Sigue mis pasos por email ;)

lunes, noviembre 15, 2004

Horarios comerciales

"El Gobierno aprobó el pasado 27 de agosto de 2004 el anteproyecto de ley de Horarios Comerciales, que fija en 12 días el mínimo de aperturas en domingos y días festivos, aunque permite a las Comunidades Autónomas reducir este número a 8 días en función de sus necesidades comerciales. La norma reduce además el horario semanal de apertura de 90 a 72 horas y establece plena libertad de horarios para los establecimientos con una superficie menor a 300 metros cuadrados, con la excepción de los pertenecientes a grupos de distribución. Los sindicatos están en contra de este proyecto legislativo y han lanzado una campaña de recogida de firmas con el objetivo de establecer un máximo de 8 domingos y festivos y de 72 horas semanales de apertura."

Fuente: http://www.ugt.es/ftchtj/docs/boletin_octubre_impreso_2004.pdf

Hoy esta iniciativa ha llegado hasta mí. Estaba tan tranquila comiendo en el trabajo..cuando se me ha acercado un compañero, y me ha expuesto carismáticamente el problema. Dejando de lado que no me gusta que me intenten convencer de nada (pero esto ya es algo personal), el caso es que si antes no tenía claro mi posicionamiento ante este tema, más que nada porque ni me había parado a analizarlo..después de su discurso estuve más segura que nunca de que no pensaba firmar ese papel. Supongo que si se mira desde el punto de vista del trabajador del comercio, que tiene que trabajar todos los domingos de Navidades, días del padre y demás festividades consumistas..para cobrar un mísero sueldo..esta ley a simple vista no hace sino perjudicarle. Estoy segura de que mi compañero pensaba: "Joder, 12 días, seguro que ahora curro mucho más y cobrando lo mismo." Pero es que creo que no es así como se debe mirar el problema, y que no es este el flanco por el que los sindicatos deben atacar. El problema en realidad, no es que los comercios abran más. Esto, desde la óptica del empresario y del consumidor, es cojonudo. !Los dos salen ganando! Uno porque tendrá la posibilidad de, por fin, comprar cuando puede, en su tiempo libre (sin volver a tener la obligación de exprimir los sábados y comprar en masa luchando a empujón limpio por los productos), y el otro..porque obtendrá más ingresos, !está claro! ¿Dónde está el problema, pues? En el trabajador. En el currante que trabaja de lunes a sábado, y encima tiene que ir a trabajar ese domingo, o quedarse sin puente y sin disfrutar de su tiempo libre. Por eso creo que ésta es la diana a la que hay que apuntar. La solución no está en que los comercios abran menos días, sino en que no se permita la explotación del trabajador haciéndoles trabajar horas (y días) extraordinarios. Se tienen que crear leyes que amparen los derechos del trabajador, que respeten su fin de semana de descanso. Las 40 horas máximas semanales (y oye, 32 a poder ser!) que, aunque parezca mentira, muchos comercios no cumplen. Los sueldos dignos (otra utopía por el momento..) y así un sinfín de medidas más, por desgracia. Y entonces..si el trabajador tiene tanto tiempo de descanso..¿quién se ocupará de los comercios en los días festivos? !Pues otros trabajadores! = Creación de empleo. Que tampoco estaría de más. Se emplea a más trabajadores, y se gana por todas partes. Los consumidores podrán comprar sin problemas y no se encontrarán ante trabajadores "quemados" por el exceso de horas trabajadas, sino con dependientes descansados y que gozan de su descanso como deberían. El empresario podrá abrir los 12 festivos si lo cree conveniente, obteniendo más ingresos, y...¿pagará más seguridad social? Bueno, supongo que el que tiene más puede y debe hacer más para acercarnos a una sociedad justa.

No hay comentarios: