Sigue mis pasos por email ;)

jueves, septiembre 08, 2005

Miro al cielo inquieta

A veces es difícil caminar en mis zapatos. Y me refiero a literalmente.
Ayer fue un día intempestivo. De tormenta, viento, truenos, relámpagos, cortes de luz, inundaciones, mojaduras.
Y yo andaba por doquier dejando mis zapatos negros de punta redonda, lazo a un lado y tacón de 5 cm, tras de mí.
El día estuvo lleno de imprevistos, leyes de Murphy, incomodidades y gastos innecesarios.
Pero por una vez, todo eso me dió igual.
Mi mente está absorta, y sólo una cosa me obsesiona: el tiempo. Mejor dicho, el clima.

Nuestro clima está cambiando. Ya no se trata de esos comentarios lejanos acerca del calentamiento global, del agujero de la capa de ozono, de la cada vez mayor cercanía a nuestras pieles de los rayos del sol...
Este año, por primera vez, he notado todos los indicios. De cerca.
En mayo vi medusas en las orillas de las playas, debido, sí, al calentamiento global, que hace crecer su alimento dónde antes no crecía y las acerca antes de tiempo a nosotros. Antes de eso, vi Londres a más de 30º. Y la gente bañándose en Trafalgare Square.
Sequía, sequía, sequía. La palabra más repetida del año. Y por primera vez, este verano, Asturias menos verde, más amarillo, y menos vivo.
Luego Nueva Orleans. Katrina. Catástrofe natural (a la que se le suman los errores humanos) digna de las cacareadísimas películas hollywoodienses. Pero por desgracia, esta vez real.
E inundaciones incontroladas. Innumerables. O tornados menos dañinos que nos acechan.

Miro al cielo inquieta. Miro las fábricas instauradas a mi alrededor inquieta. Las carabanas a la entrada de Barcelona inquieta. Me carcome el remordimiento y la vergüenza ajena por ser, sin quererlo, partícipe de todo esto. De pertenecer a esta especie que ha propiciado tanta contaminación, tantos malos cálculos, tantas víctimas inocentes, tanta injusticia y actos inhumanos.

Miro al cielo inquieta y la angustia me paraliza. Nos quedamos sin ríos, sin árboles, sin bosques..Nos estamos quedando sin oxígeno.
Nos quedamos sin nuestro clima.

Miro al cielo inquieta. Y supongo que nos lo hemos buscado.

Hoy: Un americano en París

5 comentarios:

coco dijo...

Miro al cielo y veo que le falta una mano de pintura. El verano que viene pintaré que este ya me he calentado globalmente y necesito un poco de efecto invernadero.
Y sí, nos lo hemos buscado: el mundo se acaba, será cosa de irse buscando la mejor forma de terminarlo, ¿no?
Beso Illa. No te comas mucho el coco, corazón.

El-Mister dijo...

el destino de cada cual es su mayor delicia.... y si el mundo se acaba que nos pille buscando o ........que limite final de todos

Sonybabe dijo...

Hola Illa!!
También me preocupa los desbarajustes climáticos. Este año, yo tb he notado ke algo estaba cambiando en la playa, las medusas parece que no son lo único peligroso a la hora de bañarse. Este año se han dado casos de picaduras de pez araña, en concreto a una chica cuando salía de bañarse y que estaba con un grupo de amigos cerca de nuestras toallas. LLegué a casa y busqué algo de información sobre esto..y entonces me asusté de verdad, su picadura es mucho más dolorosa que la de una medusa. Estos peces suelen encontrarse enterrados en la orilla del mar y si tienes mala suerte y pisas uno de ellos te lanzan una especie de pincho que está infectado de veneno. La picadura hace su máximo efecto pasadas unas tres horas y es realmente dolorosa.

Kiss!!

Zifnab dijo...

Pues si, asin es corazón. Si te consuela creo firmemente que antes acabará la naturaleza con nosotros que nosotros con ella (cojonudo el consuelo, eh?) y que cuando se haya deshecho de todos nosotros, ya tendrá tiempo para descansar y recuperarse. Ella nos creó, ella, por instinto de supervivencia, puede destruirnos cuando se le antoje. El otro día pensaba en ello... mientras me tomaba una cerveza bien fría. Somos una raza bastante estúpida, que le vamos a hacer.

Se feliz, aunque lo pongamos dificl

Tonytony dijo...

Pues sí, la verdad es que es una barbaridad. De todas formas, Katrina, al igual que el 11S, es lo que se han venido buscando los yankees desde hace tiempo. Son ellos solitos los que producen el 65% (!!!) de la contaminación mundial, y se ríen de Kioto. Como digo en mi web de forma descerebrada, toma arrozales.

...you'll stumble in my footsteps