Sigue mis pasos por email ;)

miércoles, enero 11, 2006

El susurro de las calles


Powered by Castpost

Vuelvo a caminar por antiguas calles rutinarias, de mi ex día a día. Es curiosa esta emoción que me embarga, pues sólo son calles. Pero no existe mi pasado sin ellas, y su sucio gris, su iluminación, su ritmo y su tono traen a mi memoria mi yo de aquel entonces. De hace apenas unos años.
Camino ahora volviendo sobre mis pasos, con algo más de experiencia y bagaje. Con más. Evolucionada. Añorando todo aquello que fui y que sigo siendo.

De nuevo el repiqueteo de mis tacones, unos diferentes, sobre las mismas calles.
Bajo tierra, la misma estación de metro está ahí para mí. Siempre aguardándome pacientemente. Fiel a pesar de mi larga ausencia.
El mismo ambiente camorrista y pendenciero (casi se me olvida que existe este ambiente), una tienda de discos dónde antes no había nada, un quisoco en traspaso... y gente nueva y la misma gente.

Vuelvo sobre mis pasos y puedo recordar quién soy. Lo había olvidado.
Ahora sí reconozco mi reflejo.

9 comentarios:

kancerbero dijo...

Cuidado con las sobredosis de nostálgia. Son fatales en estas fechas.

Por cierto, me ha gustado la canción. Creo que me estoy haciendo mayor. xD

Bruja dijo...

Algunas veces, sobre todo después de alguna bronca de esas que te hacen sentir muy perdida, salí a la calle a dar un paseo por las calles de mi infancia. Pasé por delante del colegio al que iba de pequenyaja -y vi que las rejas enormes que habían... me llegaban por el cuello!-, pasé por la primera de las casas donde he vivido, por el parque... viendo cómo eran hoy esas calless. Y parecía que todo se iba colocando también dentro de mí, una sensación rara. Supongo que recordar quiénes hemos sido nos ayuda a saber quiénes somos.

Un beso grande,

Bruji

Bruja dijo...

Me como palabras, agh! "Las rejas enormes que había antes", eso quería decir. Jop.

coco dijo...

En las esquinas de las calles que antes eran nuestras, pero se han vuelto extrañas, nos esperan agazapados los recuerdos. Nos van zancadilleando a nuestro paso, esperando vernos caer para avalanzarse sobre nosotros y adueñarse de nuevo de un rincón vacío del alma.
¿Sobreviviste?

Thalasos dijo...

me preguntaba porqué estaba tu dirección entre los favoritos desubicados del firefox, prácticamente desde que me "apunté" a la escritura "automática" -así es como llamo al blog que me esclaviza-.
Y hoy he recuperado las razones.
Escribes tan bien, catalana.
Saludos, dona.

Seattle dijo...

a mi ayer me paso algo parecido, pasar andando por unas calles en las que hace unos años pasaba yo sin pena ni gloria, acompañado por otra persona, esta chulo pensar que ese callejon oscuro que hoy ves, mañana puede ser un camino radiante.....
saludos....

Zifnab dijo...

Me diste una idea para un cuento así que agradecidisimo quedo. Y si si que me parece curioso que hagamos de las calles depositarias de la memoria hasta el punto de que se conviertan casi en personas que nos susurran o nos gritan o nos ignoran. Como las casas

Se feliz

illa dijo...

Kan! Sí, te estás haciendo mayor! Ya era hora! (jiji)

Pues sí sobreviví coco,pero es que son años de entrenamiento :)Esto ya lo tenemos los nostálgicos.

Gracias thalasos! Aunque no sé yo si tan bien..) Pero temo decepcionarte si te digo que no soy catalana, solo medio;). Igual que Pepe Rubianes dice que el es gallegocatalán (o algo así), yo soy asturcatalana. Cosas de la globalización..:P

Jo Zifnab. Aver si dejamos de robar ideas y dejamos algo para los demás ;) Y sí, como las casas (nos falta la bso de misterio tras esta frase)

Un beso a todos!

MentesSueltas dijo...

Hermoso el tema de los caminos, los pasos, los recuerdos y pretender volver donde ya estuvimos.
Hermoso tu escrito.
Un abrazo.
MentesSueltas