Sigue mis pasos por email ;)

viernes, noviembre 11, 2005

Presentación: mi furia

Llego a mi destino y llueve a cántaros.
Un mal día para ponerme los zapatos de tacón de más de 5 cm y suelas resbaladizas ante cualquier superficie húmeda.
Yo, con mi bolsa al hombro llena de gruesas revistas de decoración, el pesado bolso de asa corta con el infinito último libro de Harry Potter en su interior (más las llaves, más la crema de manos, más la palm, más el maquillaje, más el móvil..), y otra tremenda bolsa (en la misma que sostiene el bolso) que contiene las últimas botas compradas y que me acaban de cambiar (qué oportuna soy, ir a recogerlas hoy)
Todo eso, más el endeble paraguas.. que tiembla a cada paso. Y 15 minutos de trayecto cuesta abajo y sin frenos ante mí. Intentando no resbalar, no caer, aguantar el peso, y no mojarme.
De aquí al circo.
Y sale un inmigrante de un portal, con su turbante en la cabeza y alfombra al hombro, y no se le ocurre otra cosa que preguntarme si, señorita, quiero comprar alfombra.
¡Comprar una alfombra!
!!!!!¿Tú eres gilipollas o qué?¿Acaso me ves con cara de querer comprar una alfombra, o en situación de poder pararme siquiera a plantearme comprar una? Joder, capullo!!!!
Por supuesto, no dije nada. Pero catorce mil maldiciones pasaron por mi mente.
Más adelante, tras casi 5 resbalones y caídas en picado, un crío me pide tabaco.
Con mi mejor sonrisa, digo la verdad: no tengo.
Me da las gracias y me guiña un ojo (???)
Otro. Primero: ojalá prohiban fumar hasta en la puñetera calle!!
Segundo: Incluso si tuviera tabaco, ¿se creía que iba a cerrar mi paraguas, posar mis trastos, y perder un sólo minuto buscando en el bolso un cigarro que iba a quedar empapado a la primera bocanada de aire que le tocara?

De verdad, hay días en que me siento más cerca que nunca de la estupidez humana. Y hoy es uno de ellos.

10 comentarios:

Lince dijo...

jejejeje

suena el interfono a las diez y media de la noche
una voz de mujer pregunta:
-están Luis o Consuelo?
-no, se ha equivocado, no viven aquí

antes de dos minutos vuelve a sonar el interfono.
-está Luis o Consuelo?
-ya le he dicho que no viven aquí (intención de colgar)
-pues si viven!! que me lo ha dicho una señora que ha salido.
-pero usted es imbécil o tiene algún problema mental? ya le he dicho que no es aquí.
-el problema lo tendrás tú...
-PUES POR GILIPOLLAS TE QUEDAS EN LA PUTA CALLE, IMBÉCIL.

sí, quizás un poco desmedido, pero bastante hago ya con aguantar a las teleoperadoras que me amenazan con mandarme una inspección cuando les digo educadamente que no me interesa.

coco dijo...

¿un mal día, eh?
Curasana, curasana, culito de rana...

Zolsaihan dijo...

Al principio me ha hecho gracia el post (sobre todo tu bolso, muy parecido al de Mary Poppins :P) Pero luego no me ha gustado el pensamiento hacia el musulman.

Es cierto que tienen muy mala fama, inclusive muchos son malas personas pero, un pobre moro que intenta vender mantas para enviarles dinero a su familia... La desesperación hace que se comporte así entiendes... Eres afortunada de vivir, de tener y ser quien eres...

Lo del niño del tabaco..> muy bien:P ni aunque tuvieras...

Y para terminar ^_^ después de un día "duro", lo mejor es.. libro, sofá, chocolate y mantita.. jejeje bueno o escribir un post :P

PD: Me encanta caminar bajo la lluvia.

Zolsaihan dijo...

PD2: vaya genio:P jejejeje

PD3: Siempre que puedo un ratito en tu blog..

pau dijo...

ja ja ja...
Que bromista, el niño.
Mujer. No hay para tanto. No te "enfurismes". Ya tendrás tiempo para ello

glue dijo...

lo peor q se puede decir a alguien q está enfurismado es q se calme pq está demasiado alterado (una constatación inútil, por evidente). así que, nada... grita, grita... y desahogate.
;)

Ella dijo...

Respire. Expire. Respire. Expire.

Mejor? Joder, a veces funciona.

Zifnab dijo...

Lo de los tacones no fue buena idea, por lo visto.

Se feliz

Mi palabra clave mccuull. La m esta sola. A ver con quien la juntamos

Seattle dijo...

algo me paso a mi parecido en Vitoria el invierno pasado, donde nunca he visto yo tanta nieve en mi vida, ya quisieran algunas estaciones de esqui, y es que se me ocurrio arreglarme para ir a cenar y ponerme unos zapatos con suela de madera (sin tacon, bueno el apropiado para un zapato de hombre) que puedo asegurar que sobre hielo no tienen un agarre muy bueno.... Pero que se va a hacer, yo patinando llegue a la sidreria y tu veo que tambien llegaste alli donde fueras....
Un saludo y no dejes de ponerte tacones....

illa dijo...

Bueno Zolsaihan, creo que lo debes haber malinterpretado. Si en ese momento pensé todo eso de él, no tenía nada que ver con que fuera inmigrante, sino con el comportamiento que tuvo en mis circunstancias...que me sacó de quicio. Me hubiera pasado exactamente lo mismo hasta con mi vecino en ese momento. De hecho, tambien me pasó con el chico :).