Sigue mis pasos por email ;)

domingo, febrero 12, 2006

Podría

Podría hablar simplemente de la increíble actuación. (Enorme y poderoso directo, por cierto). De la emoción y fenómeno del fan (entre los que me incluyo, aunque jamás creí llegar a ser uno de ellos), que corea los estribillos alzando las manos con la expresión en éxtasis, y juntando a gente que rondaba de los 20 a los 35 años aprox.
De la carencia, para mi gusto, de pantallas en el Palau Sat Jordi y de un escenario de más metros cuadrados. O del nivel tecnológico unipersonal que hemos ido alcanzando en los últimos tiempos, que ha hecho sustituir el mítico mechero por luminosas luces provinientes de cientos de móviles y cámaras (curiosa imagen debía tener el cielo).
De las canciones-himno, que se convierten en bandera para más de una generación. De la necesaria evolución de todo grupo musical, o no. Y del negocio que rodea todo concierto (llegando a ofrecer cervezas a 6 euros y cubatas a 20, que la gente consumía sin problemas).
Podría hablar, incluso, de la condición misma del ser humano y sus necesidades, que hace que nos reunamos alrededor de otros seres humanos que nos ofrecen extraños sonidos vocales y musicales que creemos grandiosos y nos obliga a bailar, cantar y batir palmas. ¿En qué punto de nuestro cerebro nace la felicidad que nos aporta esta actividad?
De la evolución de la música, desde el invento del tambor a la creación de sonidos electrónicos (¿por qué hay gente que no lo ve igual de válido cuando estos instrumentos han sido igualmente creados por el ser humano con el fin de crear sonidos de forma artificial?)
O de lo bonito que debe ser haber llevado una existencia que aporta tanto a los demás. Creadores de filosofía de vida, iconos de un estilo, haciendose su lugar en el libro de la historia musical.
Podría hablar de todo esto extensamente, porqueen todoesto pensaba mientras disfrutaba de las canciones de mi grupo preferido el pasado viernes. Mientras, irracionalmente, mi corazón daban un vuelco ante cada giro musical y deseaba gritar yabrazar a aquellas personas que provocaban todo aquello.
Pero sólo lo nombro y me quedo con la experiencia y mis reflexiones, que es lo que vale.

Y ahora..como toda friki-fan..el cuerpo me pide que diga: Depeche forever! eea! (o algo así decía Gahan cada dos por tres..a ver si va a resultar que no le separan tantas cosas de Julio Iglesias como todos pensamos..XD).



Powered by Castpost

7 comentarios:

Asuryan dijo...

weeeeeeeee, peaso conciertazo!!!!!! :D

Son tremendos, y aunque Martin y Andrew ya tienen una curva de la felicidad bastante pronunciada(supongo que Dave no la tiene por la mala vida que ha llevao xD) yo creo que tenemos Depeche para rato!

Por cierto, Dave decía "That's right, yeahh!" con cara de flipao al oir como retumbaba todo el Palau con nuestros coros :p

Aleee, un beso depecheraa!

Elisa de Cremona dijo...

qué buenooooooooooooo
tengo un amigo que fue y que debe haber llorado hasta hartarse!!!!!!!!!!!
genial
un beso

TeRMi dijo...

:)
que buen post!!
que buena fan!!
cubata a 20€ ??
:S

el_Tupac dijo...

En estos momentos te apuñalaría o te pondría en un pedestal, no se muy bien cual de las dos coger... No me lo tengas en cuenta, es envidia cochina (mrgreen)

glue dijo...

te has olvidado de comentar tu grito de depeeeeche depeeeeche, q otra amiga y yo intentamos ahogar, para que no te confundieran con chiquito de la calzada!
ah! tb hecho de menos un pequeño agradecimiento a mi persona por traer unos prismáticos. ¡y encima os reíais de mí! almenos pudimos verle la cara y las alas tatuadas a dave.
PD: q sepas q en todos mis intentos de grabar una canción con el móvil sales gritando: "¡esta me encantaaa!" jaja ;)
tengo pendiente un post del concierto en mi blog, lo sé. de momento pongo algunas fotos.

REACH OUT, TOUCH FAITH!!!

Alex CD dijo...

Al final no pude ir :(

mer dijo...

yo fuí desde sevilla, aprovechando los depeche para pasear de nuevo por barna, o al revés. en fin, que a mi tambien me llamaron la atención todas las lucecitas de los móviles, los cubatas eran a 10,por lo menos los mios (yo no pedí el macetón), que a la entrada alquilaban prismáticos, que subí todas las escaleras mecánicas disfrutando de ese maravilloso paisaje, con el corazón latiendo por mirar barcelona desde lo alto y en el bolsillo una entrada que al iluminarla se encendío entera como yo.

Besos

tambien presentarme, de sevilla, mer. Probablemente me veais en unos u otros de estos lares. no se como llegúe, supongo que como se llega a estos sitios, por serendipias o casualidades y sobre todo montada en el ratón. Vas cliqueando y te paras donde te sientes agusto. Unos te llevan a otros como las muñecas rusas.