Sigue mis pasos por email ;)

martes, noviembre 29, 2005

¡No te duermas!

Intenté de nuevo probar una taza de café, para ver si así me sentía por fin adulta, capaz de aceptar mis responsabilidades y obligaciones. Pero lo escupí nada más notar su amargor en mis papilas. ¿Es que nunca maduraría?
Opté por la cafeína del té rebajada con agua y mucho limón. Pero estaba segura de que no era lo mismo. Disgustada.
Y ahí estaba, inamovible, mi sentido del deber, que me hacía levantarme cada día a la misma hora, dirigir mis pasos a los mismos sitios, asumir sin reparos nuevos deberes; pero sin aceptarlos. Tratando de darle un sentido a todo este absurdo.
Tan absurdo que la mejor opción sería perder la razón. Olvidarse de uno mismo y nunca recordar nada.
Pero cuando estoy a punto de conciliar el sueño, recuerdo el cuento de la bella durmiente y grito: ¡no te duermas!
Así que nunca lo consigo.

6 comentarios:

Seattle dijo...

Tu crees que realmente existe la madurez o la felicidad?... Según creces y vas superando esas edades donde creías alcanzar esos grados, te das cuenta que no estaban allí, que no están con los 16, que puedes salir por ahí, ni a los 18 que puedes beber y conducir, que maduro!!!, llevas un coche y puedes ir donde quieras... ni a los 22 en tu trabajo, ni a los 2X que piensas en comprarte una casa, ni a los 30, etc... Yo te puedo asegurar que según cumples años, miras a la gente de distinta forma, la madurez no existe, son metas a las que aspiras llegar, pero como mucho las rozas...
Saludos...

ladhu dijo...

Nadie dijo nunca que fuera fácil...

Saludos

Pirri dijo...

Bueno es un alivio no haber leído. Decidí beber un cuarto de litro de vodka, para olvidar todo...

Recuerdo las noches de café y red bull... ¡qué tiempos!

giovanni dijo...

A mi hija, que estudia español en Amsterdam, la profesora (española) grita de vez en cuando: "No duermas, Isabel!" Mi hija me lo contó hace poco imitando tan bueno a su profesora que pensé: ésta niña durmiente tiene mucho talento.

Ligeia dijo...

Tal vez si no tratas de hacerlo será más fácil (o tal vez la palabra sería sencillo) de conseguir...

illa dijo...

Jaja No lo escribiría Pirri, pero créeme que más de una vez lo he pensado...:P

Pues no sé Seattle. Si existe, si no..Hay gente que ni siquiera se lo plantea. Hay gente inmadura que se cree madura, gente madura que nunca está satisfecha, y gente que asume las cosas y las aceptan como son. Creo que ése sería mi prototipo de madurez. Puede que cada uno tenga el suyo, que no sea para todos lo mismo, y que a lo que yo llamo madurez, otros lo llamen despertar y no le den siquiera importancia.
Así que..en ello seguiré, exista o no.