Sigue mis pasos por email ;)

martes, julio 05, 2005

Viejos y presentes fantasmas

J. se ha venido a vivir conmigo.
Vamos a pasar la primera semi-prueba de fuego. Nos toca convivir juntos.
Aunque digo semi-prueba porque no es prueba del todo, ya que aunque durmamos juntos cada día, no llevamos la casa al 100%.
Ni siquiera llevamos las comidas al 100%.
J. sigue comiendo en su casa, cuando la mía está vacía. Y yo sigo comiendo cualquier cosa, aventurándome poco a poco, eso sí, en los entresijos de la cocina, ésa gran desconocida.

En realidad, más que una prueba de fuego para ambos...la prueba es para mí.
Desde niña, quise ser tan independiente y mujer del s.XX, que me negué en redondo a asumir cualquier tipo de tarea doméstica, supongo que atribuyéndolas a la esclavitud de la vida en el hogar y al papel del ama de casa que yo jamás quise hacer.
Aunque tarde, me he dado cuenta de que las cosas no son tan así. Pero me sigue costando deshacerme de esa imagen que tengo de los quehaceres cotidianos. Y a pesar de que cuando estamos solos en su apartamento, J. hace bastante más que yo, yo sigo mirándolo recelosa cada vez que me toca contribuir en algo.
No es que no quiera hacerlo, sino que no logro quitarme esa asociación de ideas de la cabeza y me importunan continuamente.
Supongo que me he convertido en la antítesis de la mujer de los años 50, y el otro extremo tampoco debe ser bueno.
Muchas chicas (y chicos) de mi edad se extrañan de mi conducta. Ellas limpian, cocinan y planchan desde hace años, algunas desde siempre. Y yo justo comienzo...y tan sólo lo hago de vez en cuando.
Noto sus miradas reprobadoras y sus ceños fruncidos cuando explico mi situación.
No las culpo. Deben tener razón. LA RAZÓN me lo susurra al oído.
Y junto a esa certeza, lucho contra el resto de mi ser, que me lo niega y gana en tozudez.

Pero insisto, que no es vagancia (y mira que con ésta me veo las caras cada día), que son prejuicios.
Por eso ésta es para mí una prueba, una prueba de superación de mis viejos y presentes fantasmas.
Vamos a ello.

6 comentarios:

pau dijo...

Ja ja ja.
Mi compañera es como tú. Una diferencia de edad considerable, todo sea dicho.
Fíjate que tengo una hija de 23... Ella friega, lava, limpia... Vamos que para mi yerno es un chollo.
Yo plancho, cocino y...
Pero bueno, la verdad es que puedes decirle a "J" de mi parte, que es un tío muy afortunado.
Un saludo y suerte.

Misscronic dijo...

Suerte y sobre todo diálogo y escuchar y saber escuchar (y hacer)

Zifnab dijo...

Hostia si LA RAZON con Anson a la cabeza te susurra cosas al oido, es cosa de preocuparse. Si que te afecta la convivencia sí...

:-D

Que te vaya bonito illa. No pienses demasiado las cosas. Pensar es feo, vivir no.

CAVA dijo...

HOLA:

YA VERAS QUE TODO ESTARA DE MARAVILLA, TU HECHALE GANAS SE QUE TE IRA MUY BIEN, LO SIENTO.
UN BESO.

illa dijo...

Jaja, qué bueno pau, ¿Y como lo lleva ella?
¿Sabes qué creo que me influyó tb? Mi idolatración por mi tía, a la que quería igualar cuando era pequeña..y que en este aspecto era como yo. Quiero decir, ahora soy yo como ella..Bueno, eso. Pero intento cambiar eh?

Sí misscronic, todo se basa en una buena comunicación (casi siempre), pero bueno, que este primer acercamiento es de sólo un mes, la verdadera suerte la necesitaré más adelante, jeje.

:S Bueno zifnab, que me vas a decir tú, que tb tienes tantas certeza! vaya dos entonces:P

Gracias por todos tus comentarios Cava! Eres un encanto! Pero no digas lo siento, porque? Si son buenas noticias poder estar juntos cuanto queramos un mes..Bueno, quitando las horas de trabajo, jeje.
Otro beso para ti.

Visión Perversa dijo...

Suerte y a ser feliz, guapa!