Sigue mis pasos por email ;)

martes, mayo 24, 2005

Muerdo heridas

Esta noche me meteré en la cama y me morderé las heridas.
No las dejaré cerrarse y me regodearé en ello. En el dolor, la agonía, el rechinar de dientes y el erizamiento de piel.
Desgarraré con mis colmillos cada gramo de mi cuerpo (carne, venas, hueso, sangre).
Poco a poco, resolutiva y pausadamente. Hasta ser apenas unos trocitos de carne esparcidos por la cama.
Y cuando acabe y no quepa más dolor ni más placer, me recogeré y me meteré en una caja de cartón.
Ahí pasaré los días. Sin ver día ni noche. Sin luz ni oscuridad. Intentando olvidar que soy yo, y que hay tús. Intentando aniquilarme del todo. Ser polvo, ser tierra, y por fin..ser nada.
Lo inmaterial surgido de la materia.

17 comentarios:

Isthar dijo...

No suena muy buen plan ¿no crees?

A veces quizá nos dejamos llevar por los momentos extremos en que no vemos más allá y sólo tenemos ganas de desaparecer...

el_Tupac dijo...

Pero que no se te olvide renacer despues: de tus cenizas, de tus pedazos o directamente de la nada.

DobleZero dijo...

Qué bueno... me gusta muchísimo esto que has escrito. Vale, no es positivo pero muchas veces nada lo es. Muy bueno, sí senyorita.

Aires dijo...

Uf suena como una película de esas de los setenta de carniceros, sólo espero que de esa caja de cartón brote alguna flor. Besitos.

coco dijo...

Cuando te conviertas en migas, no olvides esparcirlas con cariño, para que luego puedas volver a encontrarte. Que nunca se sabe cuándo le entrarán a uno las ganas de recomponerse.

Pirri dijo...

¡Qué tremendo! te vas a moler el cuerpo para convertirte en inmaterial... No está mal, si eres imaterial puedes atravesar pareder y ver cosas que no se suelen ver por haber puertas :D

Pero claro tiene sus desventajas, no poder coger nada, acariciar a nadie... Yo me quedo material.

Y si es por alguna herida no física, con el tiempo y ganas se curán.

X. dijo...

Cuando acabé de leer se me vino a la mente un verso de Góngora que imitó Sor Juana Inés de la Cruz. Te pongo el soneto entero:
Este que ves, engaño colorido,
que, del arte ostentando los primores,
con falsos silogismos de colores
es cauteloso engaño del sentido;

éste, en quien la lisonja ha pretendido 5
excusar de los años los horrores,
y venciendo del tiempo los rigores
triunfar de la vejez y del olvido,

es un vano artificio del cuidado,
es una flor al viento delicada, 10
es un resguardo inútil para el hado:
es una necia diligencia errada,

es un afán caduco y, bien mirado,
es cadáver, es polvo, es sombra, es nada.

Supongo que las asociaciones mentales son tan libres como las posibilidades de lectura. Me ha gustado mucho, Illa.
Pero después de despedazarte, recomponte, eh?
Un saludo

Carcasone dijo...

No hay peor demonio que el creado por nuestra propia mente... usa la cama para dormir y deja todo el dolor aparte...

René dijo...

ay qué dolor...

pau dijo...

Heyyy, chavala. No nos pongamos así "porfa".
En esta vida todo pasa. Si pasa lo bueno, cómo no va a pasar lo malo?

Misscronic dijo...

Algunos dias...
¿Que tal al despertar?
... ya nos dirás

Lince dijo...

niña, esto que has escrito es realmente hermoso.
buah, brutal.
me quito el sombrero.


y no me entristece que estarás sufriendo si puedes convertir una agonía en algo tan bello.

babas (mis) pa ti.

CAVA dijo...

VAYA EN VERDAD QUE ME CONMOVIO.

illa dijo...

Bueno bueno, tampoco os pongáis así, que no es tanto como parece:P
Quiero decir que en ese preciso momento me quería sentir así, pero no quiere decir que luego lo hiciera! XD
Ya veis...me acuesto pensando en agonía y me despierto llena de luz ;):

Ligeia dijo...

Me quito el sombrero por lo escrito. Supongo que todos nos hemos sentido así en algún momento de nuestras vidas. Ahora piensa en tí y sobretodo se consciente de que cada cosa que hagas modificará que el resto de tu vida.

Un beso.

illa dijo...

Uf Ligeia! Esas cosas no se dicen, que entonces jamás me atreveré a cambiar el rumbo.

Ligeia dijo...

Si que se dice, no temas hacer las cosas, búscalas y no dejes que solo lleguen a ti, así cuandos eas mayor sabrás que has vivido tu vida de la manera que has querido y no te arrepentirás de haberte lanzado por otro camino.

Un beso.