, get down
get down, get down, get down
too late, you down
d-d-d-down
ta na ta na ta na

blaze a blaze (galang a lang a lang lang)
purple haze (galang a lang a lang lang)
blaze a blaze (galang a lang a lang lang)
purple haze (galang a lang a lang lang)

[2x]who the hell is hounding you in the bmw
how the hell he find you, 147'd you
the feds gon get you
pull the strings on the hood
1 paranoid youth blazin' thru the hood

blaze a blaze (galang a lang a lang lang)
purple haze (galang a lang a lang lang)
blaze a blaze (galang a lang a lang lang)
purple haze (galang a lang a lang lang)

[2x]london calling
speak the slang now
boys say wha
come on girls say what, say wha

[2x]they say
rivers gonna run though
work is gonna save you
pray and you will pull through
suck a dick'll help you
don't let em get to you
if he's got 1 you get 2
backstab your crew
sell it i could sell you

[4x]blaze a blaze (galang a lang a lang lang)
purple haze (galang a lang a lang lang

M.I.A. - Galang

Que me voy, que me voy. !Hoy me voy a Londres! Así que...hasta el lunes!

jueves, junio 16, 2005

Relevancias compartidas

A veces la convivencia en el amor tiene un sabor amargo. O insípido. Todo depende del día.

Ahí estás. Delante de tu compañero de viaje desde hace siglos...y te ves incapaz de explicarle nada. Al menos, nada de lo que es realmente relevante para ti.
¿Y todo por qué? Porque le quieres a pesar de las diferencias. Porque le respetas como persona individual que es. Porque le conoces tanto, que sabes cuando ciertas cosas no las entendería, o cuando ni siquiera le interesan, o cuando le da igual si se las cuentas o no.
En definitiva, no le explicas nada de lo relevante para ti porque sabes que es lo que quiere y el hacerlo significaría un enorme: no te conozco ni te reconozco como persona individual.

Hay momentos en que piensas que es falta de interés por su parte, o de curiosidad, o de ganas. Que es falta, en definitiva.
Pero sólo lo piensas unos instantes, pues lo que tienes es una certeza. La certeza de que él es así, tú eres asá, y contra eso no hay conversación que valga.

Luego pasan los años y cada uno de vosotros tiene dos vidas: la hablada, y la silenciosa.
Lo curioso es que esa silenciosa también la compartís. Pero sin que nadie lo sepa. Ni siquiera vosotros.

miércoles, junio 15, 2005

Podcasting

Creo que, al final, he conseguido entender, a gran escala, en qué consiste eso del podcasting.

Creo haber entedido que consiste, básicamente, en poder hacer y colgar archivos en mp3 grabados por uno mismo y que otros lo puedan escuchar y/o descargar. Archivos que pueden contener relatos, música..vamos, lo que nos de la gana.
Para escucharlos, sólo hace falta tener un programa específico ( por supuesto, hay varios). Y para crearlos..dos programas más, que crean el archivo y lo envían a su destino (aquí entran en juego direcciones ftp y demás) ¡Ah! Y el RSS, que sino he entendido mal es algo así como el XML y demás, (que te permite mediante determinados programas como Bloglines tener tus feed a los que seguir comódamente,) pero para los podcasts.
Aunque he estado peleándome con ellos y no lo he conseguido...pero no parece tan difícil. Sólo es necesario tener tiempo que perder :).

Eso sí, la utilidad final tampoco la veo muy clara.
Me recuerda a las cintas que escuchaba de pequeña, en las que te contaban en audio el mismo cuento que leías sobre papel.
Cuanto menos, curioso. No está de más ir añadiendo opciones, supongo. El medio cada vez se torna en más multimedia que nunca, y eso es fascinante.

Pero a mí solo me interesaría para dejar colgadas mis canciones favoritas. Y eso ya se puede hacer por otras vías, aunque yo no de con ellas. ¿O no?

Hoy: Cycle-apple tree

martes, junio 14, 2005

Pink Panther's

En la guardería, los días de lluvia, nos llevaban a todos al gimnasio, sacaban el enorme proyector y nos ponían las películas de La Pantera Rosa.
Creo que si alguna vez me han gustado los días de lluvia, fue entonces. Pues su llegada significaba alborozo, pantalla grande y color rosa. Como no, acompañada de la rítmica música de Mancini, que muchos de nosotros ya nunca podremos olvidar.
Ahora la Pantera cumple años, estrena
película, y disco.
Hoy ha vuelto a llover, todo es rosa, y
Mancini ha vuelto para tararear mi vida..

lunes, junio 13, 2005

Palabras más, palabras menos

Tengo una particular obsesión con las palabras.
Me gustan. Me encantan sus significados. Y siento mucha curiosidad por todo lo relacionado con ellas.
Disfruto ahondando en sus entrañas para buscar todos sus posibles giros, y descubriendo las posibles relaciones entre unas y otras.

!La manera en que cada uno se expresa dicen tanto de uno mismo! Es magnífico su poder. Y el dominarlas un arte. Un saber.
No sé, siento una atracción innata hacia ellas.

De pequeña me moría de ganas de aprender a leer simplemente para poder leer sin cesar todas esas historias maravillosas que escondían los libros. Quería tener ese poder para hacerlo solo mío y utilizarlo cuando me viniera en gana.
A través de ellas puedo crear lo que quiera. Hay pocas cosas imposibles. Y siento la necesidad de zambullirme en su naturaleza, de perseguir sus inicios y perderme en su historia hasta llegar al día de hoy. Sólo así creo poder comprender nuestro mundo al completo.

Y hoy en día, en que tantas palabras han perdido su valor, en que todo se distorsiona y se desvanece por el camino. Hoy en día, que utilizamos menos de la mitad de preciosos vocablos que utilizaban nuestros antepasados..esta curiosidad mía adquiere tintes de frikismo (ésta es nueva ¿eh?;)). Y las palabras se han convertido en tesoros aún más preciosos por su cada vez más escaso uso, o por su común mal uso.
¡Cuántos matices abandonados a medio camino!¡Cuántos nombres ocultos debajo del polvo!
Y qué simple se torna nuestro pensamiento cuando falta una voz que darle.

Calibrando

Bacanal:
1. adj. Dicho de ciertas fiestas de la Antigüedad: Celebradas en honor del dios Baco. U. m. c. s. f. pl.
3. f. Orgía con mucho desorden y tumulto.

Desorden:
1. m. Confusión y alteración del orden. Era u. t. c. f.
2. m. Perturbación del orden y disciplina de un grupo, de una reunión, de una comunidad de personas.
3. m. Disturbio que altera la tranquilidad pública. U. m. en pl.
4. m. Exceso o abuso. U. m. en pl.

Tumulto:
1. m. Motín, confusión, alboroto producido por una multitud.
2. m. Confusión agitada o desorden ruidoso.

Confusión:
Perplejidad, desasosiego, turbación de ánimo.
f. Equivocación, error.
f. Abatimiento, humillación.
f. Afrenta, ignominia.

Orden:
1. amb. Colocación de las cosas en el lugar que les corresponde.
2. amb. Concierto, buena disposición de las cosas entre sí.
3. amb. Regla o modo que se observa para hacer las cosas.

Perturbar: Inmutar, trastornar el orden y concierto, o la quietud y el sosiego de algo o de alguien

Exceso:
1. m. Parte que excede y pasa más allá de la medida o regla.
2. m. Cosa que sale en cualquier línea de los límites de lo ordinario o de lo lícito.

Perplejidad: Irresolución, confusión, duda de lo que se debe hacer en algo.
Desasosiego: Falta de sosiego: Quietud, tranquilidad, serenidad.
Concierto: Buen orden y disposición de las cosas.
Ordinario: Común, regular y que sucede habitualmente.

Fuente: Rae

jueves, junio 09, 2005

trabajo trabajo trabajo

Este verano será mi primer verano a medias. Mi primer verano sin 3 meses de vacaciones. Mi primer verano como trabajadora.
Hace 6 meses (el día 13 los hará) que trabajo en la misma empresa, y 9 meses que trabajo.
Ya sé que no parece mucho (teniendo en cuenta los algo más de 42 años que me quedan por delante..uau!), pero creo haberme hecho ya una ligera idea de la mecánica del trabajo. De su lugar en nuestras vidas, de como lo asimilamos en ella y, en definitiva, de como lo vivimos.
Y quizá no sea novedad, pero yo ahora lo constato como cierto: la gran mayoría, lo vivimos mal.
No porque no nos guste nuestro trabajo o causas parecidas (que también hay, la inmensa mayoría en realidad) sino porque simplemente, se nos presenta (y sino, se acaba convirtiendo) en una obligación.
Al menos es mi caso. Y las cosas que realizamos de manera obligada nunca se disfrutan libremente.
Es muy famosa aquella frase de "¿Vives para trabajar o trabajas para vivir?"
Pues bien. Yo no quiero ni creo que sea positivo ni lo uno, ni lo otro. No quiero basar mi vida en mi trabajo (a no ser que lo haya elegido así), y por supuesto, menos aún quiero trabajar simplemente para poder vivir.
Se supone que tendríamos que disfrutar de nuestro trabajo, de nuestras obras, sean las que sean. Se supone que el trabajo ha de completar a la persona, no aniquilarla. Se supone que el trabajo es una parte más de nuestras aptitudes, un sector más del quesito de nuestra vida. Como el aprender, como el formar una familia, como el tener relaciones sociales, como el luchar por causas en las que creemos. El trabajo es una parte más de nosotros que ha de ayudar a realizarnos y definirnos. A completarnos.(Aunque quizá esto sólo lo supongo yo...)
Pero para ello, no debería presentarse ante nosotros como un deber o obligación. Con horario restringido y exceso de formalismos.
Debería ser constructivo, ameno, gratificante. Hecho con libertad porque queremos, porque nos gusta contribuir en la sociedad.
Y para ello un trabajo ideal sería aquel que se adaptara a nuestra vida, y no, como ahora, tener que adaptar nosotros nuestra vida al trabajo.
Es darle la vuelta al concepto. Ahora el blanco sería negro, y el negro, blanco.

Doy carpetazos

Tendida en la cama. La una de la madrugada.
El intenso dolor me sobrecoge y de nuevo: Insomnio. No te necesito.
A seis horas del despertar y aún sin conciliar sueño, soy mi propia mortaja.
De nuevo la inquietud, la impaciencia, el desencanto.
Mañana ayunaré, pues es la única cura a mis excesos.
Exceso de ambiciones, curiosidad y vida. Exceso de egocentrismo, de pereza y gula. De orgullo, amor propio y sed.
Exceso de todo y falta de nada. O quizá de ímpetu, quizá de esfuerzo.
Y en mis sueños doy carpetazos a todo, y voy cerrando etapas. Cuando despierto la realidad pesa. Todo sigue abierto y nada avanza.
Camino sobre una cinta mecánica infinita. La sensación de movimiento me engaña.
Discierno la verdad apenas una milésima de segundo. Una milésima eterna, clarividente, deslumbrante.
Pero el tic del tiempo pasa y se cierra la escotilla.
De nuevo a ciegas, ofuscada, obtusa.
Y sigo caminando sobre el mismo suelo.

miércoles, junio 08, 2005

Fatalidad

Cuando olvido el paraguas, llueve. Si lo llevo, resplandece el sol. El día que salga tarde de casa, el autobús llegará antes y lo perderé, cuando cada día me hace esperar 10 minutos. Y si ese día tengo prisa, por supuesto, llegaré tarde. Mientras que ayer, que no tenía horario, la caravana desapareció y llegué media hora antes a mi destino.
Lo mismo me pasa con las sandalias y las chaquetas: si me abrigo, de repente el día es el más caluroso del mes. Si voy en sandalias y tirantes...el frío viento del norte hace acto de presencia hasta en mis huesos.
Aquella preciosa falda que veía día tras día en la tienda que tengo de paso, desaparece el día en que por fin voy a comprarla. Y si necesito urgentemente enviar un email...cae el servidor.

La fatalidad me persigue, y dicen que es culpa de un tal Murphy.
Rogaría a este señor que dejara de divertirse a mi costa.

martes, junio 07, 2005

magia

Raquel me confesó que sus muñecos, por las noches, hablaban. Y que ella entendía su lenguaje.
Me contaba anécdotas de noches de diversión, de secretos guardados y guiños cómplices.
Era bruja, decía, y por eso era capaz de hablar con ellos y percibir que tenían vida.
Yo exageraba mi asombro y, como buena amiga, ayudaba a que se sintiera especial con mis constantes elogios y cara de pasmo.
Pero para mis adentros, sonreía.
¡Qué ingenua!- pensaba -Si soy yo la capaz de darles vida, hacer surgir tormentas a mi antojo y cambiar de color los semáforos con un parpadeo.

lunes, junio 06, 2005

Cadena: Mi música

Hoy toca cadena, ¡preparaos porque ningún blog se librará de ella! :). Yo lo he recogido de Bo Peep y su eterna falda roja y de un hombre sencillo;).

1. Tamaño total de los archivos de música en el ordenador:
Míos: 6,27 GB
De mi padre: 3,37 GB

2. Último disco que compré:
No suelo comprar. Bueno, no no suelo, no compro. Aunque algunos simplemente porque no encuentro el momento. Pero si sirve..sí compré hace poco el doble DVD de Depeche Mode: Videoclips 86<98 Deluxe Edition

3. Canción que estoy escuchando ahora:
Soulstice - The Reason (aunque admito que he puesto música adrede..a estas horas no suelo, estoy más por el blog)
Y antes..The Faint - Erection (sexy sexy..esto lo digo yo, no es título)

4. Cinco canciones que escucho mucho o tienen algún significado para mí:
Personal Jesus - Depeche Mode (en realidad varias, pero pongamos ésta)
Sweet Dreams - Eurythmics
Bizcocho amargo- Si*Sé
A quién le importa - Alaska (significa significa)
Blue Monday - New Order

5. Cinco personas a las que les paso el testigo:
2pac
Doblezero
Pau
Zifnab
Exagerada (aunque no sé si me lee..:s)

Y me quedo con las ganas de pasárselo a más.

¿Para cuando el de cine?

Anhelo...

Hoy J. me decía que a veces ve sus deseos ante él, a un palmo. Y de repente los ve alejarse y alejarse, volverse inalcanzables. Entonces sabe que no puede hacer nada por conseguirlos.
Dice que le fastidia porque son cosas que realmente quiere, y que le pasa al menos 3 veces al día.
-¡Qué de cosas quieres!-fue lo primero que pensé.
-¿Y a ti, no te pasa?-.

Supongo. Pero en realidad, yo nunca veo nada imposible, y creo que hasta el último segundo de mi vida viviré con la esperanza de conseguir todo aquello que anhelo.

domingo, junio 05, 2005

Allá ellos

Me dicen que apunto demasiado alto, que abra los ojos, que sea realista, que vivo (y no sólo me escondo) en las nubes...
Yo hago oídos sordos y bailo ¿¿
reggaeton??.
Allá ellos con su realismo.

viernes, junio 03, 2005

A Csitári Hegyek Alatt

A csitári hegyek alatt
Régen leesett a hó
Azt hallottam kisangyalom
Véled esett el a ló
Kitörted a kezedet
Mivel ölelsz engemet
Így hát kedves kisangyalom, nem lehetek a tied.

Amoda le van egy erdö,
Jaj, de nagyon messze van.
Középibe, középibe,
Két rozmaringbokor van.
Egylik hajlik a vállamra, másik a bábaméra,
Így hát kedves kisangyalom, tied leszek valaha.

Somewhere on the mountain side
The winter cold fell long ago
My little angel why did you have to fall out riding in the snow
If your arms are broken, tell me how
Will you ever hold me now
Darling then my little angel
How can I be yours again?

Look, in the distance there is a wood
But it is so far away
In the middle, in the middlethere are two rosemary bushes
Look, they are each leaning on each other, supporting each other
So you see, my darling little angel... somehow we will find a way.

Oi Va Voi

jueves, junio 02, 2005

¿Sismo?

De nuevo la tierra se mueve bajo mis pies. Parece que nunca pueda estarse quieta.
A veces me gustaría que su quietud pareciera durar una eternidad. Otras...tengo la certeza de que si lo hiciera, me asquearía su calma.
El caso es que cada x tiempo (pero no regularmente)...BRRROM! Grietas bajo mies pies y movimientos sísmicos que a punto están de hacerme perder el equilibrio.
Las mariposas revolotean por el estómago y sufro por mis tacones, que seguramente acabarán atrapados entre dos placas.
Pero esta vez no me importa. La tierra puede moverse todo lo que quiera, que no me pienso dar por aludida.
El 17 cojo un avión a Londres, y hasta entonces me esconderé en las nubes.

miércoles, junio 01, 2005

Obcecada

Esto de los blogs tiene muchas ventajas, pero también algún incoveniente: a veces tengo que olvidar que tengo o puedo tener lectores (cosa que sólo yo he propiciado. Illa..si no pasaras el link estas cosas no pasarían) para poder expresar lo que realmente quiero. Quiero decir que ni me sale, ni me inspiro. Mi razón cohibe a mis pensamientos e incluso mis sentimientos..y me veo en parte sesgando posibles intervenciones que me ayudarían mucho.
Es un problema sólo mío, lo sé..pero quizá es que no acabo de adaptarme del todo bien a este nuevo formato de diario personal..pues para eso lo utilizo, básicamente. Para volcar en él todo aquello que necesito expresar; sea personal, informativo, creativo o del todo intranscendente.

Estos días he descubierto otra cosa: Creo que tengo una alta capacidad para obsesionarme con las cosas durante cortos periodos de tiempo (pero intensos).
Me pasó con Lo que el viento se llevó hace poco, me ha pasado con este blog y sus características técnicas (que me muero por ir mejorando y aprendiendo cada día novedades, aunque no lo parezca).
Este fin de semana..me obsesioné con Star Wars (sí, estoy cayendo, y esta vez casi no lo hago..No me llamaba nada la atención ver esta tercera saga..que aún no he visto..pero una sesión doble de las partes IV y V lo ha propiciado. ) y me ha hecho inbuirme de un sentimiento: tristeza, melancolía. Por la historia de amor de Anakin/Darth Vader y Padme. Una bella historia sin final feliz..No las soporto.
La tristeza de su transcurso y de ese final me contagia y aún después de semanas puedo no haberme deshecho de su influjo. Es lo que tiene ver la I, la II, y la IV y la V sin ver antes la III. La sensación del final de la relación ha sido brusco, brutal, sin explicaciones de por medio. La conversión del carácter de Anakin ha sido dura como la vida misma, porque no he visto su transcurso...y eso lo hace mucho más impactante.

Y ahora, a parte de con MediaXpress (que ya me están enviado otra película), ando algo obcecada con El Gatopardo de Lampedusa, que he terminado hoy.
No me quito de la cabeza el sentimiento de nostalgia y melancolía del príncipe, viendo el fin de su mundo conocido. La vivacidad de Tancredi, la ambición e ímpetu de Angélica, o la desazón y animosidad de Concetta.

Además, estoy descubriendo que no me gusta ver el paso del tiempo y con él la evolución de los personajes. No me gusta ser testigo del declive o derrumbamiento de sus vidas, me encoge el corazón y tan sólo me infunde mezcolanza..no sé de qué.
¡No quiero pensar qué pasará cuando sea testigo del declive de mi vida...!