Sigue mis pasos por email ;)

miércoles, septiembre 20, 2006

Resignación

No sé que quieres que opine, diga, escriba. Si piense lo que piense, la vida me lleva por su fluir sin perdir permisos.
Quería dar un tono optimista a este escrito. Iluminarlo de luz y vivacidad; de carcajadas juveniles. Para ello, debo rememorar momentos felices. Como cuando os reís de mi(s chistes), me llevo una sorpresa, me reencuentro con aquella amiga...Momentos intensos, como la subyugación ante una historia o el ritmo de una música; el vello de punta ante sus susurros por la espalda.
Subidones de adrenalina. Adoro los parques de atracciones, los deportes de riesgo, el descenso por la pista roja...

Mi falta. ¿Mi falta?. Mi falta de ilusión se debe a la carencia de adrenalina, a la falta de recursos.
Si todo el positivismo reside en observar, obtener y hacer. Obtener y hacer. Cuando la falta de recursos sólo permite observar, y no se obtiene, y no se hace; la ilusión palidece.
Luego, un día, haces. Pero ya te da igual observar que hacer, ¡tanto te hacen esperar que fastidia el caminar al son de algo!
Y así, la vida te lleva sin pedir razones, ni metas. Si no eliges, ella te las brinda sola, como uno de esos juegos inteligentes.

Escribo para mí y poco me importa todo (poco/todo)
Subo montañas como bebo Coca-Cola; mi escala de valores no hace diferencias. Soy consumista como valoro al que no lo es, e incluso le doy la razón sin sentirme denigrada por ello. Le quiero tanto cómo le doy poca importancia al que estemos siempre juntos o no.

Que ni me va ni me viene. Que me da igual blanco que negro, mediocre o digno, gorda o flaca.
Me decían que enterrara el no, y yo venga a desenterrarlo. ¿Total? Para acabar obviando por completos a ambos. Al no, al sí, e incluso al socorrido no sé.






Powered by Castpost

8 comentarios:

pau dijo...

Lo cierto es que no suelo dar coba, no me gusta entrar en un blog para decir lo bien que uno escribe o lo muy simpático que es.

¿Falta de recursos?
¿De ilusión?
Y por lo poco o mucho que sé debo decir que no, que, en todo caso, hay de sobras.
Hace tiempo que echo a faltar a Bo Peep, a la Chica con Falda Roja, ¿la recuerdas?
Para mí era magistral, el mejor blog. Vamos... más o menos como tú.
Pocas palabras y una idea compleja descrita magistralmente. Pocas palabras bien montadas. Cuando las lees imaginas no solo el contenido sino, también, la intención.
¿Qué más quieres?

ladhu dijo...

No, no, la ilusión, no la tires por la borda. Te lo dice un iluso ilusionado. Y lo bonito que es desterrar síes y noes, según te convenga o según se de la situación. Siempre hay un lado positivo, siempre.

Zifnab dijo...

A mi gustaría que ladhu diera los secretos y aprenderlos de una vez por todas

Desconozco el sí, no entiendo el no, no se si se o si supe. Pero así no me va del todo bien así que no debe de ser el camino

Si encuentras el tuyo hazme una llamada perdida.

Se feliz

ladhu dijo...

No sé si sé secretos. Sí, no, podría estar confundido. Podría saber o podría no saber. Pero mientras, mi máxima preocupación es pensar que cada día merece la pena sentirlo a fondo.

chocoadicta dijo...

Te voy a buscar las cosquillas para que la próxima vez me describes una gran sonrisa.
Resignación es lo fácil, el camino más corto, y protestar con el teclado del ordenador mientras se está sentada también. Así que resignación debería ser el último recurso desde mi punto de vista. Que no tienes, no hay, recursos pues muévete y ves a buscarlos o lucha por encontrarlos haz algo porque lo que no sería justo es que os tuvieras sin el mínimo esfuerzo (lo que no quiere decir que no haya gente que lo haya conseguido así). A o mejor hasta resulta que la sonrisa la encuentras en tu búsqueda y en tu lucha por algo y no tanto una vez conseguido el objetivo... Quien sabe ;)
Un beso y no te olvides nunca de ser feliz, y del presente... que pasa más rápido de lo que puedas imaginar.

Kostas H. dijo...

Hey, que, aunque no lo veas, la vida también es bella, bella, bella (y no por el benigni ese).

Encanto, cuando te pase algo asín... aquí estamos los que estamos para bailarte una sardana, o un chotis, o un tango (cuando lo aprenda, jejeje), o una salsita y todas esas cosicas que hace que nuestro cuerpo se anime y nos dé marchita...
Besos con marchita.

Carlos dijo...

Rendirse es lo más sencillo, pero es taaaan aburrido; piensalo.

Siempre hay algo que nos ilusiona, que nos entretiene y divierte. Siempre hay algo por lo que vale la pena no rendirse a la desilusión.

Muchas veces es fuerte el deseo de abandonarse, pero en este caso, es el único en el que vale la pena la palabra "luchar".

Animo!

Charly, un "luchador".

illa dijo...

Pau: No tengo palabras. Y más viniendo de ti. Aunque no creo merecer el ser comparada con Bo, me siento halagadísima ;).

Ladhu, te admiro muchísimo por ese positivismo! A ver..que yo tb lo tengo eh? :P Sólo que me sale mejor explicarme desde lo malo..creo.

Jo chocoadicta, qué rapapolvo! Me escondería tras un puchero y un: "sí, mamá". Pero me da vergüenza. Un beso.

Jaja marchita para dar y tomar estoy segura de que sí tienes Kostas. Un tango no estaría mal..:)

Jaja, a Charly, el luchador: sólo te faltaba decir "Ea, Adrian!" :P