Sigue mis pasos por email ;)

sábado, octubre 01, 2005

¿Mi estilo?

¿Cómo se expresa uno a través de la moda?
No me cabe duda de que la moda, a parte de un negocio, es una forma de expresión. Puede llegar a ser incluso un arte. Pero de momento, yo me quedo en la forma de expresión.

¿Qué queremos expresar mediante nuestra vestimenta?
Algunos rebeldía, otros un estilo de vida concreto, un nivel social, adaptación a la sociedad, pulcritud, seriedad, vitalidad, o simplemente...nada en concreto.
Además, llegamos incluso a amoldarnos a las situaciones y variamos nuestra ropa dependiendo del momento, de cómo nos sentimos, o de cómo queremos que nos vean. Algo muy curioso y que no puedo dejar de asociar siempre a la necesidad del hombre de vivir en sociedad y sentirse parte de una comunidad, o diferenciarse de ella. Pero algo que siempre está relacionado y parte como eje de la vida en sociedad.

Sobre la forma de vestir juega un papel importante el clima, y la cultura. La forma de ver la vida y de afrontar las situaciones de esa sociedad en concreto (y a nivel individual, de esa persona).
Supongo que después de todo, vestirnos de una determinada manera, elegida libremente por nosotros (bueno, a mí me encantaría llevar a todas horas vestidos de Lanvin y Bluemarine pero no puedo permitirme ni uno de sus diseños una vez al año, pero hí entraríamos en el terreno "moda=¿negocios o arte?), no hace más que reafirmar nuestra dimensión como seres sociales con la necesidad de adaptarnos a ésta mediante un rol que nos gusta interpretar.

Yo, que siempre he querido llegar a conocerme, que me he perdido mil veces en el camino, que quizá ya me conozca sin saberlo, o que quizá no llegue a conocerme jamás (pues aún no he encontrado unos parámetros objetivos sobre los que basarme para poder decir que llego o puedo llegar a conocerme), he descubierto una parte de mí gracias al reflejo que proyecto ante los demás. He descubierto el rol que me gusta jugar, y no por interrogarme a mí misma, sino por descubrir la imagen que doy a los demás, y que ha sido, después de todo y quizá inconscientemente, la que yo he elegido.

¿Cómo me expreso?
Femenina.
Y esta palabra, que en su significado más simple únicamente haría referencia a mi propia naturaleza, agrupa todo un conglomerado de asociaciones que se han ido construyendo a lo largo de los siglos mediante nuestras formas de cultura.
¿Qué es ser femenina? No debe entenderse lo mismo por ser femenina hoy en día, que en la edad media. O que apenas hace dos décadas.
No sé si es la asociación correcta, pero parece ser que hoy en día, el ser femenina significa tacones, faldas, joyas, cierto tipo de pelo o peinados, y sobretodo, una actitud favorable hacia esa imagen de le femineidad.


¿Es bueno?¿Es malo?¿Es tradicional?¿Machista?¿Feminista?¿Transgresor?
¿Es realmente lo que se entiende por ser femenina lo que yo soy?

Voy de blanco, con zapatos de tacón alto y destilo feminidad. Me llaman novia, y me lanzarían pétalos de rosas. Dicen que tengo un estilo propio. Concreto. Estilo illa. Inconfundible.
¿Es eso bueno?¿O es malo?

Al menos, he dado un paso y ahora conozco la imagen que me gusta dar.
Ya es algo.

5 comentarios:

Nocheoscura dijo...

Tengo un amigo que dice que si no tienes estilo no tienes nada, pero el estilo se extiende más allá de la forma de vestir, hablar o escribir.

Tú tienes estilo, yo lo estoy buscando.

TeRMi dijo...

No es lo mismo tener estilo que tener clase :D

Buttercup dijo...

No deberías justificarte por tener estilo propio, sino sentirte orgullosa.

pau dijo...

Es muy posible que lleves razón. Yo, que me he dedicado al trabajo de la moda y el diseño, siempre me hago la misma pregunta.
También es verdad que nos acostumbramos, de pequeños, a un estilo de vestir, el cual, muchas veces, nos acompañará el resto de nuestra vida. La moda es tan solo, en este caso, una evolución estética.

HSolo dijo...

Lo importante de tener estilo no es ir pregonándolo, es llevarlo de forma casual, que se note por su naturalidad y espontáneidad, sin forzarlo.

un beso

PD Interesante blog... creo que voy a volver por aquí... sí... volveré a leerte