Sigue mis pasos por email ;)

miércoles, octubre 12, 2005

Mañana

Cómo la pasión puede describir tanto el apetito vehemente hacia algo, la perturbación, el afecto desordenado... y al mismo tiempo significar un estado pasivo y el padecimiento.
Pasión que con todo arrasa y todo lo puede, y al mismo tiempo todo lo contrario a toda acción y sentimiento eufórico.
¿Será que en toda pasión, esperamos recibir algo que nos mantenga pasivos?
¿Será que de antemano sabemos que nuestras insaciables sedes, a la larga nos acarrearán desconsuelo?
¿Por qué sino utilizar el mismo nombre para designar dos estados tan antagónicos?

Rasgo mis vestiduras inmensamente complacida.
Siento pasión. Me ruborizo. Apetito de ti. Mi ánimo desordenado me grita a mordiscos.
Enajenación mental que pasa por olvidar su otro significado.
¿Dolor?¿Sufrimiento?
After all..tomorrow is another day

5 comentarios:

HSolo dijo...

La pasión tiene motivos,
que la motivación desconoce (HSolo)

Un besazo

Jorge Miente dijo...

sexo, hace falta más sexo.

bowie dijo...

quizá punto está en lo cierto

pero me inclino más por pensar que el desconsuelo es implícito a la pasión. consolémonos, estamos vivos

va el abrazo

chocoadicta dijo...

Será porque pensando tantas veces en vivir con pasión nos quedamos en una pasiva vida?
Tal vez en hecho de que tenga dos significados opuestos no sea más que un ejemplo de nuestra propia incoherencia como especie :).
Un abrazo

Pirri dijo...

Será en con la pasion no se escucha ni se ve otra cosa que lo que nos apasiona... y luego, termina la pasión y fiasco... O será que siempre tendemos a los pensamientos más oscuros y cuando nos apasiona y estamos llenos de energía y felices... al final siempre tiramos por la amargura después de derrochar tantas energías... Una de cal y otra de arena... Quizás sea mejor la pasíon sentirla y luego ya veremos...