Sigue mis pasos por email ;)

jueves, junio 09, 2005

Doy carpetazos

Tendida en la cama. La una de la madrugada.
El intenso dolor me sobrecoge y de nuevo: Insomnio. No te necesito.
A seis horas del despertar y aún sin conciliar sueño, soy mi propia mortaja.
De nuevo la inquietud, la impaciencia, el desencanto.
Mañana ayunaré, pues es la única cura a mis excesos.
Exceso de ambiciones, curiosidad y vida. Exceso de egocentrismo, de pereza y gula. De orgullo, amor propio y sed.
Exceso de todo y falta de nada. O quizá de ímpetu, quizá de esfuerzo.
Y en mis sueños doy carpetazos a todo, y voy cerrando etapas. Cuando despierto la realidad pesa. Todo sigue abierto y nada avanza.
Camino sobre una cinta mecánica infinita. La sensación de movimiento me engaña.
Discierno la verdad apenas una milésima de segundo. Una milésima eterna, clarividente, deslumbrante.
Pero el tic del tiempo pasa y se cierra la escotilla.
De nuevo a ciegas, ofuscada, obtusa.
Y sigo caminando sobre el mismo suelo.

6 comentarios:

natzan dijo...

se que es ese sentimiento, no cierres la carpeta. por lo menos yo no te dejare, es cierto que sentir por hacer cosas y ver que no salen o que no llegan . duele mucho y de verdad se sufre cada dia al pensar. cuesta dormir, centrarse y se vive con tristeza a ver que no esta lo que quieres o la persona que necesitas a tu lado, tu post muy cercano lo he visto. a veces me refugiado en la musica para no pensar en ello, animate y si eso escucha depeche mode y te pones tu cancion persona jesus. un abrazo. vale?

Art_Alegoría dijo...

"Aquella preciosa falda que veía día tras día en la tienda que tengo de paso, desaparece el día en que por fin voy a comprarla...."







Fatalismo Retardado...

Bito dijo...

Si que es cierto que a veces los insomnios nos aportan las respuestas más ciertas y nos muestran las verdades más universales, bien es posible que en un desvelo todo el mundo se asemeje a nuestros ojos con la claridad del agua, y que de pronto, como Buda, hallemos la iluminación. Pero es también bien posible que en un insomino nuestra cabeza esté tan cansada y derrotada que se nos presenten mentiras con tanto peso que parecen verdades, que creamos que lo que vemos lo podemos tocar, sin darnos cuenta de que es un espejismo.

Ignora a veces los insomnios, quizás no sean más que falacias.

Misscronic dijo...

Es tan dificiel el equilibrio entre lo que nos gustaria y lo que es. Casi todo no es impuesto, un trayecto en esa cinta. La verdad es relativa
Continua viviendo...

illa dijo...

Uff, qué razón tienes misscronic! Hoy mismo pensaba muchísimo en eso, no me lo quito de la cabeza.Es algo de lo que cada vez me doy más cuenta y me pesa más y más..

Natzan, de vez en cuando ya hago lo de las canciones, sí, aunque suelo hacerlo al reves, según como me encuentro, pongo unas o otras ;).

Bito, qué más quisiera yo que olvidar los insomnios! jaja, pero siempre están ahí, aunque no me dura mucho eh??:P Pero sí, debe ser difícil distinguir si nos engaña o no.

Gracias por vuestros posts! ;)

coco dijo...

La inquietud, la ansiedad, el desencanto. Las circunstancias a veces moldean nuestra forma de ser y de vivir. Aunque nada dura para siempre Illa, nada. Y al cerrar los ojos en la playa, para mirar al sol, resulta que lo ves todo de color naranja.
Un beso.