Sigue mis pasos por email ;)

miércoles, marzo 30, 2005

Lujos de nuestro tiempo

No importa lo que digan. Realmente, para mí, el mayor descubrimiento del siglo XX ha sido Internet. Internet y su evolución y amoldamiento al consumo de masas, por supuesto. Pues qué poco debe quedar ya de ese primer uso realizado por el Pentágono...
A mí, personalmente, me facilita la vida enormemente. Me la hace cómoda, me da mayores recursos en todos los aspectos, y es una gran ayuda en la búsqueda de todo tipo de información. Y encima, sirve hasta para debatir sobre esa información que nos interesa. ¡No me digáis que no es la leche!
Yo soy una usuaria forofa de internet. Lo uso para todo. Actualmente le saco el lado más práctico, y me sirve no sólo para desahogarme e incluso volver a sacar poco a poco y tímidamente mi lado creativo perdido mediante este blog..sino para encontrar libros ya agotados que te traen a casa a un módico precio (Como en Casa del libro), poder ir al teatro con descuentos aventajados, así como a hoteles, viajes varios..y descubrir lugares, restaurantes,bares de copas..que seguramente en mi vida habría pisado sino fuera por páginas como Atrapalo, LastMinute, o Le Cool, que nos animan a ir a nuevos lugares, nos descubren interesantes rinconcitos y hasta nos lo facilitan. Incluso tiene un ingrediente de aventura, porque aunque con plano y todo, vas a la aventura a aquel lugar del que únicamente sabes lo que has leído por una página web y, confiada de ti, vas con tu papelillo en la mano metiéndote por calles recónditas y esperando que de verdad ese lugar exista, y si existe, que por favor no sea un antro de mala muerte.
Luego tienes bellísimas experiencias y conoces restaurantes tan encantadores como el Besllum de Martorell (que resulta que tenías al lado y ni conocías), el Cafè Teatre Teatreneu de Barcelona o ves obras impactantes de las que ni hubieras oído hablar.
Y además, fardas, porque estás a la última y te enteras de todo. Vamos, un lujo.
Yo ahora sólo voy al teatro desde Atrapalo, vuelo desde Lastminute, Edreams o parecidos y últimamente compro por internet libros y dvds ilocalizables. Me encanta.

Hasta la poco exitosa en nuestro país venta por catálogo adquiere un nuevo tinte gracias a Internet. Y es que quién me va a negar que no es mucho más cómodo ver tranquilamente en la web de La Redoute todas las prendas del catálogo, y poder hacer el pedido al instante con unos simples clicks. Olvidándote de rellenar incómodos códigos, encontrar buzones, y esperar a que lo reciban.
He descubierto hasta venta por internet de ropa de diseñadores, que si fuera rica ya habría agotado: Net-a-Porter. A ésta voy cuando quiero ponerme los dientes largos.

Instantáneas y prácticas, así son mis compras ahora. Auque aún no todas, claro. Eso sí, tiempo al tiempo:P.

Luego están las descargas de mp3 y películas, ese fabuloso invento tecnológico de un semidios (¿alguien sabe quién fue?) al que habría que rendir homenaje.
Es genial leer en el periódico que Pascual ha sacado un nuevo disco, y esa tarde en tu casa tranquilamente bajártelo y poder disfrutarlo sin más. O encontrar todas aquellas películas del Verdi que nunca puedes ir a ver y de las que nunca se supo en tu videoclub..pero que el dios Soulseek, Mule, Kazaa o lo que sea ya conoce.
Cierto es que para los estrenos muy recientes (tanto de música como de películas) hay que tener paciencia y esperar algunos días, pero bueno, es el único precio que hay que pagar por tener todo a tu disposición en pocos días (ése, y el adsl de Telefónica).
Además, que se dejen de tanta antipiratería porque está claro que a cualquiera, si un disco o una película le encanta..se la compra, o irá al cine a disfrutarla mejor. Otra cosa es que te guste pero tampoco te apasione (que suele ser lo común), pero eso ha pasado siempre y solo acabábamos comprando lo que tenía la prima Maria y nos había encantado (al menos yo)

Bueno, el caso es que yo casi encuentro únicamente ventajas en esto de Internet.

Porque luego está el messenger, también gran invento, pues no hay nada más cómodo que dejar el móvil aparcado por unas horas y tener localizables a todos los contactos que de verdad te interesan..(y esto en épocas de exámenes era lo más eficaz, cualquier duda era saldada en segundos).
Y los foros como Mondofriki, en los que si participas y les coges el gusto acabas aprendiendo muchísimo, evolucionando como persona y de paso conociendo (aunque solo sea virtualmente) gente interesantísima.
Ya no hablo de los chats..porque hace años que no chateo y no sé como está ahora el asunto, pero bueno, también servía de divertimento y hay parejas que se conocieron así -_-.

Supongo que en general lo que habría que enseñar a la gente es a sacarle partido a las nuevas tecnologias. Educación, que es lo que siempre hace falta, y no censura.
Si es que al final siempre llego a las mismas conclusiones..

2 comentarios:

Santi Benítez (Sun_Tsu) dijo...

En realidad el intercambio de archivos a través de la red es de muy antiguo, pero existía el problema de que la conexión se rompiera, entonces tenías que comenzar de nuevo, y te hablo de cuando las conexiones eran todavía de muy bajo intercambio (velocidades que harían reir a cualquier chiquillo con ADSL hoy día) y discos duros que había que vaciar de archivos a medio descargar.
La verdadera revolución la comienza Shawn Fanning, que con muy poquitos años, se encierra en un hotel de mala muerte y después de horas y horas de trabajo, de noches sin dormir aporreando un teclado (un año completo), crea un programa de peer to peer que permitía el intercambio de archivos, en principio música, cosas de la época, dando totalmente igual que la conexión se rompiera. Cuando se retomaba la descarga comenzaba en el mismo punto en el que se había dejado. Daba igual la velocidad de conexión que tuvieras. Y además, podías borrar desde el programa los archivos que estuvieran a medio sin tener que buscarlos por todo el disco duro.
Nació Napster. Muchos no lo creeran, pero ese pequeño programa hecho en C ha revolucionado nuestra forma de intercambiar cultura y, por lo tanto, de entenderla; desde música, libros, cine a cualquier tipo de archivo que se pueda imaginar.
Mucha gente piensa que el intercambio de archivos, ya sean musicales o de video hacen que los artistas pierdan dinero. Eso no es cierto. Un músico con lo que de verdad gana dinero es con los conciertos, el royalty que consigue a través de la sociedad de autores o a través de la discográfica por la venta de discos es mínimo. En cuanto al cine pasa lo mismo, un actor gana el sueldo que le pagan por hacer la película, nada más. Quien sufre, y lo llamo sufrir por llamarlo algo, ya que las pérdidas son insignificantes teniendo en cuenta los beneficios que consiguen con la venta de un solo CD (con la venta de uno pagan el costo de 15), son las empresas discográficas y las productoras de cine (empresas que también hay que echarles de comer aparte, normalmente, si una película no logra cubrir en el fin de semana de su estreno el costo, no es rentable. En el último año ha habido menos de un 3% de películas no rentables. Increible, ¿no?).
De todas formas, bajo mi punto de vista, la cultura debería ser gratuita. Pero sólo es el punto de vista de un asiduo del aMule (que uso linux).
Un beso filósofa.

Insomnio dijo...

Lo que pasa es que illa hace propaganda de Mondofriki para que asi le pongan un rango personalizado ^_^

Un beso, wapa!