Sigue mis pasos por email ;)

viernes, abril 29, 2005

*Sabe

Para todos los que compartían mi mismo interrogante, apuntado en esta anotación, os dejo aquí la solución a la incñognita, revelada por Sun_tsu (gracias de nuevo, Sun).

La duda en si era como diría si, teniendo yo la piel con sabor salado, tuviera que expresarlo. ¿Cómo sería? “yo sepo a sal”, “yo sabo a sal”, “yo sé a sal” o ninguna de las tres...

Si nos fijamos en la historia del verbo "saber" encontramos la respuesta. En latín, el verbo es “sapere”, con el significado de “tener sabor”. Los antiguos daban gran importancia al sentido del gusto, tanto que lo empezaron a usar en sentido figurado. Para decir “huele a cabra”, decían “hircum sapere”, literalmente significa “sabe a cabra”. Nosotros hacemos lo mismo con el verbo oler. Usamos el verbo “oler” en expresiones como: “algo huele a podrido en Dinamarca”.Pero este tipo de expresión llegó al máximo cuando se comienza a hablar de “saborear las ideas”. Entonces “sapere” empieza a significar también “tener conocimiento”. A raíz de esto nacen palabras como “sapientia” que es “sabiduría”, y “sapiens” que es “sabio”. En los dos casos refiriéndose a la capacidad de conocer, discernir y poseer buen juicio. Es decir, realmente lograr “saborear” el conocimiento.

En castellano, “sapere” se convierte en “saber”, llegando a nosotros con su doble significado: “tener sabor” y “tener conocimiento”. Siendo el mismo verbo, entonces, su conjugación debe de ser igual, sin depender del significado a que nos refiramos.
De modo que si sabes saladilla, lo correcto es que digas ...“yo sé a sal”.

5 comentarios:

Zifnab dijo...

Luego cuando le pregunto a mi niña que tal sabo o que tal sepo lo digo mal... Y el caso es que a mi me gusta más no se si hacer caso a la academia...

Gracias por la información de todas formas :-D

Santi Benítez (Sun_Tsu) dijo...

Gabriel García Márquez te diría, y no es fácil llevarle la contraria al Gabo, que el lenguaje es un sinfín de sonidos a los que ponemos dibujos. Si esos dibujos los usamos de forma que el resto de los seres humanos nos entiendan no podemos hablar de palabras mal dichas o mal escritas, ya que son entendibles, no olvidemos que para eso es el lenguaje, sino de enriquecimiento del mismo. Por lo tanto, y siempre siguiendo el razonamiento del Gabo, decirle sabo a tu hija no sólo es recomendable, es que haciéndolo enriqueces el lenguaje (y además, que coño! taría gueno que ahora no pudiera uno decisle chorraillas a nuestros hijos, nu?) ] ; D

Un saludo

Alfaro dijo...

EEEEEy!!! no te puedes imaginar el peso que me has quitado de encima con tu explicación. He discutido mil quinientas veces sobre este tema, jajajajajja! gracias por resolvernos la duda! besos

el_Tupac dijo...

era "yo sapo" ¿no? porque no sabo es de saber, del que no ocupa lugar... bueno, no lo sabo muy bien, no estoy seguro.

Anónimo dijo...

Hay un artículo que se llama "del sabor al saber", muy parecido a lo que escribes. ¿De casualidad te basaste en ese?

http://www.prodigyweb.net.mx/ortegak9/saborsaber.htm

Por cierto, hay otros artículos muy buenos de este autor.

saludos